Aficionados de la Real Sociedad se han desplazado a Mánchester para ver al equipo. / i. c.

La Real Sociedad en Europa La afición txuri-urdin calienta motores

Realistas recorrían este miércoles el centro de la ciudad inglesa mientras esperaban «impacientes» el estreno de su equipo en Old Trafford

Iker Castaño
IKER CASTAÑO

Manchester no solo será txuri-urdin el día de partido. Muchos y muchas realistas han ido llegando desde este martes y miércoles a tierras inglesas para disfrutar unos días en cuadrilla antes de presenciar el partido entre el Manchester United y la Real Sociedad de este jueves a las 21.00 horas en el estreno de los guipuzcoanos en la Europa League. Es el caso de los errenteriarras Iñaki Atxukarro, Luis Gartzia, Ander Arruti, Ander Txasko y Unai Olazabal.

Ellos llegaron a principios de la semana, ya que vieron la oportunidad de «conectar vuelos baratos entre Biarritz y Manchester haciendo escala en Dublin» y pueden presumir de ser de los primeros aficionados de la Real Sociedad en llegar. También serán de los que antes se marcharán, porque muchos aprovecharán el fin de semana pero ellos cogerán el vuelo de vuelta el viernes a las «seis de la mañana» y harán el trayecto «Manchester-Hondarribia haciendo escala en Sevilla». La locura txuri-urdin.

Estos días, coincidiendo con el estreno de su equipo en Europa, aprovechan para visitar una ciudad inglesa «pura». «Nos encanta esto de ir de pubs, aunque eso sí, las cervezas son algo caras», admite Txasko. No obstante, también han visitado el exterior de la catedral y otras plazas emblemáticas de la ciudad.

De cara al primer encuentro de fase de grupos que esperan todos ellos «impacientes», ven a la Real «con posibilidades de que pueda sacar algo positivo. Pese a la baja de Le Normand, «tenemos un gran equipo», apunta Olazabal. «Ojalá nos quede un bonito recuerdo», confiesa Arruti.

Varios realistas se quedan en tierra

Los realistas se apañan como pueden para llegar a Manchester. Sin embargo, hay unos pocos que este miércoles por la tarde tuvieron que lamentar la pérdida del vuelo con origen Dublin y destino Mánchester. El avión que salía desde Santander a la capital irlandesa ha salido con una hora de retraso y eso ha hecho que el otro avión que tenían programado para las 18.00 (hora local) haya salido antes y se hayan quedado en tierra hasta el despegue del siguiente. Otros esperarán hasta última hora para buscar la mejor combinación posible de vuelos y llegar a un destino que ya tiene tintes blanquiazules.