Que suene el himno del Athletic

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Fiesta de San Sebastián. Llueve con violencia sobre la plaza de la Constitución. La tamborrada de la Unión Artesana se arranca con el 'Txuri Urdin'. Y el pueblo realista, prietas las filas, empapado hasta los huesos, canta. Canta a toda velocidad y la sabiduría popular entierra el nuevo himno melódico de la Real. Anoeta no es el Musikverein de Viena. El club reacciona: el sábado contra el Athletic habrá un himno «con más ritmo» (La plaza también canta 'aurrera mutilak' en vez de 'aurrera Reala', pero eso se deja correr, con buen criterio).

Solucionado el problema con el himno de la Real, hay que ser ambiciosos y el sábado debe sonar también en Anoeta el del Athletic, y a todo volumen, porque es nuestro. No es una historia nueva. Tiene más de un siglo. El 'Altza Gaztiak', melodía que sirve de himno para los amigos rojiblancos, está basado totalmente en el 'Aupa Mutilak' del compositor hernaniarra José de Olaizola.

Estrenada en Zarautz en 1905, publicada en la revista 'Txistulari' en 1929 y registrada en 1973 por la familia Olaizola. Cuando en 1983 el Athletic encargó a Carmelo Bernaola la composición de un himno oficial, este adaptó la pieza guipuzcoana. Se le añadió la letra de Antton Zubikarai y listo. Según el exdiputado Iñaki Galdos -que descubrió el pastel y levantó la liebre- «se trata de un expolio cultural», «de una apropiación indebida».

El 'Altza gaztiak' está basado totalmente en el 'Aupa mutilak' del hernaniarra Olaizola

El Athletic pidió en 1983 un himno a Bernaola; este adaptó la pieza guipuzcoana y listo

Pero tampoco hay que reprochar gran cosa al Athletic, porque no es fácil acertar con las canciones del fútbol. Por ejemplo, en Anoeta se ha dejado de cantar el 'Txoria txori' de la grada de animación. En este caso, por error. Porque la canción es perfecta para un estadio, pero no para animar en medio del fragor de la batalla. Tenía que haber sido como el 'You'll never walk alone' de Liverpool, pero el de verdad. El de los 60 y 70.

Parece épico, pero en realidad no es más que una cancioncilla de Gerry & The Pacemakers, que eran amigos de los Beatles pero no eran los Beatles. Ni siquiera fue idea de Anfield. Se empezó a cantar en Glasgow, en el campo del Celtic. Hoy es otra cosa, un artículo de lujo, pero al principio, el 'You'll never walk alone' era un grito emocionante que surgía de las tripas del Kop -el mítico fondo popular de Anfield- cuando la derrota era inevitable. Perdía el Liverpool 0-3 a falta de dos minutos para el final y la grada empezaba a cantar Walk on, Walk on, With hope in your heart, And you'll... Esa comunión, ese orgullo de clase obrera, ese capear hombro con hombro el temporal (When you walk through a storm hold your head up...) era la magia de Anfield.

Eso mismo podría ser el 'Txoria txori' si se cantase en su momento, que no es este sábado. Para días así, de fiesta y victoria, mejor el himno. El 'Altza Gaztiak' no esta mal, guipuzcoano como tantas de las mejores cosas del Athletic, pero no tiene nada que hacer con el nuevo 'Txuri Urdin' para ir a la guerra. La plaza de la Constitución lo dejó claro. Aurerra mutilak. O lo que sea.

 

Fotos

Vídeos