Mohamed-Ali Cho será el sexto jugador francés fichado por la Real Sociedad.

Mercado de fichajes Mohamed-Ali Cho, sexto jugador francés que ficha la Real Sociedad

El nuevo atacante blanquiazul continúa la saga de jugadores galos fichados para el primer equipo como Collet, Potillon, Brechet, Dramé o Sagnan

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Mohamed-Ali Cho, el primer fichaje del verano de la Real Sociedad, no se sentirá un extraño en el vestuario de Zubieta. Su idioma, el francés, será compartido por lo menos por un compañero más, Robin Le Normand. Seguro que el bretón ejercerá de anfitrión del nuevo realista cuando arranque la pretemporada. Puede estar tranquilo Ali Cho en ese sentido, porque la Real, por cercanía geográfica, siempre ha tenido el oído preparado para recibir a compatriotas suyos.

El internacional sub21 con Francia es el sexto futbolista galo que ficha la Real Sociedad en el mercado para incorporarlo directamente al primer equipo. Stephen Collet, Lionel Potillon, Jeremie Brechet, Boukary Dramé y Modibo Sagnan fueron esos cinco jugadores que llegaron a Gipuzkoa antes que el parisino.

Collet, nacido en Madagascar, pero con pasaporte francés, recaló en la Real procedente del Lens en agosto del 2000. La aventura de este menudo centrocampista en la Real apenas duró una temporada en la que tan solo jugó 6 partidos.

Hubo que esperar tres años, al verano de 2003, para ver un nuevo francés en el equipo. Fue Potillon, que llegaba para reforzar el lateral izquierdo de un equipo que afrontaba la Champions League tras el subcampeonato. El defensor llegó cedido del PSG y participó en 24 encuentros. Aún se recuerda un fenomenal marcaje suyo a Figo durante un triunfo en Anoeta ante el Madrid. En 2004 llegó Brechet, un central con gran cartel que venía del Inter de Milan. Sus continuas lesiones condicionaron su estancia en Gipuzkoa y apenas pudo disputar una veintena de partidos como realista.

Ya con el equipo en Segunda, la Real volvió a explorar el mercado del país vecino para cerrar en 2008 la cesión de Boukary Dramé, procedente del Sochaux. El central, de origen senegalés, no convenció a Juanma Lillo y apenas llegó a jugar un par de partidos. Sagnan ha sido el último francés incorporado por el club para el primer equipo en el verano de 2019. El defensor aún continúa en la disciplina txuri-urdin, aunque Roberto Olabe ya ha reconocido que se le busca una salida tras vestir la camiseta blanquiazul en 22 ocasiones.

Refuerzos al Sanse

El primer equipo no ha sido siempre el destino de los jugadores franceses fichados por el club. Hay un gran número de ellos que arribaron a la capital guipuzcoana con la idea de reforzar primero al Sanse. En esta lista se hallan nombres como los de Giovanni Sio, Jonathan Nanizayamo, Victor Fuchs, Liassine Cadamuro, Kevin Rodrigues, Näis Djouahra o Le Normand, este último el más exitoso de todos.

Otro ejemplo de que la Real siempre ha estado atenta a lo que se movía en Francia fue la incorporación de Antoine Griezmann a una edad más temprana incluso que los jugadores previamente mencionados. El de Macon fue un caso de éxito sin precedentes.

La Ligue 1 también ha servido como caladero para pescar buenos futbolistas sin la necesidad de que fueran franceses. Luiz Alberto y Kvarme llegaron del Saint Etienne, mientras que Rafinha ha sido el último en venir del PSG.