Real Sociedad

Si Aranbarri juega en Liga no puede volver con el Sanse

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Las bajas por lesión de Zubeldia y Le Normand han dejado sin red de protección a la posición de central en la Real. Imanol solo cuenta con Aritz y Pacheco para esta demarcación, recursos suficientes siempre y cuando no sufran ningún contratiempo en forma de expulsión o padezcan problemas físicos.

En este escenario, el técnico oriotarra ha echado mano esta semana en Zubieta de los jugadores del Sanse Urko González de Zárate y Aritz Aranbarri para poder doblar cada puesto en la plantilla. Los dos jugadores ya han debutado en el primer equipo a las órdenes de Imanol. Urko ha actuado como pivote las dos veces que ha jugado con los mayores, pero la posición de central no es extraña para él ya que la temporada pasada jugó en esta ubicación con el Sanse en Segunda. Aranbarri, por su parte, jugó de lateral hace dos cursos en Balaídos, pero su hábitat natural se halla en el eje de la zaga.

Sin embargo, existe un problema con el azkoitiarra, ya que al ser mayor de 23 años –tiene 24– no puede jugar en Liga con el primer equipo con ficha del filial. Esta norma no afecta en Europa. Por esta cuestión, lo más probable es que sea Urko –21 años– quien finalmente viaje a Girona ante la falta de recursos en la posición.

Imanol habló sobre esta circunstancia en rueda de prensa: «Si Aranbarri juega ya no puede volver al Sanse, pero en Europa sí podemos echar mano de él. Tenemos la posibilidad de Urko, que algunas veces lo he puesto de central y otras de mediocentro. También pueden jugar Diego Rico o Zubimendi. Hay que adaptarse».