Real Sociedad

Vitoria, escalera hacia la tranquilidad

Xabi Prieto, el analista Xabier Ruiz de Ocenda y Asier Illarramendi ascienden ayer las escaleras que llevan al campo dos de Zubieta./PEDRO MARTÍNEZ
Xabi Prieto, el analista Xabier Ruiz de Ocenda y Asier Illarramendi ascienden ayer las escaleras que llevan al campo dos de Zubieta. / PEDRO MARTÍNEZ

Atosigada por los muchos goles que encaja, la Real juega en Mendizorrotza, donde ha ganado una vez en las últimas cinco visitas

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

No va a seguir marcando goles sin querer y lo normal es que antes o después empiece a cerrar su portería. La pregunta es cuándo será más equipo la Real, cuándo coordinará mejor sus movimientos en la fase defensiva y cuándo encontrará la pócima mágica, el tan manido equilibrio. ¿Será hoy (18.30 horas) en Vitoria? Ojalá. Mendizorro-tza es un campo en el que habrá que hacer muchas más cosas bien que mal porque de lo contrario la Real sufrirá como lo ha hecho en las últimas cinco visitas saldadas con una victoria, un empate y tres derrotas. La Real no gana en Vitoria desde el 1 de noviembre de 2000 con un solitario gol de Igor Jauregi y con Periko Alonso en el banquillo.

Zubeldia en el sitio de Zurutuza

La Real juega lejos de Anoeta con el vacío que deja la ausencia de Zurutuza en el centro del campo. Roto el triángulo engrasado que forman Illarra, el citado Zurutuza y Prieto, una de las principales incógnitas en la previa es cómo va a responder el equipo a la entrada de un elemento nuevo en un partido en el que lo normal es que el Alavés regale el balón a la Real. Zubeldia, por delante de Pardo, es quien tiene más boletos para ocupar ese sitio. El equipo gana consistencia con él, pero pierde la creatividad que puede ofrecer Pardo. En el resto de posiciones no se esperan novedades. Por hache o por be, Eusebio no ha repetido once en las siete jornadas de Liga disputadas. Rulli, al que los goles encajados le están haciendo dudar en situaciones de partido en las que ya no lo hacía, continuará en la portería. Iñigo sigue con molestias, apenas se ha entrenado con el grupo, y no llega tampoco a este partido, por lo que Aritz, Llorente y Navas se disputan dos puestos en el centro de la zaga. Lo normal es que sean los dos primeros. En los laterales, Odriozola y Kevin son fijos. Illarramendi, Prieto y Zubeldia ocuparán el mediocampo, y arriba, Oyarzabal, Juanmi y Willian José son hoy quienes más garantías ofrecen, toda vez que Vela solo ha podido entrenarse con el grupo en una sesión al haber jugado esta semana con su selección al otro lado del charco. Canales arrastra unas molestias desde el entrenamiento de ayer y tiene pinta de que será el jugador descartado en el día de hoy. Eusebio recupera a Januzaj tras el derrame en la rodilla derecha que le impidió ser convocado ante el Betis. Carlos Martínez, Agirretxe y Guridi son baja médica.

Objetivo: cerrar la portería

Quizás no sea solo una cuestión numérica, de recordar que la Real ha encajado 17 goles en siete partidos de Liga (una media de 2,4 goles), que es junto al Eibar el equipo que más goles recibe, y sí de recuperar el equilibrio en la fase defensiva, de ser un equipo que no conceda tantas ocasiones fáciles a sus rivales. Eusebio es consciente de ello y sus jugadores también, han tenido dos semanas para mirarse al ombligo, así que habrá que dar por hecho que cada pérdida hoy en el centro del campo no se va a traducir en una situación clara de gol del Alavés como ha ocurrido en las últimas jornadas, en las que solo ha conseguido sacar un empate ante el Betis en cuatro partidos. En el vestuario de la Real saben que no llegarán lejos en ninguna de las tres competiciones si siguen encajando tantos goles, por más que sea el equipo que más tira a puerta detrás del Real Madrid y Barcelona y el que más centros al área realiza (172), así que lo mejor que le puede pasar hoy al equipo es ganar 0-1 y dejar la diversión de los goles, de los resultados abultados, para otro día. Toca recuperar la esencia, conseguir que la Real sea un equipo difícil de superar, que para ganarle haga falta jugar al fútbol y tener un pellizco de suerte.

LAS FRASES Alberto De la Bella «Espero un Alavés agresivo y duro, y con este entrenador seguramente se exijan más» Eusebio «Tenemos que trabajar en defensa para mostrarnos como un equipo equilibrado» Mikel Oyarzabal «El Alavés juega intenso y es un equipo rocoso, pero si damos nuestro nivel podremos ganar» De Biasi «Necesitamos hacer un partido tácticamente perfecto ante una Real con calidad y experiencia» Manu García «A la Real no le puedes someter los noventa minutos, hay que ser inteligentes» Munir «Tenemos que jugar al contraataque ante la Real y aprovechar las ocasiones de gol que tengamos»

Dos estilos diferentes

De antemano se intuye que va a ser un partido con dos equipos de estilos bien diferentes. La Real, con un juego basado en la posesión y en largas combinaciones, y el Alavés, apostando por el contragolpe. Otra cosa será una sorpresa mayúscula. Es, además, lo que ha confesado abiertamente esta semana Munir, el jugador del Alavés. En este contexto, estar atento en las vigilancias va a ser clave para salir vivo del combate, porque del éxito de ellas va a depender el resultado. Por suerte para la Real, al Alavés le está costando atinar con la portería, no es el Valencia que visitó Anoeta y tampoco el Betis. No marcó en las cinco primeras jornadas y no fue hasta la sexta cuando Manu García vio puerta ante el Real Madrid. A pesar de los buenos jugadores que tiene en la parte de arriba, el Alavés tiene una evidente falta de capacidad para generar juego ofensivo. Ha firmado solo 21 disparos a puerta en siete encuentros, por detrás de otros rivales con problemas como el Eibar y Las Palmas (22), que le aventajan en tres puntos. Pero esos números no reflejan toda la realidad porque la llegada de De Biasi al banquillo ha hecho del Alavés un equipo distinto. En su primer partido en el campo del Levante ya se vislumbró un cambio importante, y no solo por la victoria. El Alavés logró por primera vez dejar su puerta a cero en un choque donde el Levante -el mismo que le metió tres a la Real no hace mucho- no fue capaz de lanzar entre los tres palos en noventa minutos. El Levante pudo marcar en alguna acción aislada, pero el sistema defensivo del Alavés funcionó para conceder muy pocas oportunidades claras. No hay que ser muy avispado para saber que la Real va a tener muchas dificultades para encontrar los caminos al área del Alavés. De cómo lea el partido, de cómo lo descifre, va a depender la nota de este examen.

Fotos

Vídeos