El Zenit, arropado por 800 personas, de las que 150 son ultras peligrosos

A.V. SAN SEBASTIÁN.

El Zenit arrastrará 800 aficionados a Gipuzkoa de los que 150 son considerados ultras peligrosos. Para prevenir los altercados que pueden generar, como han hecho estos ultras cada vez que se desplazan fuera de San Petersburgo, la Ertzaintza ha preparado un especial dispositivo de seguridad que pretende tenerlos todo lo controlados que sea posible. El problema al que se enfrenta la Ertzaintza es que muchos de estos ultras se mueven al margen de los viajes organizados por el club y por tanto se desconoce de antemano en qué hoteles se van a alojar y en qué vuelos pueden aterrizar en Euskadi. Puede que se alojen fuera de San Sebastián al no tener habitaciones suficientes por ser puente festivo. El partido es considerado de riesgo especial.

Ante esta tesitura, la Ertzaintza recuerda a los ciudadanos que tienen a su disposición el teléfono 112 por si tuvieran que denunciar algún altercado o por si son testigos de grupos de aficionados rusos sin escolta policial por las calles de cualquier localidad. Son fácilmente identificables por sus cabezas rapadas. Son de ideología ultraderecha. En el partido ante el Rosenborg en Trondheim, donde el termómetro no pasaba de un grado, estaban despojados de sus camisetas, a pecho descubierto, en la grada del campo. Allí se fueron sin pagar de los pubs y arrasaron con todo en algunos comercios.

Estos mismos ultras fueron causantes de destrozos en establecimientos de Madrid y Sevilla cuando el Zenit visitó al Atlético en 2013 y al Sevilla en 2015 en Champions League.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos