Real Sociedad

Árbitro, qué ganas tenías

Theo pide explicaciones a Iglesias Villanueva tras haberle expulsado mientras que Aritz trata de frenar a su compañero. / ALTERPHOTOS ACERO
Theo pide explicaciones a Iglesias Villanueva tras haberle expulsado mientras que Aritz trata de frenar a su compañero. / ALTERPHOTOS ACERO

Una Real heroica, con nueve futbolistas, gana un partido igualado que decide Mikel Merino

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

Cuando acabas con nueve fuera de casa y ganas, suena a heroica. La Real de ayer lo fue. El Huesca, ahora mismo, es poca cosa, pero la Real hizo lo que debía para ganar. Un remate a puerta, un gol, y tres puntos.

Pero es que, además, el mayor enemigo que tuvo en el campo no fue el Huesca. Que me cuenten lo que quieran del VAR. El mayor enemigo que tuvieron los de Asier Garitano anoche en El Alcoraz fue el colegiado. Iglesias Villanueva. No sé ustedes, yo le vi con muchas ganas. Y lo peor es que no me sorprendió, porque le conozco. Pero ojo, porque la victoria es más que importante.

Por primera vez desde hace unos cuantos meses, la Real acabó con la puerta a cero. Y por segunda vez en cuatro partidos fuera de casa, la Real sumó su segunda victoria. Ya saben lo que pienso. En los diez primeros partidos de Liga, dame puntos y llámame tonto. Y la Real tiene siete de quince, con cuatro partidos fuera. Ni tan mal.

La Real ha jugado cuatro partidos fuera, de los que ha ganado dos y empatado uno LO MEJOR

¿La cantera? Bien, gracias

Ayer en Huesca jugaron ocho canteranos. Lo digo porque el debate que se suscita cada año es si la Real tiene más o menos jugadores de cantera. Lo ideal es que todos sean de casa, pero no hay un solo equipo en la élite futbolística capaz de conseguirlo.

El colegiado, que expulsó a dos realistas en un partido en el que no dieron una patada LO PEOR

Siempre he defendido que lo primero es Zubieta, y me extraña que se ponga en tela de juicio la apuesta actual. Que yo sepa, en los últimos años no solo han debutado unos cuantos canteranos, sino que se han consolidado e incluso alguno ya ha sido traspasado por una millonada. Ahí están Odriozola, Oyarzabal, Guridi, Zubeldia, Bautista, Kevin, Gorosabel, Aritz y Zaldua hace no tanto tiempo, Sangalli ahora y el malafortunado Merquelanz, por ejemplo.

¿Cuál es el problema entonces? El problema es que, del tirón, casi sin darnos cuenta, se ha ido casi una generación entera, aquella con la que hace ocho temporadas regresamos a Primera División y otros jugadores clave.

El gol de Merino, en el único remate a puerta de los blanquiazules, pero qué remate LA CLAVE DEL PARTIDO

En poco más de un año hemos perdido a Toño, Odriozola, Carlos Martínez, Iñigo Martínez, Yuri, Xabi Prieto, Markel, Agirretxe..., a De la Bella y a ¡Carlos Vela! Sustituir en catorce meses a diez jugadores -¡que han disputado entre todos 2.069 partidos con la Real!- por jóvenes de abajo es imposible si se quiere competir por estar en Europa.

Analizar las causas

Por eso, no vale contar cuántos jugadores de casa y de fuera hay, sino analizar las causas de que ahora el número esté igualado. Lo importante es que el Sanse aporta y no he escuchado a nadie decir qué jugadores hay en el filial que deberían estar en la Real.

Entre todos los jugadores que se han ido en apenas 14 meses suman ¡2.069 partidos con la Real! EL DATO

Esta temporada, por las circunstancias señaladas, la plantilla es paritaria, pero no porque no se confíe en la cantera. Es algo coyuntural, no estructural. Las cosas se han dado así, además agravadas por las lesiones. Y hay que competir con el mejor equipo posible. En esta Liga no hay bromas y conviene sumar a menudo.

 

Fotos

Vídeos