Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Entrevista

Aihen Muñoz: «No sé explicar cómo es debutar y ganar en el Bernabéu. Estoy en una nube»

Aihen Muñoz era el vivo rostro de la felicidad ayer en las instalaciones de Zubieta./LUSA
Aihen Muñoz era el vivo rostro de la felicidad ayer en las instalaciones de Zubieta. / LUSA

El lateral zurdo de la Real Sociedad se enteró en el hotel que iba a jugar y tuvo tiempo de avisar a sus padres, a los que lanzó su camiseta a la grada al término del partido

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Aihen Muñoz fue el gran protagonista en el Bernabéu. No todos los días se tiene la oportunidad de debutar en Primera ganando en un campo así. Este chaval de 21 años nacido en San Sebastián de padres donostiarras aunque criado en Etxauri (Navarra), se comportó como todo un veterano, tanto dentro del campo como en la zona mixta cuando le tocó lidiar con los periodistas. Ayer en Zubieta seguía en una nube, ya que apenas ha tenido tiempo para digerir tantas emociones vividas en tan poco tiempo.

- ¿Qué se siente después de vivir un día así?

- Unas sensaciones increíbles. Debutar en un campo como el Bernabéu con el escudo de la Real y hacerlo encima con victoria es algo que no pasa todos los días. Salimos a por ellos, fuimos a ganar y salió todo bien. No es lo mismo estrenarse con triunfo que con derrota.

«Imanol me ha ayudado mucho. Le agradezco la confianza que ha depositado en mí»«¿Mis cualidades? Soy un jugador intenso y trabajador que vive con mucha pasión el fútbol»«Xabi Prieto ha sido mi jugador favorito. Qué pena no haber coincidido con él»

- ¿Cuál fue la clave para lograr los tres puntos?

- Mantener la calma. El Real Madrid es un equipazo, jugaba en su casa y para ganar hay que saber sufrir. Lo supimos hacer y la recompensa no pudo ser mayor.

- En la primera parte el equipo blanco les metió muy atrás...

- El Real Madrid apretó mucho al verse por detrás en el marcador y nosotros lo que hicimos fue mantener la calma. Nos salió bien porque no es fácil ganar en el Bernabéu manteniendo la portería a cero.

- ¿Qué supone un resultado así después de venir de cuatro derrotas consecutivas?

- Esta victoria nos da mucha vida. Por los puntos y por la confianza que supone ganar en un campo así. Pero hay que darle continuidad con un buen resultado en la Copa ante el Betis y ganando al Espanyol en Liga en Anoeta en el próximo partido.

- ¿Cómo celebraron la victoria en el vestuario?

- Por todo lo alto. Estábamos todos muy contentos. Es una sensación inexplicable ganar en el Bernabéu y la alegría fue muy grande.

- Menudo abrazo que le dio Imanol. ¡Casi le asfixia!

- Imanol me ha ayudado mucho desde el principio. Tanto en el Sanse como en el día de mi debut en Primera. Le estaré siempre agradecido por la confianza que ha depositado en mí.

- ¿Cómo se encontró en el campo?

- Intenté hacer mi juego de siempre y estar tranquilo y concentrado. Los compañeros me ayudaron mucho desde el principio y eso se nota, porque me sentí uno más.

- ¿Cuándo supo que iba a jugar?

- Durante la semana tenía la intuición de que podía jugar porque Theo y Kevin eran bajas, pero mi prioridad fue centrarme en trabajar para estar lo mejor preparado para el partido.

- ¿Y cuándo se entera?

- Fue en el hotel cuando Imanol me dice que voy a jugar. Fue un subidón, aunque como digo mi idea desde el principio fue no perder la concentración y prepararme para lo que tenía por delante.

- ¿No estuvo solo en el Bernabéu

- Estuvieron mis padres y varios amigos. Cuando les dije que jugaba se volvieron locos. Ya sabían que había posibilidades de que jugara, pero no estaba confirmado. Afortunadamente todo salió muy bien y pudieron disfrutar de un día inolvidable.

- ¿Qué hizo con su camiseta?

- Con la que jugué se la di a mis padres desde el mismo campo. Vieron el partido desde la tribuna que hay enfrente de los banquillos. Como nos dan dos camisetas cada partido, yo me quedé con la otra para mí. Tendré que ponerla en un buen sitio porque es un gran recuerdo.

