Xabi Prieto, el capitán ideal de la Real Sociedad

El centrocampista de la Real Sociedad es el paradigma de Zubieta, el futbolista que mejor representa lo que es la Real

Xabi Prieto festeja un gol junto a Griezmann y Vela en la eliminatoria previa de Champions League ante el Olympique de Lyon. /
Xabi Prieto festeja un gol junto a Griezmann y Vela en la eliminatoria previa de Champions League ante el Olympique de Lyon.
Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

Se va Xabi Prieto. Se va para siempre. El futbolista donostiarra ha defendido con orgullo y elegancia el escudo de la Real Sociedad durante los últimos quince años. Quince años en los que ha demostrado ser el capitán ideal. Alfa y omega del club. Sangre txuri-urdin. Prieto empezaba las jugadas con su clásica peinada de cabeza y muchas veces las remataba desde el punto de penalti. Con su estilo único e inimitable. Se va Xabi Prieto. Y la afición llora. Llora de emoción.

Miren, les voy a contar una cosa. No es fácil trabajar en el deporte profesional. A menudo nos encontramos con que tenemos que lidiar con millonarios prematuros que utilizan el desplante como respuesta, el desprecio como estilo. Todo ello teniendo que trabajar contra el reloj, corriendo de un lado para otro, sin saber si el ordenador se va a apagar de un momento para otro o fallar la conexión. En esas situaciones era una gozada tropezarse con Xabi Prieto, tan elegante en la victoria como en la derrota, en la salud como en la enfermedad. En un fútbol donde sobra pasión y falta mesura, su presencia me tranquilizaba. Era, ha sido, será el gentleman de la Real Sociedad.

En el verde ha sido un centrocampista de época. Extremo e interior, centrador y culebrero, se movía como pez en el agua en los espacios reducidos donde Ronaldinho hacía magia. Y él, también. Me muevo por aquí, la paso por allá, amago y me voy, amago y me quedo. Con una visión de juego maravillosa y un físico privilegiado, muchos futbolistas deberían fijarse en él para saber cómo envejecer con dignidad. A no pocos ha sorprendido su capacidad de adaptación, su inteligencia para compensar la pérdida de velocidad con una lectura de juego siempre en servicio del equipo, su juego aéreo, su facilidad asociativa o su calidad en la pequeña baldosa, allí donde la mayoría solo conduce con niebla y él era capaz de bailar tangos.

Se va con 34 años pero de la memoria de los realistas no desaparecerá nunca. Eskerrik asko Xabi Prieto, el capitán ideal de la Real Sociedad. Esta canción está dedicada para ti:

La retirada de Xabi Prieto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos