Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

El que mucho abarca...

¿Puede la Real ir con todo y a por todo en las tres competiciones? Mi respuesta es clara: no

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

Está metida nuestra Real Sociedad de lleno en plena lucha en las tres competiciones que disputa esta temporada. En la Liga sigue cerca de los puestos europeos, pero no da el paso definitivo hacia ellos. En Europa tiene muy bien enfilada su clasificación para los dieciseisavos y en la Copa está dando los primeros pasos, tras ganar al Lleida, para afrontar en enero los octavos.

Mi pregunta es clara. ¿Puede la Real ir con todo y a por todo en las tres competiciones? Mi respuesta es también clara: no. Por supuesto que me gustaría que pudiera hacerlo, pero por lo que veo, al plantel de Eusebio no le da para llegar a todo si lo que quiere es competir con sus mejores hombres en las tres competiciones, al menos en esta fase del calendario en la que se suceden los partidos.

Es cierto que la Real tiene una gran plantilla, con recambios de lujo en casi todas las líneas, pero no lo es menos que en el centro del campo, y lo dije antes de empezar la temporada, le faltan recursos para poder rotar como lo hace sin problemas en defensa y en ataque. Por eso, Eusebio tuvo que contar con jugadores como Prieto, Canales y Oyarzabal tanto en el partido de Lleida del jueves pasado por la noche como en el de Getafe del domingo por la mañana. Es verdad que faltaban Illarra y Zuru, pero esto va a ser el pan de cada día, no que falten estos dos jugadores a la vez, sin los que creo que la Real no ha ganando un partido, pero sí que debido a la acumulación, los centrocampistas sufrirán problemas musculares.

januzaj y De la Bella, en el duelo copero ante el Lleida.
januzaj y De la Bella, en el duelo copero ante el Lleida. / ADRIA ROPERO

Por eso también el técnico tuvo que recolocar a Canales en el medio frente al Getafe. Es evidente que no le gusta Pardo -si no jugó en Getafe no sé cuándo lo va a hacer- y que, aunque en pretemporada apostó por Guevara, todavía no le debe ver como para ser titular. Sé que un jugador que sí es de su gusto, Guridi, sufre una lesión de largo duración, pero eso en verano ya se sabía.

En defensa, como se ve, con Odriozola, Carlos Martínez, Gorosabel, Aritz, Llorente, Navas, Iñigo, De la Bella y Kevin, las espaldas están bien cubiertas. Arriba, con Vela -está teniendo muchos menos minutos de los que cabía esperar en sus últimos meses como blanquiazul-, Januzaj, Canales, Oyarzabal, Willian, Juanmi, Bautista y a la espera de Agirretxe, también hay recursos sobrados. Pero en la línea más castigada físicamente en todos los equipos, el centro del campo, todo gira en torno a Illarra, Prieto y Zuru, con algo más de participación de Zubeldia cuando el último de los citados no está. La ausencia de cualquiera de ellos es todo un problema para Eusebio y menos mal que la profesionalidad de Xabi Prieto le permite aguantar como un jabato jugando dos y tres partidos por semana.

Sin perder la ambición

Repito que, a mi juicio, a la Real le falta algo para poder ir con todo y a por todo en las tres competiciones. Y, como también dije antes de empezar la temporada, bien haría en priorizar la Liga, esto es indiscutible, y la Europa League. Esto no significa, ni mucho menos, que haya que tirar la Copa a la basura. Qué va. Lo que pienso es que en este torneo puede jugar perfectamente la segunda línea, los jugadores que menos minutos tienen en la Liga. Si decimos, y en eso hay prácticamente unanimidad, que la Real tiene una gran plantilla -para mi corta en el medio-, no hay por qué dudar del rendimiento de los menos habituales en una competición que desde que el Madrid y el Barcelona se toman en serio, las posibilidades de título son a mi juicio menores que incluso en la Europa League. Llegar a una final, con mucha suerte en los sorteos, es posible, como demostró hace un año el Alavés, pero ojo, porque los de Vitoria jugaron toda la competición hasta las semifinales con los jugadores menos habituales.

Oyarzabal celebra el gol marcado en el campo del Vardar.
Oyarzabal celebra el gol marcado en el campo del Vardar. / ARIZMENDI

Es cierto que, de momento, la Real tiene pie y medio en las siguientes rondas europea y de Copa, y que en la Liga sigue cerca, pero tengo muy claro que no tiene capacidad, por ejemplo, para jugar los octavos, los cuartos y las semifinales de Copa todos los miércoles de enero, sin rotar y mucho a sus jugadores, especialmente en el centro del campo.

Ya saben aquello de que el que mucho abarca poco aprieta. De momento, la escudra realista se mantiene firme en todos los frentes. Debe confirmar sus aspiraciones en la Liga ganando, por fin, en Anoeta el domingo, y se jugará las opciones de ser primero de grupo en Noruega frente al Rosenborg. Y luego está la Copa, en la que seguramente deberá dosificar a los más castigados.

Contenido Patrocinado

Fotos