Real Sociedad

Alberto de la Bella: «Durante cuatro meses no competimos a nuestro mejor nivel. Ahora Imanol nos ha desbloqueado»

Real Sociedad, Alberto de la Bella
Alberto de la Bella se hace un selfi con cinco jóvenes aficionadas en las instalaciones de Zubieta a la conclusión del entrenamiento. / LOBO ALTUNA

El lateral zurdo de la Real Sociedad cree que se ha perdido la ocasión de hacer algo importante esta temporada pero valora la reacción del equipo y mira con optimismo al futuro

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Alberto de la Bella (Santa Coloma de Gramanet, 1985) es uno de los referentes en el vestuario de la Real Sociedad. Cumple su octava temporada en la Real Sociedad, lleva 217 partidos de blanquiazul a sus espaldas y en 2018 ha recuperado su condición de titular de siempre. Como voz autorizada que es, hace autocrítica de lo sucedido durante este curso y recuerda su paso por el Sevilla B, de donde llegó a Donostia en el verano de 2009.

- Al final la temporada se les ha hecho corta. Qué pena que no queden más jornadas, ¿no?

- Ojalá quedasen más porque las sensaciones que hemos cogido son buenas. No esperábamos tener opciones de pelear por la séptima plaza.

«Imanol nos transmite sentimiento y los conceptos de Eusebio que ha retocado están funcionando»

- ¿Cómo explica el cambio que ha experimentado el equipo en abril?

- Imanol nos transmite mucho sentimiento por este club. Nos pide que tengamos esa garra con la que él entiende el fútbol y los conceptos que ha retocado del planteamiento que hacía Eusebio están funcionando.

- ¿Y que ahora no encajen tantos goles como antes?

- Estamos más juntos, más compactos y eso nos permite estar más protegidos en las transiciones. Antes nos tocaba correr más rápido y más veces hacia atrás, y ahora tenemos más ayudas y nos sentimos más protegidos. Trabajamos mucho en defensa, empezando por Willian José. Si podemos apretar en campo contrario lo hacemos pero si no podemos robar, nos juntamos atrás.

- ¿Esto demuestra que para ser competitivo en el fútbol todo empieza por no encajar?

- Así es. Tener la portería a cero te da confianza y se transmite a todos los aspectos del juego. Jugar con agresividad no es solo hacer faltas, sino ganar los balones divididos y anticiparse al contrario, y estar bien colocado te ayuda a ello.

- Todo empezó con aquel 0-0 en Ipurua al que no se dio mucho valor...

- Recuerdo que preparamos el partido durante dos semanas como si fuera una final. Imanol nos hizo ver que iba a ser muy complicado hacer nuestro fútbol, porque es un campo pequeño en el que el rival aprieta mucho. Pero nos dejamos la piel para mantener la puerta a cero y desde ahí el equipo ha crecido mucho.

- ¿Hay aún opciones europeas?

- Es complicado, pero no debemos ir a Sevilla pensando en Europa. Tenemos que centrarnos en ganar el partido y la semana que viene ya veremos de qué hablamos. Hay cuatro equipos peleando por esa plaza y nosotros somos el último de ellos.

- El Pizjuán se les da bien...

- En el regreso a Primera nos llevamos una goleada pero después hemos sacado buenos resultados, lo que nos anima para esta visita.

- Qué pena lo de Málaga, ¿no?

- Si no entramos en Europa no va a ser por esa derrota. Fue un partido raro en un ambiente extraño frente a un rival descendido. No salimos con la misma intensidad de otros días, nos hicieron gol pronto y a partir de ahí nos costó generar peligro. Europa se ha escapado en Anoeta: las derrotas en casa ante el Málaga y el Getafe, el empate contra Las Palmas...

- ¿Esta racha positiva confirma que había plantilla para haber estado más arriba?

- Así es. Imanol ha demostrado que no era una plantilla de 12 ó 14 jugadores, sino que ha dado minutos a la mayoría de los futbolistas. Si hubiéramos dado este nivel durante otras fases de la temporada...

- ¿Da más rabia ver que Europa se va a escapar por muy poco?

- La verdad es que sí, pero prefiero acabar el octavo que el decimocuarto. Terminar la temporada con buenas sensaciones nos ayudará a comenzar mejor la próxima campaña.

- Se han tomado el discurso de Olabe al pie de la letra...

