Xabi Prieto y Jon Guridi tampoco paran y trabajan en Zubieta

Xabi Prieto entrena en solitario. / JOSE MARI LÓPEZ
Xabi Prieto entrena en solitario. / JOSE MARI LÓPEZ

El capitán y el canterano se entrenan a la espera de que el resto de compañeros se incorporen mañana

A.G SAN SEBASTIÁN.

Imanol Agirretxe no es el único txuri-urdin que se ha quedado sin vacaciones de Navidad y que estos días se ejercita en Zubieta para mantener la forma física o mejorarla. Junto al de Usurbil se han dejado ver por las instalaciones realistas Jon Guridi y Xabi Prieto.

Agirretxe y Guridi vienen de superar sendas lesiones de larga duración y han preferido no parar para seguir con su puesta a punto y estar a disposición de Eusebio Sacristán a la mayor brevedad. El delantero disputó entre agosto y septiembre tres partidos de Liga -Celta, Villarreal y Real Madrid-, pero a comienzos de octubre sufrió una rotura «severa» en el muslo izquierdo. El centrocampista, que debutó con el primer equipo en marzo en un encuentro ante el Alavés en Mendizorroza, fue operado pocos días después de una una «osteocondritis disecante» en la rodilla derecha.

Los dos futbolistas comenzaron a trabajar con el grupo el pasado día 8 y diez días más tarde recibieron el alta médica. Ahora les falta la futbolística, que ellos se vean en condiciones de ayudar al grupo y que el entrenador pucelano les dé la oportunidad. En su trabajo durante los últimos días en Zubieta han estado supervisados por el preparador físico Karla Larburu y el doctor Javier Barrera.

Prieto, incombustible

El caso del capitán es diferente al de los dos anteriores. Prieto lleva catorce temporadas en el primer equipo y, además de su calidad técnica, una de las claves para mantenerse tanto tiempo en la elite es la dedicación que dedica a su preparación.

El donostiarra, que acababa contrato en junio y debe valorar si quiere prorrogarlo o retirarse, es uno de los jugadores fijos en el esquema de Eusebio. Ha disputado todos los partidos de Liga desde que el técnico pucelano llegó a la Real y suma ochenta y cinco encuentros consecutivos en el torneo de la regularidad. En Europa League jugó cinco partidos en la fase de grupos y solo descansó en el partido contra el Vardar en Anoeta mientras que en Copa jugó los dos partidos ante el Lleida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos