Real Sociedad B

Zubieta será una olla a presión

Los futbolistas del Sanse aplauden a la afición al término de un encuentro en Zubieta./DV
Los futbolistas del Sanse aplauden a la afición al término de un encuentro en Zubieta. / DV

El Sanse busca sellar ante el Racing su acceso a los playoffs en un partido declarado de alto riesgo

AXEL GUERRA

El Sanse juega mañana ante el Racing de Santander (18.00 horas) el último partido de la liga en Zubieta, aunque los de Aitor Zulaika esperan que no sea el último de la temporada. Para ello, deberán consolidar la plaza que ocupan en puestos de playoff de ascenso a Segunda en las dos jornadas que restan.

La primera oportunidad la tienen ante un rival directo como el Racing, en un encuentro que la Comisión Antiviolencia ha declarado de alto riesgo. Está anunciada la presencia de 400 aficionados cántabros, que agotaron en menos de tres horas todas las localidades a 12 euros que envió el club txuri-urdin a Santander, lejos del millar que le solicitaron. Se prevé así que Zubieta sea una olla a presión con centenares de aficionados de ambos equipos apoyando a los suyos.

Con seis puntos en juego, Mirandés (72 puntos), Sporting de Gijón B (71), Real Sociedad B (68), Racing de Santander (68) y Athletic de Bilbao B (67) son los cinco equipos que tienen posibilidades de jugar la fase de ascenso a Segunda División. Una victoria del filial blanquiazul ante los racinguistas le permitiría sellar su presencia en unos playoffs que no disputan desde la temporada 2005/06. Entonces, aquel equipo en el que jugaban Agirretxe, Zurutuza, Carlos Martínez, Estrada o Mikel González, entre otros, cayó eliminado contra el Las Palmas en Anoeta. Una derrota, en cambio, podría relegarle a la quinta plaza en función del resultado de hoy del Athletic B.

En caso de victoria, a falta de una jornada por jugar el Sanse aventajaría en tres puntos al Racing y tendría el golaveraje a favor, ya que en el partido de la primera vuelta disputado en El Sardineroigualaron a cero. En caso de empate habrá que esperar a la última jornada, donde se recurrirá al golaveraje general, favorable en este momento a los realistas, con una diferencia de +23 por +20 de los cántabros.

Los txuri-urdin están rindiendo a gran nivel esta temporada y se aferran a sus números como local para lograr el billete para luchar por ascender de categoría. En Zubieta han ganado once partidos y solo han perdido cuatro. Además, en los ocho encuentros que han disputado como locales en 2018 han marcado ocho goles y solo han encajado a uno. Con todo, el reto será máximo porque enfrente tendrán a un rival que es un histórico de la Primera División que busca reverdecer viejos laureles y que en las dos últimas campañas ha jugado los playoffs.

Medidas especiales

Como ya ocurriera hace dos semanas ante el líder, el Mirandés, se espera una gran entrada en Zubieta. La grada del José Luis Orbegozo tiene una capacidad para 2.200 espectadores y los socios blanquiazules accederán gratis. Las taquillas se abrirán antes del partido, pero no se venderán localidades a los seguidores cántabros por motivo de seguridad. Se realizarán registros selectivos en el acceso a Zubieta y la afición visitante se situará nada más acceder a la grada, a la derecha y en la parte superior, mientras que las peñas realistas que acudan al partido -Bultzada Taldea ha anunciado su presencia- se situarán en el otro extremo.

El club recomienda acudir con tiempo para evitar las aglomeraciones a la entrada. Se permitirá estacionar en el parking hasta que se llene. Fuera de las instalaciones no se permitirá aparcar para evitar colapsos y el tráfico se dirigirá hacia el hipódromo.

A pesar de lo que hay en juego, la jornada no se disputa con horario unificado. Sanse y Racing se enfrentarán sabiendo los resultados de Mirandés y Athletic B, que juegan hoy a domicilio contra el Arenas de Getxo y Osasuna B, respectivamente. Es tan reducida la distancia entre los cinco implicados que el filial realista tiene opciones tanto de quedar primero como de quedar quinto y fuera de la lucha por el ascenso.

En la última jornada, el Sanse visitará al Peña Sport. El equipo navarro ocupa puestos de descenso directo, a tres de los playoffs por la permanencia y a cuatro de la salvación. Los de Tafalla juegan mañana contra el Logroñés y si pierden podrían llegar al partido contra los txuri-urdin descendidos, sin nada en juego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos