Repaso a la temporada

Análisis detallado uno por uno de la plantilla de la Real Sociedad

Los jugadores de la Real Sociedad, durante el último entrenamiento de la temporada. /Lobo Altuna
Los jugadores de la Real Sociedad, durante el último entrenamiento de la temporada. / Lobo Altuna

Zubeldia y Oyarzabal, dos jóvenes canteranos, han sido los mejores de la temporada

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ
Rulli Una segunda vuelta a gran nivel

El argentino ha ofrecido desde enero su mejor rendimiento en los cinco años que lleva en San Sebastián, manteniendo la portería a cero en uno de cada tres partidos. Su trabajo a las órdenes de Luis Llopis ha dado sus frutos, ya que ha mostrado una evolución importante en las acciones de uno contra uno, en la velocidad de reacción bajo palos y en el juego aéreo.

Moyá Competencia para la portería

Su presencia ha elevado la competencia bajo palos y suya es también buena parte de la responsabilidad del notable rendimiento de Rulli. Cuando le tocó jugar en la primera vuelta demostró ser un portero de garantías en los once partidos que jugó, transmitiendo seguridad a la defensa. Una lesión le mandó al banquillo en navidades.

Zaldua Ha regresado más maduro

Su paso por el Leganés le vino bien para recobrar sensaciones, ya que ha sido la temporada de las cinco que ha estado en la Real que más continuidad ha tenido, superando los 2.000 minutos de juego. Suyo ha sido el lateral derecho, donde se ha caracterizado por su seguridad defensiva y su capacidad para sumarse en ataque. Su gol al Real Madrid fue el premio a un buen curso.

Gorosabel En blanco por una lesión en el pie

Una lesión en el quinto metatarsiano del pie izquierdo le ha tenido cinco meses de baja y le ha hecho perderse la segunda vuelta. En la primera aprovechó bien sus oportunidades cuando Zaldua se ausentó con un gran partido en el triunfo en San Mamés en el que anuló a Yuri. Aún tiene que recuperarse plenamente.

Aritz Consolidado como central

Por primera vez en su carrera profesional ha tenido continuidad como central y ha ofrecido unas prestaciones notables. Sus condiciones físicas le permiten jugar lejos de portería y corregir al compañero cuando es necesario con su rapidez. Agresivo en los balones divididos, ha dado un paso adelante en la salida de balón. Marcó el primer gol del nuevo campo de Anoeta.

Llorente 2019 ha sacado lo mejor de sí

No hizo una buena segunda vuelta el curso pasado y en éste se rompió el peroné en la segunda jornada, lo que le tuvo de baja dos meses. Sin embargo, a partir de enero ha sido otro jugador, ofreciendo un nivel muy alto que le ha llevado a la selección y firmando partidos excelsos como el derbi en Anoeta y el del Camp Nou.

Navas Otro año limitado por las lesiones

Lleva dos temporadas perseguido por las lesiones. Esta vez han sido unas molestias en la rodilla las que le han impedido formar más de 15 partidos como titular. Cuando ha jugado el equipo ha agradecido su dominio del juego aéreo, colocación y serenidad con balón, pero ha sido el central de los cuatro que menos ha participado.

Héctor Moreno Experiencia y clase en el eje de la zaga

El central mexicano ha ofrecido un buen rendimiento cuando se le ha necesitado. Fue fijo con Garitano y ha terminado siendo uno de los más destacados en la recta final de Liga. Su facilidad para iniciar la jugada en ataque y su colocación y sentido de la anticipación en defensa le hacen un centraol uy completo. En una plantilla tan joven se agradece mucho su experiencia.

Theo Desbordado atrás y sin romper arriba

El gran nivel que ofreció en el Alavés hace dos años provocó su fichaje por el Madrid. Su cesión se enmarcó en el deseo de reforzar el lateral izquierdo, pero la realidad no ha respaldado la teoría. Defensivamente ha sido el principal agujero de una zaga que ha rendido bien y en ataque tampoco ha desequilibrado lo que se esperaba de él.

Kevin Solo ha podido jugar cinco partidos

Comenzó a la sombra de Theo pero tuvo una oportunidad con la sanción de cuatro partidos que le cayó al francés por su expulsión en Huesca. La aprovechó y rindió a muy buen nivel durante cinco jornadas, con especial mención a su partido en San Mamés. Pero entre el regreso de Theo y dos lesiones musculares apenas ha jugado media hora desde octubre.

Zubeldia La confirmación de un gran futuro

Ha sido el más regular de la temporada y ganador del DV de Oro. Solo Oyarzabal le ha superado en minutos jugados y ha sido una pieza básica tanto para Garitano como para Imanol. Su presencia permitió sobrellevar las ausencias de Illarramendi y Zurutuza y que el centro del campo no se viniese abajo.

Illarramendi Su peor año en la Real

Mermado físicamente desde pretemporada, nunca ha ofrecido su mejor versión. El estilo de Garitano no beneficiaba sus condiciones pero cuando parecía que despegaba en 2019 se rompió el aductor derecho en Mestalla y dijo adiós a la Liga a falta de tres meses. Las visitas al Bernabéu y Vallecas son de los pocos partidos en los que rindió a su nivel habitual.

Zurutuza Empezó suplente y acabó lesionado

Ha sido la temporada que menos ha jugado de las tres últimas. Empezó siendo suplente con Garitano –solo fue titular en cuatro de las doce primeras jornadas– y se perdió los dos últimos meses por una lesión muscular. Eso sí, fue indiscutible en los mejores momentos del curso en los que demostró la clase que atesora.

Pardo Ha recuperado sensaciones

Después de dos años inédito con Eusebio ha recuperado cierto protagonismo, siendo titular en 17 partidos entre Liga y Copa. Ha recorrido el camino inverso a Zurutuza, ya que ha jugado más al inicio y al final de temporada, donde las lesiones de varios compañeros le abrieron un hueco en el once que aprovechó. Marcó el gol que refrendó el histórico triunfo en el Bernabéu.

Merino La confirmación de un gran fichaje

Sufrió una lesión en el hombro en pretemporada y se rompió el aductor a finales de septiembre que le tuvo dos meses de baja. No arrancó hasta 2019 pero ha realizó una segunda vuelta a un notable nivel, confirmando que a sus 22 años se trata de un futbolista de un potencial enorme. Ha marcado 4 goles y dado cinco asistencias.

Sangalli Algo más que un debutante

Se ha estrenado en Primera y ha tenido una participación importante en el equipo en determinados momentos. A pesar de que un ictus leve le tuvo cerca de dos meses de baja, ha intervenido en 19 partidos y superado los 1.000 minutos de juego. Su gol en San Mamés valió el triunfo en el derbi, en el que además provocó un penalti. Ha dado también cuatro asistencias.

Januzaj Rendimiento lejos de su talento

Ha sido una de las decepciones de la campaña. Sus números no se sostienen: 15º jugador en minutos totales, 13 partidos solo de titular, un gol en Liga... No ha traducido en rendimiento el enorme talento que tiene. Hay que reseñar a su favor que cuando tuvo cierta continuidad en enero y febrero la Real anduvo muy bien.

Willian José Un curso correcto sin mayores alardes

Ha sido el gran referente arriba y ha superado por tercer año consecutivo la barrera de los diez goles en competición oficial (12) pero no ha llegado a las cifras de los dos años anteriores, cuando hizo 14 y 20 goles, respectivamente. Dos lesiones musculares le han sacado en diez partidos de la titularidad. Ha tenido menos presencia en el área que en otras temporadas.

Oyarzabal El auténtico líder del equipo

Verle celebrar un gol arrancándose casi el escudo de la camiseta es de la mejores cosas que le pueden pasar a un realista. Es el líder del equipo por carácter, sentimiento, compromiso y rendimiento. Ha sido el máximo goleador (14) y ha facilitado también seis asistencias. Su llamada para la selección es un justo premio.

Juanmi Lejos de su mejor registro goleador

Aunque no lo parezca, ha jugado prácticamente lo mismo que los dos años anteriores –alrededor de 1.800 minutos– pero ha marcado menos goles, los 6 de ahora frente a los 10 de la 17/18 y los 15 de la 16/17. En Liga ha sido titular en 16 partidos. Pero no ha soportado ver que Sandro y Bautista han estado por momentos delante de él y ha preferido cambiar de aires.

Sandro Incapaz de hacer un gol

Ya decía Toshack que un delantero sin gol es como un pub sin cerveza. El canario no ha sido indiscutible, es verdad, pero ha totalizado 1.166 minutos entre Liga y Copa sin ser capaz de ver puerta ni dar una asistencia con el esfuerzo que hizo la Real por traerlo. Su entrega, eso sí, ha sido excelente y Anoeta se lo ha agradecido varias veces.

Bautista Otro año con muy poca participación

Lleva tres años en el primer equipo y no ha conseguido hacerse un hueco. Y eso que este curso ha jugado 573 minutos en Liga, más que otras veces, pero solo ha podido marcar un gol, al Rayo en Anoeta. Con Willian José castigado por las lesiones y los problemas que ha tenido el resto de delanteros, es significativo que no haya tenido más presencia y continuidad en las alineaciones.

Merquelanz Capacidad de superación única

El destino le volvió a jugar una mala pasada. Después de estar la segunda mitad de la pasada campaña recuperándose de una rotura del cruzado debutó en Primera en la tercera jornada en Ipurua y al minutos de estar sobre el campo se rompió el otro cruzado. Ha mostrado una capacidad de superación única para volver a estar a punto.