Real Sociedad

Joseba Zaldua: «Xabi Prieto y Carlos Martínez me vacilan con que me he tirado del barco»

Zaldua juega con un balón en la ciudad deportiva del Leganés./ABC
Zaldua juega con un balón en la ciudad deportiva del Leganés. / ABC
Futbolista de la Real Sociedad cedido en el Leganés

El lateral cedido por la Real Sociedad, que no jugará el sábado en Anoeta por sanción, regresará en verano a Zubieta «para competir por un puesto en el equipo»

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Joseba Zaldua (Donostia, 1992) regresará a la Real cuando finalice su cesión al Leganés el 30 de junio. El lateral, que no jugará el sábado en Anoeta (16.15 horas) después de ser expulsado en la última jornada, destaca «la mentalidad y su compromiso con el trabajo diario» de su entrenador Asier Garitano, uno de los técnicos con los que ha contactado el club txuri-urdin para que se haga cargo de su banquillo la próxima temporada.

- ¿Le ha dado muchas vueltas a la tarjeta roja que le impide jugar en Anoeta?

- El cabreo se me ha pasado un poco con el paso de los días, pero me fastidió mucho porque antes del partido estuve hablando con el entrenador. Tenía cuatro amarillas y no quería ver otra que acarrease sanción y perderme el partido en Anoeta. Cuando vi la roja pensé 'vaya liada', pero está demostrado que cuantas más vueltas le das y más planeas una cosa, peor sale.

- ¿Era un partido especial?

- Sí. Cuando sale el calendario en verano es uno de los primeros partido que miras cuándo te toca jugar. Estoy triste porque es un partido que todo futbolista quiere jugar. Por bonito y especial. Es la despedida de Xabi Prieto y Carlos Martínez, y nosotros, además, llegamos con la permanencia resuelta.

- ¿Ha hablado con ellos?

- Sí, tengo muy buena relación con ambos. Cuando vieron que me expulsaban y no podría jugar el sábado me mandaron algún mensaje en forma de vacilada. Que me tiraba del barco, que no me atrevía a enfrentarme con ellos y sufrir sus últimas cabalgadas. Les he pedido que me guarden sus camisetas para tener un bonito recuerdo.

- Con Carlos Martínez competía por un puesto en el once. ¿Cómo ha sido la relación con él?

- Siempre le voy a estar agradecido porque desde el día que subí al primer equipo me acogió muy bien. Había rivalidad porque competíamos por el mismo puesto, pero por encima de todo es una gran persona y compañero que me aconsejó en todo momento para que evolucionara y mejorara como futbolista y que me apoyó cuando no pasaba por buenos momentos.

- ¿Acudirá a Anoeta?

- Tengo que hablar con el míster porque los que no estemos convocados tendremos entrenamiento el sábado. Le pediré permiso para estar y que haga una excepción porque es la despedida de dos amigos.

- En el aspecto personal, tendría ganas de demostrar la evolución que ha tenido durante este año.

- Los entrenadores tienen sus gustos y hay que respetarlos. Cuando la Real me dice que no cuenta conmigo, es el momento en el que busco la salida. No juego para demostrar nada a nadie, sino a mí mismo. Se lo que puedo dar y lo que no. Al final, compites contra ti mismo.

- Cuando se marchó cedido en verano dijo que quería «jugar y ser feliz». ¿Lo ha logrado?

- Ha sido un año muy positivo para mí. Necesitaba tener regularidad y jugar treinta partidos seguidos. Cuando consigues eso, te llenas de fe y optimismo. Estás seguro de ti mismo y reafirmas, que aunque este año la Real no contara contigo, eres jugador de Primera. Le estoy muy agradecido al Leganés y Asier Garitano. Me han dado la tranquilidad y la confianza que necesitaba y que en la Real no tenía en los últimos años.

«Estoy agradecido al Leganés, he recuperado la confianza y me he reafirmado como jugador»

«Garitano destaca por su compromiso con el día a día y su mentalidad, controla todo»

«Un entrenador que lleva a un club de Segunda B hasta Primera algo bueno tiene que tener»

- ¿Durante este año cómo ha sido la relación con la Real? ¿Le han seguido?

- La verdad es que no he hablado mucho con ellos. Conversé con Loren al principio de temporada, pero luego poco. Las cosas han estado moviditas con todos los movimientos que ha habido en los últimos meses. No he pensado mucho en ello porque quería estar centrado en hacer las cosas bien aquí, porque tenía claro que si salía del equipo de mi vida era para hacerlo bien.

- ¿Ha hablado con el nuevo director de fútbol, Roberto Olabe?

- Personalmente no he hablado con la nueva dirección deportiva del club, pero mis representantes sí. En cualquier caso, el 30 de junio vuelvo a la Real.

- ¿Con intención de quedarse?

- Claro, siempre lo he dicho. La Real es mi equipo, de mi corazón, y donde me gustaría hacer toda mi carrera deportiva, aunque este año se hayan dado estas circunstancias. Mi idea es volver y competir por un puesto.

- ¿En qué ha evolucionado Zaldua en este tiempo?

- En la mentalidad tanto dentro del fútbol como fuera de él. Aquí se vive la profesión de otra manera porque en la Real es más difícil desconectar por ser un club tan especial y su entorno. La regularidad que he tenido me ha permitido dar un rendimiento muy bueno.

- La Real a la que llegará se parece poco a la que dejó.

- Son ciclos por los que pasan los equipos. Cada vez quedan menos compañeros de la época en la que ascendí, pero si algo tiene bueno la Real es que no solo está sacando jugadores de abajo sino que además tiene muy buen nivel.

- Uno de los cambios de la próxima temporada estará en el banquillo. Asier Garitano es uno de los entrenadores con los que ha contacto la Real, ¿le ha dicho donde entrenará el año que viene?

- [Risas] La verdad es que no hemos hablado de ello. El otro día comunicó al vestuario que no seguiría la temporada que viene en el Leganés, pero no hemos hablado más.

- ¿Qué tipo de entrenador es? Preséntelo a la afición txuri-urdin.

- Solo puedo decir cosas buenas de él. Es el que me ha dado la oportunidad de hacer un año bueno y estar a gusto. Lo que más destacaría es su mentalidad y su trabajo diario. Siempre está metido, controla todo. Su trayectoria con el Leganés -subir de Segunda B a Primera División- habla por sí solo de lo que es capaz. Si ha conseguido algo así, algo bueno tiene que tener. Su propuesta igual no es tan vistosa como otras, pero es un tipo de entrenador que con sus ideas va a muerte. Es lo que transmite y lo hace bien.

- ¿Cómo son sus equipos?

- Asier analiza mucho a los rivales y plantea los partidos en función de cómo podamos hacer más daño. Es algo que le gusta cuidar y que durante la semana trabaja. Esta temporada hemos sido capaces de jugar con varios sistemas en un mismo partido, de utilizar diferentes armas para lograr los tres puntos y, eso, también es importante.

- ¿Tendría buen encaje en Zubieta?

- Nunca se sabe. Sería diferente a lo que ha vivido aquí, porque la Real tiene una historia en Primera y al Leganés lo cogió en Segunda B. El peso y la importancia que ha tenido en el club serían diferentes. Creo que puede hacer un gran trabajo, pero lo que mandan son los resultados, que son lo que valen finalmente en el fútbol. Porque no vale de nada si trabajas bien pero no ganas partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos