Arizmendi

Real Sociedad

Fallece un aficionado «realista de pro» en la grada del Reale Arena

Un seguidor de 71 años es evacuado tras un infarto antes del inicio del partido en Anoeta y muere minutos después en el Hospital Donostia

Iker Mendia
IKER MENDIA San Sebastián

Un «realista de pro que estaba disfrutando de lo lindo con esta Real Sociedad joven», como así lo definían sus allegados anoche a este periódico, falleció ayer a los 71 años tras sufrir un infarto cuando se disponía a acomodarse en su localidad de abonado en la tribuna principal baja del Reale Arena. El donostiarra, acompañado por otro realista de larga trayectoria como cada partido en Anoeta y antes en Atotxa, se desplomó en la zona de asientos minutos antes de arrancar el partido. En segundos fue atendido por los servicios médicos presentes en el estadio que consiguieron estabilizarle para poder ser evacuado al Hospital Donostia, donde falleció minutos antes de que finalizara el partido.

Este incidente hizo que el partido comenzara con un leve retraso de trece minutos porque los equipos ya estaban sobre el césped dispuestos a iniciar el juego y el árbitro, previa conversación con los capitanes de los equipos, decidió regresar a vestuarios hasta que el seguidor fuera evacuado. El Reale Arena contenía la respiración.

A la conclusión del partido, tanto Imanol como Mikel Merino trasladaron públicamente el pésame a la familia del seguidor, a la que dedicaron el triunfo. También lo hizo el jugador del Mallorca Dani Rodríguez a pie de campo nada más finalizar el choque y antes de hacer una valoración del juego y posteriormente su entrenador, Javier Aguirre.

Los mensajes de apoyo a la familia fueron innumerables. La Real Sociedad quiso dedicar el triunfo a su socio con un mensaje en redes sociales: «La victoria de hoy es para ti. Goian bego». Otros muchos clubes de Primera y Segunda también trasladaron sus condolencias: Celta, Valencia, Villarreal, Espanyol...

El fallecimiento de este seguidor de 71 años es el segundo en apenas unos días porque en el transcurso del partido ante el Espanyol correspondiente a la sexta jornada, el socio Txomin Landa se sintió indispuesto en la grada del Reale Arena y tuvo que ser hospitalizado. Días después falleció en el Hospital Donostia por lo que se guardó un minuto de silencio antes del comienzo del partido contra el Villarreal.