Real Sociedad

Xabi Prieto: «El reto es consolidarnos entre los equipos que luchan siempre por Europa»

Xabi Prieto, ayer, durante uno de los dos entrenamientos que realizó la Real./ARIZMENDI
Xabi Prieto, ayer, durante uno de los dos entrenamientos que realizó la Real. / ARIZMENDI

El donostiarra, que sueña con ganar un título, apuesta por que el equipo afronte la temporada «sin ponerse límites y exigiéndose al máximo»

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Xabi Prieto (Donostia, 1983) afronta su decimosexta pretemporada con la Real. Tras siete semanas de vacaciones, el centrocampista ha vuelto a los entrenamientos con una figura envidiable y parece que el tiempo no pasa por él. En su condición de capitán repasa la actualidad blanquiazul tras las tres primeras sesiones de trabajo del verano -hoy el equipo descansa-, las últimas salidas de Yuri, Zaldua y Granero y los objetivos para el nuevo curso en el que el equipo realista participará en tres competiciones.

- ¿Cómo han comenzado la pretemporada 2017/18?

- Bien, con mucha ilusión. Afrontamos una nueva temporada en la que volvemos a jugar en Europa y, por tanto, vamos a disputar tres competiciones en las que queremos hacer un buen papel. Vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible en las tres y de llegar lejos. Además, tenemos un grupo bonito de jugadores y con opciones de hacer cosas importantes

«Aspiramos al máximo. Hay equipo para rendir en una temporada exigente con muchísimos partidos»

«Llorente va a aportar muchas cosas. A pesar de su juventud, tiene mucha experiencia en Primera»

- En los últimos días se ha conocido la salida de tres jugadores que la Liga pasada estaban en el equipo. ¿Cómo lo está viviendo el vestuario?

- No solo Zaldua, Yuri y Granero. Mikel tampoco sigue tras acabar contrato en junio. Para nosotros es una situación complicada porque era gente muy querida y apreciada en el vestuario con la que hemos compartido muchas cosas durante los últimos años. Cada uno ha salido por algún motivo. En el caso de Yuri no lo esperábamos, pero cuando viene un equipo de la envergadura del PSG no es fácil que se queden aquí los jugadores. A los cuatro les deseamos lo mejor en sus nuevos destinos.

- A cambio se incorporan cinco jugadores que el año pasado tenían ficha con el filial.

- Es bonito ver que este año han subido cinco futbolistas de la cantera. Todos participaron la temporada pasada con nosotros y dieron un gran rendimiento. Ahora recogen el premio de su esfuerzo. Nadie les ha regalado nada.

- ¿Ha hablado con ellos? ¿Les ha dado algún consejo?

- Intentamos que el tránsito del filial al primer equipo se dé con la mayor naturalidad posible. El trato es muy normal. Tratamos de que cojan confianza cuanto antes con el grupo. En mi caso, procuro estar cerca de ellos, de bromear para que enseguida se sientan a gusto y cómodos en el vestuario. Así es más fácil que luego en el terreno de juego mantengan el mismo descaro que les ha llevado hasta el primer equipo. Si están aquí es porque cuando jugaban en las categorías inferiores demostraron que tenían el nivel necesario.

- ¿Cómo ha visto a Diego Llorente, el único fichaje hasta el momento?

- Bien, muy bien. Se siente cómodo tanto en la ciudad como en el equipo. En estos primeros días es normal que se muestre un poco tímido, pero se trata de un jugador que conoce la Liga y que no va a tener ningún problema para acoplarse.

- ¿Qué puede aportar al equipo?

- Le conocemos bien porque hemos jugador contra él, tanto cuando militaba en el Rayo hace dos temporadas como el año pasado en el Málaga. Si el club lo ha fichado es porque considera que es una buena opción. Se trata de un jugador, que tiene mucho recorrido que a pesar de ser joven ya tiene mucha experiencia en Primera. Es un futbolista que nos va a aportar muchas cosas.

- Tras un año y medio con Eusebio, ya saben lo que el técnico les pide.

- A medida que ha pasado el tiempo hemos adquirido los automatismos que el míster quería inculcar y como equipo también hemos ido creciendo cada día. La idea es seguir avanzando en la propuesta de juego que tenemos desde que llegó.

- ¿Cuál es el objetivo para la temporada que acaba de empezar?

- Tenemos que apostar por no parar, por continuar con la línea de trabajo y rendimiento de los últimos tiempos. Conseguir que haber entrado en Europa no sea fruto de una buena temporada, sino darle continuidad, que la Real pueda estar ahí arriba habitualmente y consolidarnos entre los equipos que pelean siempre por entrar en competiciones europeas.

- Ahora que comienzan los entrenamientos, ¿valoran más el haber quedado sextos en la pasada Liga y no tener que jugar previas?

- Sí, porque de no haberlo conseguido tendríamos que haber empezado antes y, quieras o no, es un factor importante para la preparación y para la cabeza el no tener que competir a finales de julio y principios de agosto con la presión de tener que ganar. Haber pasado por la mala experiencia de quedarnos fuera ante el Krasnodar hace tres años hace que valoremos lo conseguido la temporada pasada.

- Esta pretemporada tiene un diseño similar a la pasada.

- Sí, en ese sentido vamos a realizar una preparación muy parecida a la del verano anterior. Primero vamos a trabajar dos semanas en Zubieta, luego tendremos la concentración en Holanda con bastantes partidos. A partir de ahí alguno más suelto antes de iniciar la Liga el tercer fin de semana de agosto.

- ¿Sueña con hacer algo grande?

- Todo el mundo sabe que mi sueño es ganar un título con la Real. Seguramente se me van acabando las posibilidades, pero esta temporada tenemos tres opciones y no nos tenemos que poner límites. Tenemos que exigirnos al máximo y luego la competición ya nos pondrá en nuestro sitio. De primeras, aspiramos al máximo. Hay equipo para rendir bien en una temporada que va a ser exigente y con muchísimos partidos.

- En los últimos años los equipos de la Liga han destacado en la Europa League.

- Así es. Tenemos la experiencia del Celta que el año pasado llegó a semifinales, el Sevilla ha sido capaz de ganarla y el Athletic ha estado cerca. Es una competición muy atractiva, que nos invita a soñar y disfrutar.

- En lo personal, ¿sabe cuántas pretemporadas lleva ya?

- Dieciséis con esta, ¿no?

- ¿Cómo la afronta? ¿Convencido de que será la última?

- No me atrevo a decir nada. Quiero disfrutar del día a día y en marzo o abril llegará el momento de tomar una decisión y comunicarla. Pero es algo de lo que no quiero estar hablando todo el año, tenemos una temporada muy atractiva por delante con la Real en Europa y solo me quiero centrar en ello para tratar de dar lo mejor de mí.

- ¿Recuerda la primera?

- Sí, fue el verano de 2002 con Raynald Denoueix en aquella temporada que finaliza con el subcampeonato de Liga. Aquel año nos concentramos en Alpenkoning, Austria.

- ¿Ha cambiado mucho el trabajo que se hacía entonces y el que se hace ahora?

- Aquellas eran unas pretemporadas más duras que las de ahora, se corría mucho más. Recuerdo que hacíamos carreras de mil metros en la montaña. Me iba a la cama sin saber si al día siguiente iba a poder levantarme y entrenar. Quizá eran los nervios de ser aún joven y de no estar hecho físicamente, pero sí que recuerdo la dureza de aquellos días.

- Después de tanto tiempo, ¿ como mantiene la ilusión?

- A medida que pasan las pretemporadas uno se las toma con más tranquilidad. Sabes lo que toca. No pasas por los nervios que tienes cuando llegas al primer equipo por tener que demostrar, por pensar si vales o no o si le vas a gustar el entrenador. La experiencia hace que te preocupes por otras como no tener ningún percance o ir cogiendo la forma poco a poco. La ilusión siempre es necesaria y la tienes que mantener.

Fotos

Vídeos