Real Sociedad

Alerta roja ante los recién ascendidos

Llorente, Willian José y Aritz aparecen en la visita de enero a Vallecas en la que el brasileño rescató un punto para la Real después de ir perdiendo por 2-0. :: /ACERO
Llorente, Willian José y Aritz aparecen en la visita de enero a Vallecas en la que el brasileño rescató un punto para la Real después de ir perdiendo por 2-0. :: / ACERO

La Real solo ha ganado fuera cinco partidos de los 24 que ha disputado en las ocho últimas campañas ante rivales que acababan de subir

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

A la Real Sociedad siempre se le han dado mal los equipos ascendidos. En casa y fuera. El domingo se encontrará con uno de ellos, el Mallorca, que viene de arrancar la Liga con un triunfo ante el Eibar y quiere seguir con la excelente dinámica que trae en Son Moix, donde el curso pasado solo perdió dos partidos, ante el Albacete y el Málaga. El cuadro txuri-urdin necesita dar continuidad al buen resultado logrado en Mestalla, ya que el siguiente compromiso también será a domicilio, en este caso en Bilbao.

Un repaso a la historia nos indica que este tipo de partidos contra los que acaban de subir nunca se le han dado bien al cuadro blanquiazul. De hecho, la estadística de las ocho últimas temporadas es demoledora, pues fuera de casa solo ha sido capaz de ganar cinco de los 24 encuentros en los que se ha medido a conjuntos ascendidos. Pero no acaba ahí la cosa, porque de las once derrotas que sufrió, cinco fueron por tres o más goles, algo a todas luces injustificable.

Goleadas sonrojantes

Tan pobre bagaje extraña si se compara la trayectoria histórica del equipo guipuzcoano con la de alguno de estos rivales que le han pintado la cara. La Real es el octavo mejor conjunto en los 89 años de la Liga y algunos de los que le han goleado no se acercan ni de lejos a su tradición en Primera, casos del Rayo Vallecano (22º), Granada (24º), Levante (30º) o Almería (38º).

Este repaso se inicia en la campaña 11/12, la segunda en la máxima categoría tras el ascenso de 2010. Con Montanier en el banquillo se vivieron dos de esas afrentas históricas ante el Rayo Vallecano (4-0) y el Granada (4-1). En Vallecas los goles de Michu (2), Piti y Trashorras humillaron a un once blanquiazul que estuvo compuesto por Bravo; Carlos Martínez, Demidov, Iñigo, De la Bella; Markel, Mariga, Zurutuza; Prieto, Griezmann y Vela. Illarramendi y Mikel González salieron en la segunda parte. Prácticamente el equipo que un año más tarde acabó cuarto la Liga y se clasificó para la Champions.

En febrero repitió fiasco en Granada, aunque entonces tuvo la excusa de sufrir la expulsión de Illarramendi en el minuto 44 con 1-1 y jugar la segunda parte con uno menos. Sí fue capaz de ganar, al menos, en la visita a otro de los ascendidos, el Betis (2-3), con aquel gol de Iñigo en el descuento desde el centro del campo que salvó la cabeza de Montanier.

En el curso 12/13, también con el francés como entrenador, empató en Valladolid (2-2) después de adelantarse dos veces en el marcador y en Balaídos (1-1), mientras que ganó en la última jornada al Deportivo (0-1) con aquel gol de Griezmann que certificó el pase a la Champions.

A la Real de Arrasate se le dieron bastante peor estos partidos. En la 13/14 fue goleada por el Villarreal (5-1) y perdió un partido increíble en Almería (4-3) en el descuento tras ir ganando por 1-2. El marroquí Hicham, que salió en el minuto 87 y no volvió a jugar más en Primera -ahora lo hace en Segunda B- fue su verdugo. En Elche rascó un empate (1-1) gracias a un gol al final de Vela. En la apertura del curso 14/15 cayó también ante el Eibar (1-0) con aquel gol de falta de Javi Lara en vísperas de viajar a Krasnodar. Y dos semanas antes de ser destituido, un empate en Córdoba (1-1) conseguido por Xisco con la mano en el 87 colocó al técnico en la picota.

David Moyes debutó en Riazor con 0-0 ante un Deportivo que acaba de regresar a Primera. Fue aquel partido en el que no sabía los nombres de varios de sus jugadores. En la 15/16 el escocés perdió en las visitas al Betis (1-0), y eso que los verdiblancos jugaron toda la segunda parte con uno menos, y el Las Palmas (2-0). Esta última significó su adiós a la Real después de un partido paupérrimo de los suyos.

6 años para ganar un partido

Eusebio tomó el mando en noviembre de 2015 y el 22 de enero de 2016 se llevó la mayor goleada de su etapa en San Sebastián al caer derrotado en El Molinón por 5-1. Toni Sanabria, un chaval entonces de 19 años, le hizo tres goles. Hubo que esperar hasta el 27 de agosto de 2016, cuando la Real llevaba seis años en Primera, para encontrar la primera victoria ante un ascendido fuera de casa. Fue en Pamplona por 0-2 con goles de Juanmi y Unai García, en propia puerta. Osasuna descendió por la vía rápida. También con Eusebio venció dos meses más tarde en Leganés (0-2) con tantos de Willian José y Xabi Prieto. Ya no lo haría más, porque ese curso lo cerró con derrota en Vitoria (1-0) con tanto de Deyverson tras jugada de Theo.

En la 17/18 la Real se llevó una bofetada de realidad en el campo del Levante (3-0) después de un brillante arranque de curso en el que había firmado de forma consecutiva tres triunfos de Liga y uno en la Europa League. Llegó crecida al Ciutat de Valencia y le bajaron de la nube de un plumazo. Asimismo perdió por 2-1 en Getafe cuando ganaba a falta de un cuarto de hora y solo pudo empatar en Girona (1-1), también después de ponerse por delante en el marcador.

El curso pasado Asier Garitano logró vencer en Huesca (0-1) merced a un buen gol de Merino desde fuera del área, mientras que Imanol tuvo que hacer frente a las visitas a Vallecas (2-2) y Valladolid (1-1), saldadas con sendos empates poco brillantes. Con semejantes precedentes, es de esperar que la Real no se confíe de cara a este partido.

Más