Real Sociedad

Eusebio busca al sustituto de Zurutuza

Gorostidi corre ayer en dirección al campo dos de Zubieta. / LOBO ALTUNA

Pardo y Zubeldia parten con ventaja, pero abre el abanico a Gorostidi, que juega en la misma posición en el Sanse. Iñigo y Januzaj podrían incorporarse hoy al grupo

ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Entre jugadores lesionados y los que están con sus selecciones, Eusebio, justo de efectivos, arde en deseos de poder contar cuanto antes con Iñigo y Januzaj para poder preparar con mayores garantías el partido del sábado en Mendizorrotza. Hoy mismo los dos podrían sumarse al grupo. Parece que han superado las molestias físicas que vienen arrastrando en los últimos días y por lo visto ayer en el entrenamiento vespertino, en el que ambos se entrenaron al margen a intensidad media, hoy podrían engordar el grupo de jugadores que el entrenador tiene a su disposición esta semana post parón liguero.

Y es que sin los internacionales Vela, Illarramendi, Odriozola y Oyarzabal, y sin los lesionados Zurutuza, Agirretxe y Guridi, Eusebio no lo tiene fácil para desarrollar su trabajo esta semana, no al menos como le gustaría. No puede completar un 11x11, con el que podría corregir sobre el terreno los desajustes defensivos que tantos dolores de cabeza le vienen dando al equipo; tampoco tiene en Zubieta a Ilarramendi, el jugador sobre el que gira el estilo de juego de la Real, y a eso se suma que debe dar con un jugador que cubra la ausencia de Zurutuza en los próximos partidos. Tiene más problemas que de costumbre.

A priori es Pardo el llamado a jugar en esa posición de ocho. Para situaciones como ésta se decidió que lo mejor era que se quedara en la Real esta temporada tras salir cedido al Betis en el pasado mercado invernal. El partido ante el Alavés debería ser para él, pero entre que viene de cometer un error grave ante el Zenit que supuso encajar un gol y que se quedó fuera de la convocatoria en el último de liga ante el Betis, solo Eusebio sabe si le va a dar esa confianza o va a decantarse por alguien diferente. Pardo viene luciendo un vendaje en la zona del cuádriceps derecho más próxima a la rodilla.

Otro que podría jugar en la posición de Zurutuza es Zubeldia, aunque Eusebio le prefiere como pivote por delante de la defensa los días en los que haya que dar descanso a Illarramendi e incluso como central, así que ayer volvió a reclutar a Gorostidi, un chaval de Tolosa, nacido en 1996, que juega en el Sanse en la misma posición que Zurutuza.

Lo normal es que el entrenador apueste por Pardo ante el Alavés porque de otra forma el jugador quedaría muy tocado, señalado, pero lo poco que le tiembla la mano a Eusebio para apostar por los canteranos permite dejar en el aire la posibilidad de que Gorostidi, autor del gol del Sanse el pasado sábado, entre en una próxima convocatoria y quién sabe si para jugar. No hay más que remontarse el partido ante el Levante, en la quinta jornada, cuando Eusebio apostó por Gorosabel en el lateral derecho cuando tenía jugadores disponibles en el primer equipo para cubrir ese puesto.

Gorostidi se entrenó ayer como uno más en la primera sesión de esta semana. Mostró desparpajo, manejo de las dos piernas en los ejercicios de posesión que dispuso Eusebio en ochenta minutos y apenas perdió balones. Hizo fácil lo difícil. Estuvo bien arropado por el citado Gorosabel, Guevara, Zubeldia y por el capitán Xabi Prieto. Y se marchó a los vestuarios con una sonrisa de oreja a oreja. Eusebio tiene otros cuatro entrenamientos esta semana para decidirse, para decantarse por uno u otro, para dar forma a un once que permita competir con garantías en un campo complicado como Mendizorrotza.

Fotos

Vídeos