- Sí. Todos queremos hacernos un hueco en la plantilla del año que viene. Esta temporada seguro que ninguno hemos estado a la altura de lo que se esperaba, pero eso no significa que no valgamos para nada.

- Empezaron la Liga fuerte y la están acabando igual pero, ¿qué ha pasado entre medio?

- Durante cuatro meses no competimos a nuestro mejor nivel y ahora Imanol nos ha desbloqueado. Los rivales nos conocían demasiado y nosotros no encontramos alternativas para superarles. La gente en Anoeta se llegó a aburrir con nuestro juego, quizás demasiado plano y sin encontrar el camino del gol. Si la eliminatoria contra el Salzburgo nos hubiera pillado en otras circunstancias el resultado hubiera sido diferente y la temporada también.

- Qué gran ocasión se ha perdido de hacer algo grande en Europa...

- Seguramente hubiéramos llegado más lejos. Y mira que el Salzburgo se ha plantado en semifinales. Ha sido una oportunidad desperdiciada de hacer algo bonito en Europa.

- En el plano personal, se ha convertido en uno de los veteranos del vestuario. Su fichaje por la Real en 2009 le cambió la vida...

- Así es. Lucas Alcaraz me llamó para fichar por el Córdoba. Me decía que en la Real no iba a hacer carrera. Pero arriesgué y me salió bien. Me dio igual que el club estuviese en Ley Concursal, porque la Real era un histórico y no podía dejar pasar un tren así. Subir el primer año fue clave.

- No debió ser fácil de encajar que el club le dijera en 2016 que tenía que salir porque iba a apostar por Yuri, ¿verdad?

- Me quedaban dos años de contrato y podía haberme quedado. Cuando me lo plantearon me dolió, pero lo acepté enseguida. La aventura en el Olympiacos me ha dado mucho. En lo familiar y en lo deportivo, ya que gané una Liga. Pensaba que iba a estar allí tres años pero cuando me llamó la Real no me lo pensé. Si me hubiera llamado cualquier otro club de la Liga no hubiera regresado.

- Encima era volver para estar a la sombra de Kevin, que era la primera opción para Eusebio.

- Ya lo sabía, porque me dijeron que venía a apoyar a Kevin. Y con el entrenador que un año antes me había dicho que no contaba conmigo. Pero me fui con la conciencia tranquila y no tenía motivos para no volver.

- En el campo se le ve a su mejor nivel. Lleva dos goles, una asistencia y más de 2.000 minutos jugados...

- Me encuentro fuerte físicamente, tranquilo en el plano mental y disfrutando en el terreno de juego. Cuando uno va cumpliendo años disfruta mucho más de lo que hace. Cuando eres joven te falta experiencia y una cultura de hábitos. Ahora tengo 32 años y no me pongo límites en mi carrera. No he tenido ninguna lesión importante y eso me ha permitido llegar fuerte a esta edad. Espero seguir disfrutando en la Real.

- Con la marcha de Carlos Martínez y Prieto, va a ser uno de los pocos supervivientes del ascenso y de la Champions, ¿da vértigo?

- Cada vez quedamos menos. Es ley de vida. Me sirve para valorar los años que he pasado en un club como la Real, que no es fácil. Cuando regresé de Grecia vi que había muchas caras nuevas en apenas un año. Habían subido cinco chicos del Sanse y habían salido compañeros que llevaban tiempo como Mikel o Markel.

- Ahora es un referente para los más jóvenes...

- Menos mal que ha venido Moyá, porque al menos no seré el mayor del vestuario -risas-. Es importante que los jóvenes tengan referentes que les permita guiar sus carreras. A veces se piensa que llegar a Primera es el objetivo, cuando en realidad es cuando empieza todo y hay que currar de verdad para mantenerse en la elite.

- ¿Quién fue su referente en su día?

- Mikel Aranburu, Labaka, Ansotegi, Bravo, Prieto... Futbolistas que cuando entras en el vestuario tratas de imitar su comportamiento.

- Por cierto, su vínculo con San Sebastián se refuerza hoy con el nacimiento de su segundo hijo donostiarra. ¡Enhorabuena!

- Gracias. Mi mujer es vasca, Enzo nació aquí y el segundo está a punto de hacerlo. Yo soy catalán con raíces andaluzas y siempre pensé que mi destino me llevaría a Barcelona. Pero la vida me trajo aquí y no puedo ser más feliz. Esta es mi casa.

Más

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos