Sorloth posa en las escaleras que dan acceso al campo José Luis Orbegozo en Zubieta. / IÑIGO ROYO

Real Sociedad Alexander Sorloth: «No me siento un jugador cedido, quiero rendir como si tuviera un contrato largo»

El noruego considera que la Real es un «club familiar» y piensa que su físico puede ayudar al equipo a practicar un fútbol más directo

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

En su primera entrevista desde que es jugador de la Real, Alexander Sorloth (Trondheim, Noruega, 1995) confía en regresar a la convocatoria frente al Mallorca tras caer lesionado hace dos semanas y se muestra convencido de haber acertado viniendo a Donostia. A pesar de encontrarse cedido por el RB Leipzig, el noruego no descarta prolongar su contrato, pero no tiene prisa: «Cuando llegue el momento nos tendremos que sentar y buscar una solución».

–Primero de todo, ¿qué tal se encuentra de su lesión?

–Estoy progresando bien, el equipo médico está realizando un trabajo fantástico. El tratamiento y el plan de entrenamiento están yendo muy bien.

–¿Estará disponible para el partido contra el Mallorca?

–Es lo que esperamos. Cuando empiezas la recuperación de una lesión te vas marcando objetivos y uno de ellos es llegar a ese partido. Cruzo los dedos para poder estar disponible.

–La lesión que sufrió en Granada le cortó un buen arranque en la Real, ¿no cree?

–Creo que el entrenador lo hizo muy bien. Fui construyendo mi estado físico, porque venía de una pretemporada sin jugar partidos. Estuve muy contento con mi actuación como titular ante el Sevilla, la única pena es que no pude aguantar los 90 minutos sobre el campo, porque acabé cansado. Luego contra el Granada también terminé muy contento con mi juego, lo único que eché en falta fue marcar. Si no me hubiera lesionado habría podido marcar porque el final estuvo muy abierto y se generaron muchos espacios.

–Sin Isak, ni Carlos Fernández, ni usted, el equipo ha seguido ganando y marcando.

–Eso habla muy bien del equipo. Tenemos grandes jugadores. Los que suben desde el Sanse también lo hacen realmente bien. Hay que darle su mérito a Imanol porque contaba con muchas bajas en ataque y necesitaba este tipo de jugadores sobre el campo.

«Estoy progresando bien, así que cruzo los dedos para poder estar disponible en el próximo partido contra el Mallorca»

Lesión

–¿Ha vivido alguna vez en su carrera alguna plaga de lesionados como la actual en la Real con hasta diez jugadores de baja?

–No recuerdo nada como esto. Una vez en el Crystal Palace tuvimos unos siete u ocho lesionados, pero se trataba de una plantilla de más edad, por lo que era diferente. Esta es una circunstancia especial. Es mala suerte que hayan coincidido tantos lesionados al mismo tiempo. Espero que tras el parón podamos recuperar a más compañeros.

–¿Hay preocupación en el vestuario?

–No estamos preocupados, porque sabemos que tenemos un equipo muy fuerte. En defensa estamos muy sólidos y no estamos dejando que nos marquen muchos goles. Normalmente estoy muy preocupado cuando estoy de baja porque no puedo hacer nada para cambiar el resultado de un partido, pero esta vez estoy tranquilo porque considero que tenemos una defensa muy sólida y además hay jugadores que pueden marcar sin necesidad de que estén los delanteros.

–Hablando de vestuario, ¿qué tal le han recibido?

–Muy bien. Ha sido muy rápido. Normalmente los clubes suelen fichar a tres o cuatro jugadores y suele haber mucha gente nueva, pero en esta ocasión solo llegué yo justo al final de la ventana de fichajes y me cuidaron mucho, me lo hicieron muy fácil. Siempre es más fácil también cuando tienes compañeros que hablan tu idioma como Isak.

–Su llegada se produjo en los últimos días del mercado, ¿había llegado a pensar que no iba a salir del RB Leipzig finalmente?

–Hubo muchos clubes que se interesaron por mí, pero tenía que tener claro cuál era el equipo ideal para mí. Siempre tuve buenas sensaciones con la Real y tras analizar todas las opciones supe que esta era la mejor. No me arrepiento de haber venido.

«Es un club familiar, todos se conocen desde hace mucho y no ha habido muchos cambios. Hay muy buena armonía de grupo»

opinión sobre la real

–¿Cuándo surge la opción de venir a la Real?

–No recuerdo exactamente cuándo, pero el interés se intensificó dos semanas antes de firmar.

–Supongo que ya imaginaba el tipo de club que era este con la repercusión que tuvo en su país el paso de Odegaard por aquí.

–Me acuerdo cuando Martin llegó a la Real, porque empezaron a emitir todos sus partidos por la televisión noruega. Mucha gente empezó a verlos. Conocía el equipo, lo fantástico que jugaban en ataque Oyarzabal, Portu e Isak. Tenía una visión de cómo era el club y una de las razones por las que vine fue el estilo de juego ofensivo que propone Imanol que encaja muy bien conmigo.

–Un mes después de su llegada, ¿qué opinión le merece la Real?

–Es un club familiar. Todos se conocen desde hace mucho, no ha habido muchos cambios en la plantilla, tampoco en el cuerpo técnico ni en ningún departamento. Existe una muy buena armonía en el grupo.

–Viene de un club como el Leipzig que apuesta por los jóvenes, pero la Real no es menos.

–Hay muchos talentos. Que el Sanse esté en Segunda División dice mucho del desarrollo del club. Este es el camino a seguir. Esta forma de trabajar ayuda a que el interés de los aficionados crezca y tengan más futbolistas con los que identificarse.

«Tenemos una buena mezcla entre jugadores técnicos y físicos, no me han fichado por una falta de físico en el equipo»

cualidades del equipo

–¿Qué joven le ha sorprendido más hasta ahora?

–Zubimendi es muy bueno en el centro del campo. Para lo joven que es maneja el balón con calma y nunca se pone nervioso.

–Oyarzabal, Merino, Isak, Januzaj, Silva... Con estos compañeros es más fácil jugar al fútbol.

–Sí, son grandes nombres y grandes jugadores, pero a la vez no tienen nada de ego. En otros clubes ves a jugadores que quieren marcar su gol y no pasan a sus compañeros, pero eso no pasa aquí. Lo más importante es que el equipo gane.

–A pesar de su juventud, ya ha jugado en siete países diferentes, ¿dónde ha practicado el fútbol más parecido al de la Real?

–Es muy similar al que practicamos en el Rosenborg. Teníamos muy clara la forma de jugar con un 4-3-3. Daba mucha importancia a la presión, al ataque. La única diferencia era que entonces la defensa era más abierta, subían más jugadores a atacar, por lo que encajábamos más goles.

–¿Cuál deber ser la aspiración de la Real en Liga? ¿Clasificarse de nuevo a Europa League o mirar a la Champions?

–Siempre hay que aspirar a mejorar la temporada anterior. Primero nos tendremos que centrar en volver a clasificarnos a Europa. Ahora parece que está todo más abierto, los equipos grandes están perdiendo encuentros sorprendentes, pero hay que ir partido a partido.

–Hay quien cree que pueden alzarse con la Europa League, ¿está de acuerdo?

–Todo es posible, tenemos un equipo fuerte. Si conseguimos recuperar a todos los jugadores tendremos opciones de ser competitivos en todos los torneos.

–¿El nivel de la liga española ha caído? Hasta ahora solo han logrado dos empates en Europa...

–También tiene que ver con que la Real está jugando muy bien en los últimos años. El resto de clubs le tienen mucho respeto. Es distinto porque los rivales en Europa pertenecen a la parte alta de la tabla y son más físicos. Es un tipo diferente de fútbol, pero es importante jugar habitualmente este tipo de partidos.

–Viene de jugar en la Bundesliga, ¿qué diferencias ve entre la liga española y la alemana?

–La principal diferencia es la física. La mayoría de jugadores de la Bundesliga son más físicos. Yo mido casi 2 metros y peso unos 100 kilos y hay muchos jugadores como yo. En LaLiga no hay jugadores tan altos y pesados. Aquí se valora más la posesión de balón y la técnica, mientras que allí se presta más atención a la intensidad física.

«Existe la opción de que Remiro juegue conmigo, pero no se trata de mandar balones largos, sino de enviar buenos balones»

juego directo

–¿Viene a paliar el déficit físico que hay en la plantilla?

–No. Tenemos una buena mezcla de jugadores técnicos y físicos. Es importante tener diferentes tipos de futbolistas, porque si no, te conviertes en un equipo fácil de defender. Contamos con Isak que es alto y rápido; Merino, que es físico, en el centro del campo; Le Normand en defensa...

–¿Qué le pide Imanol en los entrenamientos y partidos?

–Ser más agresivo en el área para crear más ocasiones de gol.

–¿Cuáles son sus mayores virtudes como jugador?

–Generar ocasiones de gol y anotar. Son las cuestiones que más intento trabajar y en las que más me centro. No por ser delantero me dedico exclusivamente a marcar goles, sino también a generar las ocasiones.

–¿Y en qué debe mejorar?

–Creo que siempre se puede mejorar en todo. Ahora mismo debo marcar mi primer gol con la Real. Para un delantero es muy importante anotar el primer gol para comenzar a ganar confianza.

–Remiro es consciente de que puede buscar su cabeza si tiene problemas en la salida de balón, ¿va a permitir un juego más directo a la Real?

–Sí, tenemos esa posibilidad. Dependerá del rival. Si nos presionan muy alto y no nos dejan salir desde atrás yo siempre estaré disponible. Estamos trabajando esta conexión. No consiste en mandar balones largos, sino en enviar buenos balones. Envíos más planos para que pueda controlar la pelota. Si surge un espacio grande y puedo utilizar mi cuerpo y avanzar, esa es una situación ideal.

«Quien no le conoce pensará que es especial, pero es un tipo normal, me dijo que me iba a venir bien jugar en LaLiga»

haaland

–Ha demostrado que puede jugar como único delantero, pero también junto a Isak, ¿qué prefiere?

–Prefiero jugar con buenos jugadores. E Isak es realmente un gran jugador. Supondrá un problema para los defensas porque tendrán que cubrir a dos jugadores. Algunas veces yo le buscaré espacios a Isak y otras él a mí. Si juego solo seguiré teniendo buena compañía a mi alrededor y trataré de marcar más, mientras que si estoy con otro delantero intentaré crear más ocasiones.

–Si está acompañado en ataque, ¿dónde prefiere situarse, detrás o delante del otro delantero?

–(Ríe) Eso es decisión del entrenador. Él nos da mucha libertad. Cuando juego por detrás tengo que quedarme en posiciones más fijas para ayudar en el juego por fuera, mientras que si lo hago más arriba dependo más de la habilidad individual. Imanol nos indica unas demarcaciones iniciales donde detecta las debilidades del rival, pero en cuanto tenemos el balón tenemos mucha libertad.

–Está acostumbrado a compartir delantera con Erling Haaland.

–Sí, en Dinamarca por ejemplo jugaba con otro delantero que medía más de dos metros. Éramos dos delanteros altos. En la selección juego con Erling, con el que tengo una buena relación, pero también he jugado solo en ataque como en Turquía. Pero lo más importante es tener una buena relación con los demás delanteros, porque si hay demasiado ego no va a funcionar.

–¿Qué significa para usted compartir selección con uno de los mejores futbolistas del mundo?

–No piensas demasiado en ello. Nos conocemos desde que él tiene 18 años. Imagino que quien no le conoce pensará que es especial, pero si lo conoces como yo sabes que es un tipo normal.

–¿Le ha felicitado Haaland por su pase a la Real?

–Sí, por supuesto, hablé con él en el anterior parón por selecciones, estaba contento por mí y me dijo que LaLiga me iba a venir bien.

–Llega cedido a la Real, ¿cree que va a quedarse más tiempo?

–Veremos. No todo depende de mí. Es difícil contestar a estar pregunta, lo único que puedo decir es que estoy muy feliz aquí.

–¿De quién depende esa decisión? ¿De la Real y de usted? ¿También del Leipzig?

–No, depende de todos. Todos tienen que estar de acuerdo y tomar una decisión. Cuando llegue el momento nos tendremos que sentar y buscar una solución. Ahora mismo solo estoy concentrado en hacerlo lo mejor posible en la Real. No me siento como un jugador cedido, quiero jugar y rendir como si tuviera un contrato largo en la Real.