Gracias por todo, Alberto

Las dos trayectorias de De la Bella en la Real Sociedad ejemplifican lo que tiene que ser un jugador venido de fuera de Zubieta

Alberto de la Bella ha rendido a un buen nivel durante todas las temporadas que ha defendido la camiseta de la Real Sociedad. /LOBO ALTUNA
Alberto de la Bella ha rendido a un buen nivel durante todas las temporadas que ha defendido la camiseta de la Real Sociedad. / LOBO ALTUNA
Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

Alberto de la Bella llegó como un jugador de fuera y se despide como un canterano más. Su marcha a Las Palmas tras defender la elástica de la Real Sociedad durante ocho temporadas repartidas en dos etapas ejemplifica lo que tiene que ser un refuerzo procedente de fuera de Gipuzkoa. Llegó como uno más y ahora siente los colores txuri-urdin por los cuatro costados. Su integración en el vestuario, en la ciudad y en la idiosincrasia de un territorio más dado a la sobriedad que al lucimiento tienen que servir de referencia para los que vengan por detrás. Sin una palabra más alta que la otra, sabiendo que la conciencia de uno está tranquila cuando da todo lo que tiene en el terreno de juego, ha rendido a un buen nivel. Todos los entrenadores que le han tenido bajo sus órdenes hablan bien de él. Y la afición, también.

Has sido un jugador que no ha negociado el esfuerzo, que no se ha arredrado ante rivales de mayor potencial. Que has venido a San Sebastián cuando peor estaban las cosas, cuando este club estuvo cerca de desaparecer, cuando estaba en pleno purgatorio, lejos del glamour del Zinemaldia y el marco incomparable, cuando todo estaba por hacer. La banda izquierda fue tuya durante mucho tiempo, con subidas inteligentes por la banda, cuando eras una tuneladora, una vía donde se colaba el sputnik.

Tu paso por la Real Sociedad ha sido una lección de fidelidad. Ahora que vivimos en la época de besar los escudos, cuando muchos deciden abandonar el club que les dio de comer con nocturnidad y alevosía, a última hora y sin despedirse, tu ejemplo nos servirá durante muchos años. Gracias por todo, Alberto.

Pocas entrevistas he tenido con jugadores de la Real Sociedad en las que haya sido tan cómodo compartir sensaciones, mantener un rato de charla agradable en la que el futbolista se olvida de la grabadora y te cuenta cosas a ti, sin estar tan pendiente del qué diran. Incluso recuerdo que una vez te puse en un pequeño compromiso cuando me salí del guión y te planteé una serie de preguntas un tanto extrañas, diferentes, porque sabía que me ibas a dar juego. Se hizo en abril de 2013. Me dejó tan buen sabor de boca, la sacó a relucir tantas veces, que me van a permitir que lo haga por última vez.

Lo que viene a continuación es una reflexión sobre el fútbol, los mass media y la audiencia que pretende hacer preguntar diferentes.

- ¿Qué tal se lleva con los medios de comunicación?

- Cuando las cosas van bien, la relación es buena (se ríe).

- ¿Los futbolistas siempre contestan lo mismo porque los periodistas siempre preguntamos lo mismo?

- Es posible.

- ¿Y quién se apoya más en los tópicos? ¿Ustedes o nosotros?

- Ahí está pareja la cosa...

- ¿Cuando comparecen ante los medios piensan en la afición y en el mensaje que quieren divulgar?

- Sí, siempre, son los destinatarios de nuestras palabras y tenemos que medir lo que transmitimos.

- ¿Y el mensaje está prefabricado?

- No, no, depende de la semana, del partido que se va a afrontar o de lo que ha pasado en el anterior.

- ¿Es más fácil explicar la derrota o rebajar la euforia?

- Prefiero rebajar la euforia.

- Carles Puyol dijo una vez que cuando comparece ante la prensa, su objetivo es «no decir nada». ¿Esto es así?

- Es que hay que ser correcto. Hay pocos que se salgan del tiesto. También es verdad que si la entrevista es diferente o más divertida, puedes sacar tu otro lado.

- ¿Son tan cuidadosos en la sala de prensa porque, a semejanza del procedimiento policial de Estados Unidos, todo lo que digan puede ser utilizado en su contra?

- Puede ser, porque de una frase te pueden sacar un titular que a lo mejor no transmite lo que has dicho.

Más Real Sociedad

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos