Real Sociedad

«El 3-5-2 es vulnerable en los espacios»

«El 3-5-2 es vulnerable en los espacios»

Cuatro técnicos guipuzcoanos analizan la nueva propuesta de Eusebio que regresa a Anoeta el lunes | Destacan que hay que buscar superioridades en banda y que el riesgo radica en los duelos entre los centrales realistas y los dos puntas del Girona

AXEL GUERRA SAN SEBASTIÁN.

Si a un aficionado le preguntaran por el trabajo de Eusebio Sacristán en la Real Sociedad, a buen seguro que hablaría del estilo y el sistema de juego que implantó en el equipo txuri-urdin los 29 meses que permaneció en el banquillo de Anoeta. Durante este tiempo, la propuesta del entrenador lasecano giró en torno al balón y la posesión. Además, apostaba por un conjunto dispuesto a jugar siempre de la misma manera independientemente del rival que tuviera en frente y con un sistema 4-3-3 innegociable, incluso en los momentos más delicados cuando el equipo se desangraba por su fragilidad defensiva, sobre todo, en las transiciones.

El pucelano regresa el lunes a Anoeta como rival (21.00 horas, Gol). Lo hará al frente de un Girona en el que comenzó la temporada fiel a las ideas que trabajó en Zubieta, pero que con el paso de las jornadas ha variado hasta regresar a la propuesta con tres centrales, cinco centrocampistas y dos delanteros con las que el equipo gerundense ascendió a Primera y logró la permanencia. La fórmula ha funcionado porque el conjunto catalán mejoró su inicio de liga respecto a la campaña anterior en la que debutó en Primera y aún no conoce la derrota a domicilio, después de ganar en Villarreal y lograr dos empates: uno histórico contra el Barcelona en el Camp Nou y otro frente al Huesca. Cuatro técnicos guipuzcoanos analizan los puntos fuertes y débiles del nuevo Girona de Eusebio.

«Hay que estar atentos a los duelos individuales» Aitor López Rekarte, Deusto

Aitor López Rekarte analiza al Girona «desde la distancia» y prefiere hablar de los jugadores por encima de los sistemas, porque estos «son una fotografía de un momento concreto». El arrasatearra destaca del esquema gerundense la presencia de dos puntas. «Durante mucho tiempo la mayoría de equipos han jugado con un delantero y eso generaba unos mecanismos defensivos que ahora hay que actualizar porque ante una dupla de delanteros no valen», explica. A su parecer, tácticamente el partido tiene «muchas claves», pero se centra en una: los duelos en las áreas. Si Eusebio mantiene la apuesta de jugar con Stuani y Portu arriba, estarán emparejados con los dos centrales txuri-urdin. «Hay que estar muy atentos a los duelos individuales, evitar inferioridades. Los marcajes tienen que estar claros», explica. Especial vigilancia merecerá el uruguayo, pichichi de LaLiga con ocho goles, y del que depende gran parte del poder ofensivo equipo gerundense, que solo ha marcado dos tantos más. En el bando de la Real Sociedad, Garitano tiene a sus cuatro delanteros a su disposición y entiende que la elección de quiénes jugarán dependerá «del garrote y el hambre» con los que les vea en Zubieta. En su elección, el exrealista tendría en cuenta que «el rival juega con tres centrales. Hay que buscar gente con movilidad para provocar que los defensas salgan a zonas menos cómodas y surjan huecos».

«Su debilidad está a la espalda de sus carrileros» Juan Domínguez, Real Unión

El entrenador del Real Unión «quiere pensar» que a pesar del cambio en el dibujo táctico, Eusebio apuesta porque su equipo «la pase mucho», como cuando dirigía al equipo blanquiazul. Subraya que en un enfrentamiento entre dos conjuntos con sistemas opuestos, uno de los puntos calientes para decantar el partido va a estar en el pulso por lograr superioridades en diferentes zonas del campo y donde se genere un espacio para aprovecharlo. «Si el Girona ataca mucho, la debilidad más clara está en la espalda de sus laterales en esos espacios está su vulnerabilidad. Además, sus tres centrales -Bernardo, Alcalá y Juanpe -son corpulentos y no especialmente rápidos. Ahí que aprovecharlo», explica el donostiarra. Como López Rekarte, insiste en darle más protagonismo a los jugadores que a las cuestiones tácticas porque «en la pizarra los entrenadores siempre ganamos»

«Si manejan el balón, que sea en campo contrario» Carlos García, Pasaia

Carlos García dirige al Pasaia de Tercera y en su opinión el cambio del sistema que ha realizado el entrenador pucelano se debe a dos motivos. «A los problemas que tenía con las transiciones cuando perdía el balón y el perfil de jugador con el que se ha encontrado en Montilivi». Bajo su punto de vista, se trata de un sistema «complejo» en el que hay «muchas» variantes. Entre sus puntos débiles pone uno encima de la mesa: «Te pueden generar mucho peligro por fuera». Reconoce que ofensivamente es una propuesta que refuerza la idea de Sacristán gracias a la superioridad numérica en el centro del campo. «Jugar con cinco en el centro del campo le ayuda en su idea de dominar, de realizar una presión alta para recuperar cuanto antes tras pérdida...», aunque advierte que tener que esa superioridad es solo algo «matemático» y no garantiza «nada porque es necesaria una buena colocación y ocupación de los espacios, sincronía en los tiempos... porque de lo contrario quedas más expuesto». Insiste en este punto. «Si la Real Sociedad juega con extremos naturales, ellos van a sufrir mucho a la hora de volver. Hay que conseguir robar y salir rápido al contragolpe, con los laterales podría generar muchos problemas». En este punto señala dos nombres. «Oyarzabal y Sangalli están en un buen momento y hay que aprovecharlo». Entre las claves para sacar el partido adelante, en primer lugar señala que es necesario «defender bien» para evitar «volverse loco» con su manejo de balón. «Si lo hacen, que sea en campo contrario».

«Eusebio ha tenido la cintura que aquí no tuvo» David Muñoz, Zarautz

Lo primero que le llama la atención a David Muñoz, entrenador del Zarautz de División de Honor regional, de la etapa de Eusebio Sacristán en el Girona es que «ha tenido la cintura que aquí no tuvo». Entiende que no abandona sus señas de identidad «porque quiere tener algo más la pelota y dominio que el Girona de Machín», pero ve signos de flexibilidad en sus planteamientos. «Está buscando un término medio. Un equipo que no sufra tanto defensivamente y que cuando le toque pueda salir jugando». En su opinión, el mayor peligro del Girona va a estar en situaciones que se generen «por errores nuestros en fase de iniciación o segunda zona». En cualquier caso, el de Lasarte-Oria cree que la Real Sociedad «haría bien» si en los partidos de casa se preocupara «más» de ella que de los rivales a los que se enfrenta. «Me gustaría más ver un planteamiento dirigido a hacer más que a que no te hagan», aunque reconoce que esta fórmula «funciona» cuando los blanquiazules han jugado a domicilio. De hecho, lejos de Anoeta han sumado diez de los once puntos que acumulan en las ocho jornadas disputadas. Advierte que uno de los puntos a los que deben prestar atención los de Asier Garitano son las vigilancias cuando juegue en campo contrario, «para que con un robo y un pase no se presenten en nuestra portería porque tienen gente rapidísima». De la labor que está haciendo el técnico blanquiazul valora que es «consecuente y premia a los que trabajan bien». Cree que para lograr un buen resultado será necesario «acertar» en las ocasiones que pueda haber «porque si nos adelantamos, Garitano ya ha demostrado que se maneja bien en estas situaciones. Ya lo demostró en el derbi de Bilbao. El Athletic tenía el balón pero se estaba jugando a lo que quería la Real, era la que estaba cómoda y mandaba sobre el césped».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos