Real Sociedad

Willian José: «Los goles que meto de cabeza los aprendí de Cristiano»

Willian José posa ayer para la entrevista en las instalaciones de Zubieta./USOZ
Willian José posa ayer para la entrevista en las instalaciones de Zubieta. / USOZ

El brasileño, que debutó en Primera con el Madrid en 2014, advierte de que «Betis, Villarreal y Leganés han ganado este año en el Bernabéu y no somos nosotros peores»

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Willian José (Porto Calvo, 1991) vivirá mañana un partido especial. Llega en el mejor momento de su carrera profesional, ya que nunca había marcado tantos goles como ahora, y lo hace al estadio del equipo que le permitió debutar en Primera hace cuatro años. Ese pasado blanco y su racha realizadora le convierten en el protagonista de la víspera del choque.

-¿Cómo llegan al Bernabéu?

-Bien. Sabemos que es un partido muy difícil pero acudimos con la moral que nos dio conseguir un triunfo tan abultado contra el Dépor.

-¿Qué supuso anímicamente una victoria así?

-Nos vino muy bien. Veníamos de cuatro derrotas consecutivas y meterle 5-0 al Deportivo nos dio más alegría para trabajar.

-A esas cuatro derrotas hay que añadir la marcha de Iñigo al Athletic. ¿Cómo les afectó su adiós?

-Los tres primeros días estuvimos fastidiados. No sabíamos nada y fue una sorpresa para nosotros. Fue difícil de encajar, duro. Pero en el fútbol nunca sabes qué puede pasar y tienes que estar preparado para todo.

-¿No sospechaban que podía tomar una decisión así?

-No nos había dicho nada. Yo me enteré esa misma noche por internet. Me quedé sorprendido. Me crucé algún whatsapp con varios compañeros y nadie sabía nada.

-¿Le sorprendió que se marchase al Athletic?

-Sí. Después de la buena temporada pasada que hicimos era normal que nos pudieran fichar a alguien, como pasó con el PSG y Yuri en verano. Entonces sí salió que el Manchester City y el Barcelona querían a Iñigo, pero se quedó aquí. La sorpresa es que se haya ido al Athletic, porque no había escuchado nada.

-Y más siendo el eterno rival, ¿no?

-Sí, porque la rivalidad entre los dos equipos es grande. Iñigo siempre ha peleado mucho por nosotros en esos partidos ante el Athletic y me ha sorprendido que se haya marchado al rival. No creí que iría a Bilbao. Pero respeto su decisión, porque cada uno tiene su vida y sabe mejor que nadie qué es lo que más le conviene.

-¿Pudo despedirse de él?

-Sí. Pasó a recoger sus cosas y a despedirse de nosotros. Fue un día muy triste para todos, incluso para él, porque fue una decisión muy rápida. Pero hay que mirar para adelante.

«Me enteré de lo de Iñigo en internet. En verano oí lo del City y el Barça pero no creí que iría a Bilbao»

«Si Zidane tiene que reservar a alguien, que lo haga con Casemiro, Kross y Modric»

-¿La salida de Iñigo unió más al vestuario para ganar al Deportivo?

-Creo que sí. Estábamos en un momento difícil y él era un compañero que necesitábamos mucho, pero unidos pudimos sacar adelante el partido y ahora ha venido Héctor Moreno, que también es un buen jugador y va a hacer un gran trabajo.

-¿Qué sensaciones le ha dejado en estos primeros entrenamientos?

-Muy buenas. Es un buen futbolista, con mucha calidad en el juego con balón. Tiene muy buen manejo y se posiciona bien. Le veo preparado para jugar.

-Cuando marcó ante el Deportivo se señaló el escudo en la celebración. ¿Por qué hizo ese gesto?

-Fue por todo lo que llevábamos encima. Veníamos de cuatro derrotas, de vivir lo de Iñigo y parecía que ya no servíamos para nada. Todo lo bueno que hicimos el año pasado se había olvidado. Y seguimos siendo los mismos, los jugadores y el míster. Hay que tener paciencia para que las cosas vayan bien, porque confiamos mucho en lo que estamos haciendo y los resultados llegarán.

