Arconada: «Xabi Prieto es un ejemplo, debemos estarle agradecidos»

Luis Miguel Arconada, en los jardines del Palacio Miramar de San Sebastián/MICHELENA
Luis Miguel Arconada, en los jardines del Palacio Miramar de San Sebastián / MICHELENA

«Ha demostrado profesionalidad, entrega y rendimiento. Hemos tenido suerte de tenerlo en la Real Sociedad», dice de Xabi Prieto el eterno capitán

ÁLVARO VICENTE

Luis Miguel Arconada (San Sebastián, 1954) representa la mejor historia de nuestro club y nadie mejor que él para valorar lo que ha supuesto Xabi Prieto en la Real Sociedad. El gran portero de la Real Sociedad campeona también traslada sus impresiones de lo que ha supuesto que el Barcelona haya igualado el récord de la imbatibilidad de aquella Real Sociedad en la que él era el capitán.

- Cuelga las botas Xabi Prieto, un hombre de un solo club como usted. ¿Es un día de alegría, como decía el propio jugador al haber podido jugar en el club en el que soñaba?

- Xabi Prieto, al que conozco desde que era un crío porque estudié con su padre José Mari, ha sido un grandísimo jugador que hemos tenido la fortuna de tener siempre en la Real Sociedad. Ha mostrado un compromiso firme en distintas etapas, especialmente cuando el club bajó a Segunda, y eso dice mucho en su favor. Ahora, en plenas facultades físicas, siendo titular después de haber jugado todos los partidos de la última Liga y casi todos los de la presente, ha decidido que es el momento de colgar las botas y es una decisión que hay que respetar. Todos los realistas tenemos que estarle agradecidos por estos años de fútbol que nos ha dado. Siempre ha antepuesto el bien del club, el del equipo, antes que el personal y ha ejercido de líder en cada decisión.

- No tiene que ser fácil rechazar ofertas mareantes de clubes, algo que también hizo usted...

- Recuerdo que en nuestra época era Juan María Amiano quien nos ponía los pies en el suelo. Llegó a la Real Sociedad después de haber pasado por el Oberena, Espanyol y Salamanca. Siempre nos hacía ver la suerte que teníamos de poder estar en un club grande como la Real Sociedad. Y es que hay veces que el canterano, al no haber vivido otra cosa, puede acomodarse y eso es un error. Estar en la Real Sociedad es una suerte, un privilegio y hay que aprovecharlo. Xabi Prieto es un ejemplo. Y no me refiero solo a hacer una carrera en un mismo club, que también, sino al saber valorar, a saber que el canterano también tiene que devolver algo al club que le ha formado. Debe pelear y trabajar como lo ha hecho él cada día en Zubieta.

- ¿Cómo se combate el vértigo al día después de colgar las botas?

- Xabi ha sido siempre el primero en llegar al trabajo y el último en irse. Ha demostrado profesionalidad, entrega y rendimiento. Ha vivido intensamente su profesión las 24 horas del día y es evidente que se le va a hacer raro. No lo va a echar de menos de inmediato, pero sí dentro de unos meses, cuando se vea en casa los fines de semana en lugar de viajando con el equipo. Ahí sí podrá empezar a echar de menos una rutina que le ha acompañado en sus últimos quince años. Lo mejor es que Xabi Prieto es muy joven, tiene 34 años, y un largo camino por delante.

- Prieto está abierto a seguir ligado a la Real Sociedad no como entrenador y tampoco como presidente, según ha confesado...

- La Real Sociedad siempre saldrá ganando. Xabi Prieto ha sido un ejemplo dentro y fuera del terreno de juego y lo va a seguir siendo como referente de la Real para las próximas generaciones. Sé cómo siente la Real Sociedad porque lo ha vivido desde que era un crío y eso no va a cambiar aunque cuelgue las botas. Algunos tenemos sangre blanquiazul.

- ¿Quién puede tomarle el relevo en el vestuario?

- No doy mucha importancia a quién puede tomarlo porque cada uno, como capitán, tiene sus características. Yo tuve las mías y Xabi ha tenido las suyas. Cada capitán, cada persona, tenemos una personalidad distinta. Estoy convencido de que en el vestuario hay jugadores capacitados para heredar ese brazalete.

- Me va a permitir que le pregunte por el récord de la imbatibilidad. ¿Eran conscientes en ese momento de lo que estaban consiguiendo?

- En aquellos momentos lo que queríamos era ir ganando partidos cada semana para poder aspirar a ganar el título de Liga, el primero de la Real Sociedad, porque era nuestra ambición. Era bonito tener un récord, pero siempre digo que lo que realmente cuenta son los títulos. No hay nada como levantar copas.

- ¿Cuántas veces se ha cruzado el argentino Bertoni en sus sueños?

- (Ríe). Lo recuerdo bien. Sucedió en la penúltima jornada de la temporada 79/80. Éramos líderes con 50 puntos, uno más que el Real Madrid. Ellos ganaron ese día por 1-2 en Las Palmas, con lo que a nosotros nos bastaba con empatar en Sevilla y superar al Atlético en Atocha para ser campeones. Después de 32 jornadas sin perder nadie esperaba un tropiezo de la Real Sociedad, nosotros tampoco, pero cuando estábamos empatados a uno y ellos, el Sevilla, estaban con nueve al ser expulsados Blanco y Juan Carlos, Bertoni hizo el 2-1. Perdimos en aquella desafortunada tarde en Sevilla y tuvimos un récord que ha durado mucho, pero sinceramente nuestra lucha era por levantar un título. Lo positivo es que supimos sobreponernos a aquello para ganar después los dos títulos de Liga, que era lo que realmente buscábamos.

- Han tenido que pasar 38 años hasta que un equipo haya conseguido igualar esa marca de imbatibilidad. ¿Consuela que en ese equipo esté Messi?

- Messi es excepcional, el mejor jugador que he visto nunca, con mucha diferencia. No hay nada parecido. Que haya sido el Barcelona de Messi el que lo ha igualado significa que conseguimos algo muy difícil de repetir. Ha habido muchos equipos ganadores desde entonces: el Real Madrid de la Quinta del Buitre que sumó cinco ligas consecutivas entre 1986 y 1990, el Dream Team de Johan Cruyff que asombró al mundo a principios de los noventa con cuatro campeonatos seguidos de 1991 a 1994, el Barça de Guardiola de hace unos años... Ninguno ha podido igualar ese registro hasta ahora.

- ¿Qué tenía ese equipo?

- Nos entregábamos al máximo. Es evidente que hay que ser una plantilla de nivel para tener esa opción porque un día tonto lo puede tener cualquiera. Esa Real Sociedad tenía algo especial. Es una pena que el Barcelona nos pueda superar ahora, pero es ley de vida. Fue una lástima que el Sevilla no pudiera aguantar el 2-0 ante el Barcelona que tenía hace dos jornadas en el Sánchez Pizjuán. Era ese partido.

- ¿Cómo puede afectar al Barcelona el varapalo sufrido en la Liga de Campeones?

- Creo que egoístamente no nos viene bien. Tal como se toman las cosas en Barcelona y habiendo quedado fuera tan recientemente, el Barcelona saldrá enchufado el sábado, aunque si hay un equipo ahora que le puede hacer sombra es el Valencia. Vamos a ver. Hay que jugarlo.

- ¿Cómo ve a la Real Sociedad?

- Los resultados esta temporada no han sido los que esperábamos, pero hay que tener confianza en la gente que está en el club. Siguen llegando jugadores de la cantera al primer equipo y eso siempre es una alegría. A nada que el equipo se entregue, el aficionado de la Real Sociedad le va a acompañar como ha hecho siempre.

El adiós de Xabi Prieto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos