Real Sociedad

Zaza, Zaza: que viene, que viene...

De villano a héroe. Zaza celebra uno de sus goles / EFE

Un tuit de su novia estuvo a punto de incendiar el Valencia, pero su 'hat trick' al Málaga le ha convertido en el nuevo ídolo che

J. T. SAN SEBASTIÁN.

Es zurdo. Es provocador. Tiene fama de sumar cada final de temporada más tarjetas amarillas que goles y hace siete días un tuit de su novia estuvo a punto de provocar un incendió en el Valencia. Pero no. Su hat trick al Málaga le ha convertido en el nuevo ídolo del valencianismo.

Hace una semana parecía que el vestuario del Valencia podía estallar. Parecía que iba a saltar por los aires. Marcelino, el entrenador del Valencia, decidió dejar fuera del once inicial en el derbi ante el Levante y por razones técnicas a Simón Zaza (Policoro, provincia de Matera, Italia, 1991)..., y se armó el belén.

Zaza, molesto por la decisión de su técnico, se levantó en armas. Se negó a hacer en el precalentamiento los rondos con el resto de sus compañeros y aunque jugó unos minutos, Marcelino tuvo que rescatarle del túnel de vestuarios tras finalizar el partido para que saludara a su afición.

Pero no solo Zaza se quejó. Su novia, la modelo Chiara Biasi, irrumpió en las redes sociales con un polémico tuit (en italiano) que todo el mundo entendió como ofensivo para Marcelino por haber dejado en el banquillo a su chico. «Si quieres gente de carácter debes recordar que las pelotas que uno tiene las tienes siempre. No le dejes en el cajón (banquillo) sin motivo. Arréglalo». Este fue el tuit, que no tardó en ser respondido por Marcelino. «Intentamos construir un equipo por encima de las individualidades. Nadie me dijo cuando firmé mi contrato que un jugador tenía que jugar 90 minutos. Zaza jugará cuando deba jugar», sentenció.

Los colegas valencianos afirman que las horas posteriores fueron tensas en el vestuario. Muy tensas. Que se temía que el carácter indómito del jugador desestabilizara el vestuario. Pero no: los tres goles que marcó ante el Málaga obraron el 'milagro' y dejaron tiritando a Míchel.

Zaza logró el primer hat trick de su carrera en una noche que no olvidará. Fueron tres goles -dos de ellos sin apenas dificultad- que cambiaron el panorama social. Tres goles para Marcelino, tres goles para la afición y tres goles para su cuenta goleadora, que estaba algo necesitada. Los tantos que marcó en ocho minutos fueron de alguna manera la respuesta a Marcelino, que horas antes había puesto por las nubes a Rodrigo, el delantero que en estos momentos disputa el puesto a Zaza y su reivindicación dado que no pocos consideraban que los 16 millones que habían pagado el Valencia a la Juventus no se correspondían con su valía...

Hacía un mes que Zaza no marcaba pero el ariete italiano ha puesto en fila a todo el valencianismo y ha convertido a su religión a todos los que habían dudado de él. Zaza salió por la puerta grande, coreado por su afición. Atrás quedaron las polémicas y los tuit (no sabemos si ha variado el pensamiento de Marcelino) . Y es que los goles son el mejor antídoto para solucionar cualquier crisis.

Fotos

Vídeos