Real Sociedad

«Desde verano se veía que Iñigo quería salir de la Real»

Antton posa conlas cuatro entradasque adquirió ayer enAnoeta. /FOTOS LUSA
Antton posa conlas cuatro entradasque adquirió ayer enAnoeta. / FOTOS LUSA

Los aficionados que compraron las últimas entradas para Salzburgo creen que la marcha de Iñigo se debe «solo a motivos económicos»

A.G. SAN SEBASTIÁN.

Mientras las redes sociales ayer fueron un hervidero nada más conocerse que Iñigo Martínez había decidido abandonar la Real para recalar en el Athletic, había indiferencia entre los aficionados blanquiazules que se acercaron a Anoeta para recoger las últimas 818 entradas que se pusieron a la venta para el partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Europa League en Salzurbgo.

La primera de la cola era la tolosarra Tere Lakunza, que se enteró de la noticia mientras esperaba que las taquillas se abrieran a las diez de la mañana. Iba en busca de entradas para su hijo David, que vive en Munich y viajará a Austria para animar a la Real en el Red Bull Arena el día 22 (21.00 horas). «Con ese dinero seguro que la Real le sustituirá bien», fue lo único que dijo.

Junto a Lakunza, esperaban otros dos jóvenes. Uno era el errenteriarra Igor Tejada la marcha del vizcaíno era «cuestión de tiempo» después de las ofertas que había recibido el jugador en verano. «La Real no puede llegar a las cifras de las que se están hablando, Iñigo ya tenía una buena ficha aquí y la decisión estaba en sus manos», explicó.

El tercero de los integrantes de la mínima cola era Jose, que viajará desde Oñati a Austria en compañía de sus amigos Iosu y Mikel. Entre los aficionados que pasó a la mañana por la taquilla, él fue el único crítico con la decisión del ondarrutarra. «En esta vida, cada uno nos movemos por unos valores y que no solo está el dinero. Creo que con todo lo que le ha dado la Real, tanto como persona como jugador, podía haber actuado de otra manera. No ha sido agradecido con lo que han hecho por él en Zubieta».

El oñatiarra también fue crítico con la planificación del equipo. «Algo ha fallado cuando hemos dejado salir a jugadores como Markel o Zaldua, que siempre aportaban, para quedarnos con otros como Iñigo que le ha faltado tiempo para salir. Ahora, es necesario fichar algo porque la plantilla es corta».

Joseba Arabaolaza es un veterano seguidor que ha viajado «mucho» con la Real. «Estuve en Colonia o Turín, por ejemplo», contaba, al tiempo que consideraba la decisión de Iñigo, «lógica», aunque le pedía que fuera claro en sus explicaciones. «Todos tenemos claro que se ha ido solo por motivos económicos. En el Athletic no aspirará a más que en la Real», dijo.

El donostiarra Antton también veía «lógica» la determinación de Iñigo de cambiar de aires. «Desde que en verano el Barça tocó su puerta se le veía con ganas de salir de la Real. Ha recibido una oferta que le soluciona la vida y no ha dudado. Cualquiera nos iríamos si nos doblaran el sueldo», aseguró.

1.670 txuri-urdin en Austria

Finalmente, serán casi 1.700 aficionados txuri-urdin los que se desplazarán a Austria para respaldar a la Real en el encuentro de vuelta contra el Salzburgo.

El club blanquiazul puso ayer a la venta para el público general las 780 entradas que sobraron de la última remesa que la entidad austriaca envío para satisfacer la demanda en Gipuzkoa. En las dos ocasiones anteriores los socios tuvieron preferencia para adquirir las localidades y retiraron casi 1.600, a las que hay que sumar las 70 que se vendieron ayer a un precio a un precio de 35 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos