Beñat Turrientes, en el partido ante el Sheriff de Tiraspol. / ARIZMENDI

La Pizarra

Abiertos por fuera, espacios por dentro

Imanol introdujo cambios, pero tenía clara la idea para superar al Sheriff. Brais se colocó como falso extremo derecho para que Sorloth encontrara hueco para fusilar

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

Imanol no para de crecer como entrenador. Ya no solo como gestor de grupo, que también, sino que sus conocimientos tácticos se van ampliando con el paso de las jornadas. Tan solo los partidos te pueden dar la experiencia necesaria como para predecir un movimiento del entrenador rival incluso antes de que el balón eche a rodar una semana después

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores