Sola, durante un entrenamiento en Zubieta. / ARIZMENDI

Real Sociedad Álex Sola tiene una semana para convencer a Imanol

El donostiarra, tras superar su lesión en el muslo izquierdo, busca jugar ante el Elche su cuarto partido como futbolista txuri-urdin

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

Álex Sola afronta una semana importante. El donostiarra es jugador del primer equipo a todos los efectos desde hace bien poco y tiene el complicado reto de hacerse dueño de la banda derecha del Reale Arena. En la planta noble tienen depositadas muchas esperanzas en él, toda vez que es la apuesta de la dirección deportiva para el lateral derecho después de que en verano se le abriera la puerta a un jugador tan importante como Joseba Zaldua. Uno de los capitanes partió para dejar hueco a otro de esos potrillos que quieren cumplir su sueño de ser importante y jugar en la Real Sociedad.

Imanol Alguacil viene recordando durante las últimas semanas que «los jóvenes tienen que rendir desde ya, tienen que dar tres pasos de gigante». Tampoco le tiembla el pulso para hacer debutar a chavales o darles continuidad si demuestran que están capacitados para rendir en la élite. Que se lo pregunten a Martín Zubimendi. Sola parece haber vivido ya la peor cara del fútbol. Una larga lesión de rodilla le apartó varios meses del terreno de juego, pero esas experiencias también te hacen mejor jugador.

El donostiarra comenzó a entrenar el pasado viernes con el grupo tras una dolencia muscular en el muslo izquierdo y, tras la sesión del sábado, el oriotarra declaró que todavía estaba justo para poder competir y entrar en la lista de convocados. El domingo presenció el encuentro ante el Barcelona desde la grada y ayer se ejercitó a pleno rendimiento en Zubieta. No hay tiempo que perder. Y es que el lateral tiene tres entrenamientos más para convencer a Imanol de que está preparado para ser titular en la Real. El técnico siempre ha declarado que el jugador que trabaja durante la semana al más alto nivel tiene muchas chances de estar entre los once elegidos el fin de semana. El mensaje parece convencer a Sola, que ayer terminó exhausto en Zubieta tras una sesión de más de dos horas.

Solo Imanol y los protagonistas conocen el por qué, pero de momento el oriotarra ha preferido colocar a Aritz Elustondo en el lateral derecho antes que a Andoni Gorosabel. El arrasatearra no ha sufrido percances físicos durante la pretemporada, pero de momento Imanol ha blindado el costado derecho con un central como Aritz. Así, Sola tiene los entrenamientos de mañana, el jueves y el viernes para ganarse la confianza de Imanol y coger el testigo de Zaldua. Ayer se ejercitó sin molestias y dejó una grata impresión, tanto actuando como lateral derecho como en el costado izquierdo, donde colocó buenos centros.

Un partido como titular

En caso de que Imanol apueste por él ante el Elche sería el segundo partido como titular para un Álex Sola que a sus 23 años solo tiene tres encuentros oficiales como txuri-urdin. El de su debut ante el Leganés en la 18/19 de la mano de Asier Garitano es su único encuentro en el que partió de inicio, mientras que su currículum concluye con dos partidos más, ante Mallorca y Osasuna la pasada campaña con Imanol en el banquillo. Los tres, por cierto, terminaron con victoria realista.