Asier Illarramendi abandona ayer el césped del José Luis Orbegozo camino del vestuario. / IÑIGO ROYO

Real Sociedad La vieja normalidad de Asier Illarramendi

El capitán participa en una sesión de lo más agresiva pero completa algún ejercicio al margen y se retira antes de tiempo junto a Zubeldia

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA San Sebastián

Debía de estar el bueno del doctor Javier Barrera, observador perspicaz desde la banda, pensando aquello de que «¡cómo vamos a integrar a los que salen de la enfermería en esa jauría!». Los futbolistas se daban cera sobre el césped del José Luis Orbegozo. Seguían las órdenes del míster, a quien daba igual los gritos y los jugadores que