- ¿Cogió alguna del Real Madrid?

- No. No tenía necesidad de ello. Yo soy de la Real desde siempre, desde pequeñito, y yo quería tener las mías, no las del Real Madrid.

- Siendo de Etxauri, ¿cómo llega a la Real?

- En infantiles jugaba en el Ardoi de Zizur y me llamó la Real. No me lo pensé dos veces, porque yo siempre he sido txuri-urdin. Mis aitas son donostiarras, aunque por motivos laborales se trasladaron a Navarra.

- De pequeño le vi jugar de extremo en cadetes...

- Sí, pero van pasando los años, subes de categoría y los entrenadores ven que puedes rendir mejor de lateral. Fue una evolución natural y no me costó mucho adaptarme al cambio de posición.

- ¿Qué siente al verse en el Bernabéu junto a otros jugadores de su añada como Oyarzabal y Zubeldia?

- La de 1997 es una generación increíble. También está ahí Guevara, que ya ha jugado varios amistosos con la Real. Es un orgullo y una alegría tremenda encontrarte en Primera con compañeros con los que llevas años jugando en categorías inferiores. La Real trabaja muy bien la cantera y ahí están los resultados.

- ¿Ya es consciente de que ha jugado y ganado en el Bernabéu?

-Todavía no, la verdad. Son unas sensaciones increíbles que no sé explicar. Te sientes como flotando en una nube. Aún no me creo lo que me está pasando. Ahora lo que hay que hacer es tener los pies en el suelo y seguir trabajando, porque no he logrado nada.

- ¿Cómo fueron esos primeros minutos cuando el balón echa a rodar?

- Sabía que era el debut pero quise estar tan concentrado que lo llevé bastante bien.

- Le tocó medirse a Lucas Vázquez, un jugador rápido al que le gusta profundizar...

- Lo intenté llevar bien. Hubo algunos duelos que le gané y en otros me ganó él la línea de fondo. Estoy muy contento con el trabajo que hice y hay que seguir en esta línea.

- ¿Qué fue lo que más le sorprendió del partido?

- El juego que hizo el equipo y el hambre que demostró por ganarlo desde el principio. Veníamos a por todas y lo demostramos. Tanto en el comienzo de la primera parte, con ese gol que marcamos pronto, como de la segunda.

- Y a partir de ahora, ¿qué?

- Me han dado la oportunidad, estoy muy agradecido, pero yo voy a seguir trabajando para volver a vivir algo así en el futuro.

- Se comportó como un veterano. Tablas no le faltan...

- Quise abstraerme del ambiente de alrededor, de lo que supone jugar en un campo como el Bernabéu. Estuve muy concentrado para jugar bien con los compañeros, no perder balones y estar bien situado en defensa.

- ¿Es un chico tranquilo?

- Sí que soy una persona tranquila, pero quizás si la cosa no hubiera salido tan bien habría dado una sensación diferente.

- Y mira que atrás asumieron riesgos en la salida del balón, ¿no?

- Teníamos claro que si superábamos su primera línea de presión teníamos mucho ganado, porque del centro del campo en adelante tendríamos muchas opciones de pase. Supimos mantener la calma cuando ellos apretaron fuerte arriba, aunque nos generaran alguna pérdida atrás, y estuvimos siempre muy juntos en el campo.

- ¿Cómo se definiría como jugador?

- Eso siempre es mejor que lo hagan los demás. Yo lo único que puedo decir es que soy un futbolista trabajador, muy intenso, que intenta vivir el fútbol con pasión porque es lo que más me gusta.

- ¿Ha tenido algún ídolo?

- Siempre me he fijado en Xabi Prieto. Por el nivel de jugador que ha sido y por lo que ha significado para el club. Para un aficionado de la Real como yo no podía haber nadie mejor que él. Era mi favorito.

- ¿Ha coincidido con él? ¿Le conoce?

- No, porque cuando he empezado a entrenarme con la Real él ya lo había dejado. Ha sido una pena, porque es una leyenda y habría sido lo máximo jugar junto a él.

- ¿Cuál es su sueño?

- Hacer carrera en la Real, aunque lo que tenga que venir, ya vendrá.

Más

 

Fotos