«Xabi dice que si estoy en el campo voy a tirar los penaltis. No fallaba desde hacía seis años»

«En Liga debemos mirar hacia arriba y en Europa, a dos partidos, podemos ganar a cualquiera»

-¿Es un partido especial por enfrentarse en el Bernabéu al equipo que le dio la oportunidad de venir a Europa hace cuatro años?

-Sin duda. No jugué muchos partidos en el Real Madrid, porque lo hacía en el Castilla, pero guardo buenos recuerdos de aquella etapa.

-¿Llegó a jugar allí de blanco?

-No. Estuve convocado ante el Almería y llegué a calentar, pero al final no salté al campo. Solo calentar fue impresionante, porque jugábamos en la ciudad deportiva y verte ahí en un estadio tan grande es diferente. Es un club que ha ganado muchos títulos y por el que han pasado los mejores jugadores del mundo.

-¿Le hubiera gustado debutar en el Bernabéu aquel día?

-Sí, claro. Es el sueño de todo futbolista jugar en un club así y en un estadio tan grande. Al final el debut me llegó en Balaídos, después de haber jugado la víspera con el Castilla. Nos llevaron a Lucas Vázquez y a mí en un coche. Fue un día muy feliz verme jugar al lado de mi amigo Casemiro, Marcelo, Ramos, Xabi Alonso, Morata... Luego viví desde el banquillo la Copa que ganó el Madrid al Barcelona con aquel gol de Bale. Fue muy emocionante. Nos dieron una copita a todos los jugadores y la guardo con cariño en Brasil.

-Solía entrenarse con el primer equipo y allí estaban los Cristiano, Benzema y Bale. Como delantero que es, ¿en qué se fijaba de ellos?

-Entrenarme al lado de los mejores del mundo me hizo aprender mucho. De Cristiano admiraba cómo remataba de cabeza. Era un espectáculo. Yo no era bueno por arriba, de hecho no hice muchos goles de cabeza en Brasil. Y sabía que para ser un buen delantero tenía que mejorar esa faceta. Entrenar junto a él me hizo mejorar el remate de cabeza. Los goles que meto ahora por arriba los aprendí de él -risas-.

-¿De Benzema?

-Es un jugador que me gusta mucho y con el que me identifico, porque no se queda solo en el área, sino que se mueve por todo el campo. Me aprendía los movimientos que hacía, aunque yo no llego ni al 50% de su calidad. No entiendo que alguien que lleva casi 200 goles en el Madrid y ha superado las cien asistencias sea tan discutido.

-¿Y de Bale?

-Su velocidad, su potencia y su disparo eran increíbles. Me fijaba en cómo le pegaba al balón.

-¿Cree que es buen momento para ir al Bernabéu?

-Sí, porque vienen de empatar ante el Levante y estarán pensando en el partido de Champions ante el PSG.

-¿Ve posible ganar allí?

-Claro que sí. El Betis, el Villarreal y el Leganés ya lo han hecho esta temporada y nosotros no somos peores. Eso sí, tenemos que hacer un partido perfecto para conseguirlo.

-¿Cuál es la receta para ganar?

-Jugar como sabemos sin regalar muchos balones, porque ellos son muy buenos al contragolpe. En estos campos hay que hacer un partido muy completo porque los fallos se pagan muy caros.

-Se dice que Zidane puede reservar a varios jugadores para el partido del PSG. ¿Qué tres jugadores le gustaría que descansaran?

-Todo el mundo diría la BBC, pero en Anoeta no jugaron Cristiano ni Benzema y nos ganaron bien. Si Zidane tiene que reservar a alguien que lo haga con los tres del centro del campo: Casemiro, Modric y Kross. Son tres grandes futbolistas que la tocan muy bien y lanzan a los delanteros.

-Volvamos a la Real. El curso pasado marcó 14 goles y este ya lleva 16 y estamos en febrero. ¿Dónde se pone el listón?

-En verano dije que mi objetivo era lograr 15 goles en Liga y lo puedo conseguir, porque llevo cuatro jornadas marcando y me encuentro bien. Para un delantero es importante hacer goles, porque te dan confianza, aunque cambiaría alguno por tener más puntos en la clasificación.

-¿Hablamos entonces de superar los veinte?

-Creo que es posible, porque en Europa League también espero seguir marcando. Tenemos la eliminatoria ante el Salzburgo, que es un rival que encaja pocos goles, pero confío en que las cosas me vayan bien.

-¿Se encuentra mejor que el año pasado?

-Sí. Entonces no pensaba hacer una temporada tan buena, porque tenía que adaptarme a los compañeros, al club, a la ciudad... Todo me salió muy bien y este año todo es más fácil.

-Nunca como profesional había marcado tantos goles...

-Es verdad. Mi récord fue con el Sao Paulo en 2012, cuando hice quince.

-¿Por qué cree que le están saliendo las cosas tan bien en la Real?

-Conozco la Liga y a mis compañeros, y ellos también me conocen a mí. Es un club en el que se puede trabajar muy bien y en el que me encuentro a gusto. El año pasado era mucho más tímido, ahora me he soltado y eso se nota en el campo.

-Hace justo un año se lesionó en Cornellá. Los problemas musculares son ya historia, ¿no?

-Fue un momento difícil, porque era cuando más me necesitaba el equipo. Estuve dos meses de baja y después me costó llegar a final de temporada porque tenía molestias. Ahora estoy muy bien.

-¿Ha variado algún hábito para que se encuentre tan bien?

-No. Sigo haciendo lo mismo. El problema del año pasado fue que jugamos ocho partidos a mucha intensidad en enero, con esas dos eliminatorias de Copa ante el Villarreal y el Barcelona, y esa fatiga muscular hizo que me rompiera en febrero.

-Varios partidos de esta temporada ha jugado escorado en la izquierda con otro compañero entrando desde atrás, ¿le gusta hacerlo así?

-No me importa, porque hay jugadores como Oyarzabal, Juanmi y Canales que atacan bien la espalda de los defensas. Es una opción muy buena porque yo salgo a un lado y la defensa rival no sabe qué hacer.

-Ahí se nota que en sus inicios jugó de centrocampista, ¿verdad?

-Sí, porque estoy habituado a hacerlo en posiciones más retrasadas. En el Zaragoza jugaba de mediapunta con Borja Bastón de delantero y en Las Palmas jugué cuatro partidos de centrocampista. Me siento a gusto porque hasta los 17 años me he movido en el medio, aunque a mí lo que me gusta es meter goles.

-¿Va a lanzar el próximo penalti?

-Xabi y yo somos los encargados, lo que pasa es que Xabi me dice que mientras esté yo en el campo me va a dejar lanzarlos. Después de fallar ante el Celta se ha dicho que él debe tirarlos, pero yo llevaba seis años sin fallar uno, desde el Sao Paulo. Si Xabi me deja, voy a lanzarlos porque tengo la confianza para hacerlo.

-Ya sabe que Xabi le va dejar...

-Entonces lo tiraré. Si no, la gente a lo mejor dice que me da miedo.

-¿Qué puede conseguir la Real en lo que resta de temporada?

-En Liga no estamos tan lejos del sexto o séptimo puesto. Tenemos que mirar hacia arriba porque somos un buen equipo. En Europa tenemos mucha ilusión, porque es una competición de mucho prestigio en la que podemos llegar lejos.

-¿Se nota esa ilusión europea?

-Sí, porque a dos partidos podemos ganar a cualquiera. En Liga siempre se nos han dado mejor los de arriba que los de abajo y si superamos al Salzburgo el equipo se va a venir arriba.

-Viendo los goles que está haciendo y con una cláusula de 40 millones, ¿podemos dormir tranquilos?

-Mi pensamiento es estar en la Real. La gente me ha recibido muy bien y solo me iré cuando ellos quieran. El año pasado tuve varias propuestas pero ni las escuché. Me hacía ilusión jugar la Europa League, porque era mi primera competición internacional por clubes. Me quedan cuatro años más de contrato aquí.

Sus goles por temporada

13/14
Real Madrid Castilla: 4
14/15
Zaragoza: 10
15/16
Las Palmas: 10
16/17
Real Sociedad: 14 (Liga, 12; Copa, 2)
17/18
Real Sociedad: 16 (Liga, 11; Europa League, 5)

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos