Rueda de prensa

Imanol Alguacil: «Hay que dar un paso adelante en Anoeta para que los aficionados estén orgullosos»

Imanol Alguacil en el entrenamineto de hoy./J.M. López
Imanol Alguacil en el entrenamineto de hoy. / J.M. López

Imanol destaca la importancia del partido contra el Espanyol mañana en Anoeta

Axel Guerra
AXEL GUERRA

«Un partido muy importante». Imanol Alguacil advirtió este domingo en Zubieta lo mucho que se juega la Real Sociedad este lunes por la noche ante el Espanyol en Anoeta. Por encima del valor en puntos de la victoria, el técnico txuri-urdin marcó como objetivo que la afición «salga orgullosa» del estadio. Para ello, el entrenador blanquiazul pidió a sus futbolistas dar un «paso adelante».

El oriotarra reiteró que su equipo tiene ante sí un «reto importante» para corresponder al «gran ambiente» que se ha generado con la remodelación del estadio y advirtió a sus jugadores que es necesario ofrecer «algo más» a sus aficionados de lo que han hecho hasta ahora. En este sentido, Imanol aseguró que la plantilla tiene «claro» este aspecto y el camino que debe seguir. «Sabemos cómo tenemos que salir al campo y cómo se tienen que ir los aficionados de Anoeta: orgullosos porque lo hemos dado todo», afirmó en la rueda de prensa que ofreció en la previa del choque.

«Es muy importante -insistió- sacar el partido adelante para enganchar a la afición, que creo que está enganchada, independientemente de que el equipo hasta el día de hoy no ha correspondido».

Así la cosas, el técnico de la Real Sociedad aseguró que el equipo está «responsabilizado» y calificó de «increíble» el ambiente que se está generando en Anoeta. «Ahora nos toca a nosotros dar ese paso y darle a la afición lo que ellos han dado hasta ahora. Con esa intención vamos a saltar al terreno de juego», afirmó.

Para Imanol el ambiente en el nuevo estadio está siendo «brutal» y desveló que cuando ha acudido a los partidos en compañía de su familia, uno de sus hijos , «el más forofo», le pedía que se pusiera de pie y a animar y «me entraban ganas». «La grada Aitor Zabaleta no para y el resto del campo acompaña. Vamos a ver si somos capaces de generar ese ambiente por lo menos entre los dos», deseó.

El partido de la Real Sociedad ante el Espanyol será el primero que los realistas disputen en su estadio en 2019, después de haberlo hecho en el Santiago Bernabéu en Liga (0-2) y el Benito Villamarín (0-0) en Copa. Dos encuentros en los que el equipo realista dejó su portería a cero. Ante el Espanyol, Imanol deseó que «ojalá» se repita esta circunstancia. «Solo han sido dos partidos, pero eran muy importantes por la entidad de los rivales, porque eran fuera de casa, porque era cortar la dinámica, por muchísimas cosas...», destacó.

«En nuestro estadio tenemos que ser agresivos y arriesgar más en momentos puntuales»

«El ambiente en Anoeta es brutal. Ha acompañado incluso cuando el equipo no ha dado su mejor versión»

El técnico explicó, que después de haber jugado dos partidos a domicilio, será «complicado» que su equipo ofrezca una propuesta similar a la de entonces. «Hemos jugado contra el Real Madrid en el Bernabéu y el Betis, que es de la Liga con más posesión y el segundo de Europa por detrás del Manchester City, en su estadio», recordó al tiempo que subrayó que «hubo momentos en los que estuvimos bien en los dos partidos. Claro que nos gustaría haber sido más poseedores del balón y haber generado más ocasiones. Lo dije antes del primer partido: todos son muy cambiantes y hay momentos para todo».

Rubi destaca el «momento de confianza elevada»· de la Real

El entrenador del Espanyol, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', destacó este domingo el potencial de la Real después de su cambio de técnico. «Ha logrado dos resultados muy buenos contra equipos de la zona alta de la clasificación y no ha encajado gracias a su portero. Está en un momento de confianza elevada y será un encuentro atractivo», auguró.

«Si ganamos nos ponemos con 27 puntos, cerca de Europa y podríamos calificar la primera vuelta como bastante buena», afirmó el preparador catalán.

El entrenador del conjunto periquito explicó que la intención del Espanyol es seguir mirando «hacia arriba» en la segunda vuelta. «Sabemos que no es fácil, pero estamos recuperando poco a poco el nivel», dijo. De hecho, los catalanes han superado una racha de seis derrotas en LaLiga y han empezado el año 2019 con una victoria.

Por otra parte, el técnico del Espanyol valoró las bajas de los centrales Óscar Duarte y Mario Hermoso, lesionados. «A Hermoso le queda poco, y esperamos que Duarte no esté parado mucho tiempo. Hemos trabajado con algún jugador para que pueda actuar en esta demarcación», indicó.

Así las cosas, el entrenador realista quiere ver en Anoeta a una Real Sociedad «agresiva» y que sea capaz de «arriesgar más en momentos puntuales». También que sepa «tener paciencia y elegir e interpretar bien los momentos» que pide cada encuentro. En este sentido, ante el conjunto catalán cree que «se tiene que ver en el campo lo que hay en juego. Vamos a ver si somos capaces de afrontar el partido como se merece y de sacarlo, que es lo más importante».

«Comunión con la grada»

Imanol cuenta con la estadística a su favor cuando se ha sentado en el banquillo de Anoeta. En las cuatro ocasiones que lo hizo la temporada pasada, el equipo se llevó los tres puntos. Entonces, «el público empujó una barbaridad y espero que así sea a partir de mañana», deseó. «Tenemos claro que somos nosotros los que tenemos que dar ese primer paso. Con nuestra manera de defender los colores y de mostrarnos en el campo. No hay otra forma para que haya esa comunión entre equipo y afición. Lo que buscamos es ganar pero sobre todo que la gente se sienta orgullosa», finalizó.

El cuadro periquito se presentará en Anoeta tras perder seis de los últimos siete partidos pero Imanol huye de las confianzas. El realista recordó que «hace dos meses y medio» los periquitos estaban «muy arriba en la tabla» y que jugaron un partido para meterse entre los tres primeros de la Liga «incluso para ponerse líderes», lo que quiere decir que «algo están haciendo bien».

Del equipo de Rubí dijo que es uno que tiene un «juego alegre y valiente» y que le gusta «salir desde atrás». Para contrarrestar ese estilo, intentarán «apretar arriba», pero el técnico ha advertido de que también habrá momentos «para replegarse y esforzarse». Así las cosas, «será importante elegir bien qué hacer en cada momento» para adaptarse a las dificultades del Espanyol.