Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Real Sociedad

Real y Athletic siguen muy de cerca la temporada de Alain Oyarzun

Alain Oyarzun aparece en una de sus actuaciones con el Numancia en la presente temporada./MARIO TEJEDOR
Alain Oyarzun aparece en una de sus actuaciones con el Numancia en la presente temporada. / MARIO TEJEDOR

El irunés está ofreciendo un gran nivel en el Numancia, donde lleva tres goles y ocho asistencias | A sus 25 años es el máximo asistente de Segunda, tiene contrato hasta 2020 y su cláusula de rescisión es de un millón y medio de euros

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad y el Athletic siguen muy de cerca los pasos de Alain Oyarzun (Irun, 1993), futbolista formado en Zubieta y que actualmente juega en el Numancia, donde está cuajando una gran temporada. No en vano, es el máximo asistente de Segunda División, con ocho pases de gol, y lleva tres tantos en su cuenta anotadora a pesar de no ser delantero. Concluye contrato con el club soriano en 2020 y su cláusula de rescisión es de un millón y medio de euros.

Oyarzun llegó a Zubieta en infantiles procedente de Les Eglantins de Hendaya y fue escalando peldaños en las categorías inferiores hasta llegar al Sanse. Estuvo tres años en el filial entre 2012 y 2015, en los que marcó 16 goles y dio 12 asistencias en 75 partidos. Durante la temporada 14/15 Moyes le dio la oportunidad de debutar con la Real al participar en los dos partidos de Copa frente al Oviedo como suplente.

Su ficha

25 años:
Nació el 27/09/1993 y es natural de Irun. Llegó a Zubieta con 12 años desde Les Eglantins.
Extremo izquierdo:
Posee un gran golpeo, tanto en juego como en parado, y es un gran asistente. También tiene gol.
Trayectoria:
Real Sociedad (15/16), Mirandés (16/17), Zaragoza (17/18) y Numancia (18/19). Este curso lleva 3 goles y 8 asistencias.

En el curso 15/16 se hizo con un hueco en la primera plantilla, aunque el escocés no le utilizó en ningún partido. Cuando llegó Eusebio le dio la titularidad en el encuentro de Copa en Las Palmas, pero como no contaba con él salió cedido al Mirandés en enero. A las órdenes de Carlos Terrazas jugó 18 partidos, marcó un gol y dio cinco asistencias.

Grave lesión hace tres años

Tan bien fue la experiencia allí durante esos meses que en verano apostó por continuar cedido en Miranda, pero en pretemporada sufrió una grave lesión de rodilla en un amistoso contra el Eibar. Fue operado, regresó a Zubieta para realizar la recuperación y solo pudo jugar aquel ejercicio dos partidos en mayo cuando el Mirandés ya había consumado su descenso a Segunda B.

En la temporada 17/18 la Real Sociedad lo traspasó al Zaragoza, por el que firmó para dos años. No hubo compensación económica pero desde Anoeta se incluyó una opción de compra que podía activarse a final de cada una de las dos temporadas.

En La Romareda comenzó con buen pie el curso jugando en una nueva posición, la de lateral izquierdo. Natxo González, su entrenador de entonces, apostó por un sistema de 1-4-4-2 en rombo, con un pivote, dos interiores, un mediapunta y dos delanteros. No había extremos y su opción pasaba por reciclarse atrás. No lo hizo mal, pero tuvo una mala tarde en la derrota en Huesca (3-1) en noviembre y no volvió a ser titular. En junio pasado el club maño rescindió su contrato después de jugar 520 minutos en 17 partidos, cinco como titular.

En verano firmó por el Numancia un contrato por dos temporada hasta 2020, con una cláusula de un millón y medio de euros. La Real Sociedad perdió cualquier derecho sobre él. En septiembre, tras la grave lesión de Merquelanz en Ipurua, la dirección deportiva llegó a barajar su nombre como posible alternativa para cubrir esa zona del campo, ya que Januzaj también estaba parado. Pero el club optó finalmente por no mover ficha y quedarse como estaba.

La confianza que ha depositado en él su técnico Aritz López Garai, que fuera jugador del Castellón, Celta, Córdoba y Sporting, entre otros, ha sido clave en el gran rendimiento que está exhibiendo. Le llamó personalmente para ir a Soria y le ha dado continuidad en el once cada semana. Y sus números ahí están: 20 partidos jugados -18 de titular-, 3 goles y 8 asistencias, una más que Rubén García (Osasuna), el segundo máximo asistente de la división de plata.

El partido que más repercusión tuvo fue el empate en Riazor (2-2) en diciembre, porque el conjunto soriano perdía por 2-0 y dos asistencias suyas a Unai Medina y Diamanka significaron el empate. Hace dos jornadas también resultó decisivo en el triunfo (3-2) ante el Córdoba con un gol y dos asistencias.

Buenos informes

Su rendimiento no ha pasado desapercibido. Este extremo zurdo de 25 años que posee un gran golpeo de balón, tanto en parado como en jugada, y que se maneja bien en el mano a mano, ha recuperado el nivel que en el Sanse le convirtió en una de las grandes esperanzas de Zubieta. De hecho, son varios los clubes que han preguntado por su situación en el mercado de invierno, pero ha priorizado completar una temporada entera en el mismo sitio después de varios años sin hacerlo.

La Real Sociedad maneja buenos informes suyos. Imanol le conoce perfectamente del Sanse y se le considera una buena alternativa para cubrir una posición, la de ataque por la izquierda, en la que escasean los efectivos. Ahora mismo juega ahí Oyarzabal, pero es un hombre que tiende a explotar mejor sus habilidades por dentro. No hay mucho más.

En el Athletic, el anterior director deportivo, Jose Mari Amorrortu, le vio varias veces en directo y era de su agrado. Rafa Alkorta, quien ha ocupado su cargo, también está al tanto de su situación. El mercado rojiblanco es limitado y no quieren que se les escape ningún potencial objetivo. El fichaje la semana pasada de Kenan Kodro, compañero de Oyarzun en la Real, abre la vía a la incorporación de jugadores de edad intermedia que aún pueden explotar.

Más

 

Fotos