Nuevo Anoeta

Aperribay calma a la Liga y al Barcelona por el tema de Anoeta

Anoeta, obras Anoeta
Estado de los trabajos de los accesos peatonales de la Tribuna Este, la más próxima al Xanti, ayer por la mañana. / Arizmendi

«Nadie dijo que sería fácil llegar al día 15 para jugarse el Real Sociedad - Barça pero se va a llegar. Estamos ocupadamente tranquilos», advierte el presidente txuri-urdin. Una delegación de la LFP supervisará el lunes el estado de las obras

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

En la Real Sociedad están convencidos de que se va a poder jugar con garantías el partido ante el Barcelona programado para el sábado 15 de septiembre en el renovado Anoeta y así se lo ha hecho saber a los responsables de LaLiga en las continuas conversaciones que mantienen en los últimos meses, y de forma indirecta al Barcelona.

El presidente Jokin Aperribay reiteró ayer que la planificación de obra marcha según lo previsto y que todas las partes implicadas en la remodelación están trabajando «intensamente» para que ese día se pueda jugar el partido sin problema ninguno, por más que hoy en Anoeta sigan ganando por goleada los andamios y parezca difícil imaginar que en breve se podrá jugar un partido del máximo nivel. «Nadie dijo que sería fácil llegar al día 15, pero se va a llegar. Estamos ocupadamente tranquilos», advirtió.

Aperribay se pronunció en estos términos tras celebrarse ayer por la mañana la enésima reunión de seguimiento de las obras del estadio y tras conocerse que LaLiga ha remitido al propietario del estadio, Anoeta Kiroldegia, un escrito en el que le invita a poner todos los medios a su alcance para llegar a tiempo y anuncia que el lunes una delegación de LaLiga se trasladará a San Sebastián para comprobar in situ cuál es el estado exacto de las obras. No hace mucho, el pasado mes, el propio presidente de LaLiga, Javier Tebas, recorrió el interior del estadio y alabó el trabajo que estaba realizando la Real.

LaLiga (y también la Real Sociedad) quiere evitar que se repitan episodios como los vividos en el campo en obras de Vallecas, en el que un niño se precipitó por un agujero sin consecuencias, y en el Nuevo Zorrilla de Valladolid, donde el césped se levantó hasta poner en peligro la integridad física de los futbolistas. «Nos han dicho las cosas que debemos cumplir con ellos para que el partido se realice. La presión en estos últimos cuatro meses está siendo brutal, pero pensamos que vamos en plazo», reiteró Aperribay.

La previsión es que el lunes mismo por la tarde se empiecen a poner los tepes de césped y que para el jueves este trabajo esté terminado. Quedarán nueve días hasta el día del partido y por tanto habrá tiempo suficiente para que la hierba enraíce. El presidente confirmó que el miércoles 12 se jugarán dos partidos diferentes en Anoeta para probar tanto el VAR como las cámaras televisión «y que todo funcione a la perfección». Será un partido amistoso de las categorías inferiores y un suave entrenamiento del primer equipo.

Más sobre el estadio de Anoeta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos