Hemeroteca El derbi también se jugó en las familias

DV reunió cuatro casos que planeaban vivir la final entre la Real Sociedad y el Athletic con rivalidad pero sobre todo cariño y respeto

DV

Rivalidad casera, con buen ambiente y con el objetivo de «disfrutar». Así vivieron cuatro familias el derbi de hace un año que enfrentó a la Real Sociedad y el Athletic en la final de la Copa del Rey de 2021. Las familias Diz-Calegain, Zaldua-Salcedo, los hermanos Carlos y Óscar, y Manu Casado y Susana Tapia explicaron a DV su sentir y cómo afrontaban el encuentro.

El pique sano, habitual en derbis previos, alcanzó su cota más elevada el 3 de abril. Eso sí, siempre primando el respeto y la deportividad. Todos querían ganar y esperaban que su equipo lo hiciera, sin olvidar nunca que aquel que tenían cerca iba a ver cómo perdería su equipo ante el eterno rival. Por eso, alguno advertía de que «quien pierda irá triste a dormir; pero le daremos un abrazo» o señalaban a un tercer familiar como mediador en la disputa.

La mayoría apreciaba que la Real «llegaba más fuerte» a la final, aunque todos afirmaban que un derbi siempre es distinto y poco vale todo lo previo. Por ello auguraban un encuentro muy disputado y en el que sufrirían seguro.

Portada de El Diario Vasco del 1 de abril de 2021