Real Sociedad

Vela: «Me voy por la puerta grande»

ARIZMENDI

El mexicano recibío un caluroso homenaje de la afición y acabó manteado por sus compañeros

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

El vestuario de la Real era una fiesta al acabar el partido y lo era también la sala de prensa en la que compareció Carlos Vela. En una decisión sin precedentes, el jugador ofreció sus impresiones tras un partido redondo, en el que todo salió a pedir de boca, para el equipo y para él. «Nos contagiamos todos del destino, de que me voy, y salió redondo. Ni en mis mejores sueños hubiera acabado igual la cosa. Estoy muy contento de ver que la gente me quiere como yo a ellos. No se me ha caído una lágrima pero sí estoy emocionado. Han sido muchos momentos, buenos y regulares. El fútbol siempre lo he dicho que no es mi pasión pero agradezco haber conocido a tanta gente. Espero que la gente se quede con la persona».

No podrá olvidar fácilmente lo vivido en la noche de ayer en Anoeta, en la que tanto la afición como sus compañeros le dedicaron un merecido homenaje. En su último partido, el mexicano saltó al campo vestido de corto, con el 11 a la espalda, con su mujer, Saioa, y su hijo, Romeo, mientras en una grada se desplegaba una lona con sus imágenes y las palabras ‘eskerrik asko’. En el minuto once, los espectadores encendieron las linternas de sus teléfonos móviles para homenajear al mexicano, que recibió el gesto con signos de alegría. Antoine Griezmann se sumó al homenaje, en Twitter: «Gracias por tu fútbol y tu amistad Carlitos !!».

El ya exjugador de la Real reconoció que «pensaba que todo iba a salir bien, pero no como ha salido. Ha sido uno de los mejores momentos. En algún momento igual sí temí que mi estancia en la Real no terminara tan bien. Me daba pena poder terminar mal, pero después de hoy no hay más que decir. Me voy contento».

Fue preguntado por si se ha arrepentido de la decisión de irse al Los Ángeles FC de la MLS. «No, para nada. Me voy con ambición de poder conseguir cosas en Estados Unidos. Son doce años en Europa. Han pasado muchas cosas pero también extraño muchas cosas. Llego el proyecto adecuado por acercarme a mi familia en un país que siempre he querido vivir».

¿Era el momento de irse? ¿Se marcha demasiado joven? «Puede ser. Me tocó vivir rápido en mi juventud, pero el pasado no lo podemos cambiar. Me voy contento. Pudo haber sido mejor. Me voy contento con lo que viví y eso me va a llevar siempre».

Discrepó cuando se le apuntó que le ha faltado ganar títulos. «Al haber estado aquí ya gané. Sumar títulos es difícil. Yo he ayudado a un equipo a ir hacia adelante, dejo un proyecto sólido. Ojalá pueda festejar desde la distancia. Gracias a la Real he podido tener una familia, un hijo».

Sus números

250 partido:
ha jugado con la Real que se distribuyen de la siguiente manera: 219 de Liga, 19 de Copa, 8 de Champions y 4 de Europa League. Debutó con la Real el 27 de agosto de 2011 ante el Sporting en El Molinón.
73 goles:
ha marcado con la elástica blanquiazul. De ellos 66 han sido en Liga, 4 en Copa y 3 en la Champions. Además, ha dado 45 asistencias a compañeros.
3 momentos:
- Chilena al Málaga. Fue su segundo gol en la Real, el 4 de diciembre de 2011, y salvó la cabeza de Montanier al ganar por 3-2.
Golazo al Lyon
. El 28 de agosto de 2013 firmó su mejor gol aquí, tras arrancar de campo propio, sortear a cuantos rivales le salieron y culminar de cuchara ante Lopes.
Póquer al Celta
. El 23 de noviembre de 2013 hizo los cuatro tantos ante el cuadro vigués (4-3).

«Volveré»

Le costó explicar qué sintió al marcar. «En el momento ni te lo crees. Te pasan tantas cosas en la cabeza que ni lo llegas a disfrutar. Ahora, después de mi bañito caliente, no puedo pedir más. Me voy por la puerta grande. Agradezco a todos. Me voy pero siempre volveré porque una parte de mí se queda en la Real y en San Sebastián. Me voy físicamente pero estaré pendiente del equipo. El vínculo está ahí. Nunca sabes qué puede pasar. No hay que cerrar puertas y a la Real menos».

Le preguntaron si se ha quedado a medio camino. «No creo que fuera tan bueno. En la Real lo he dado todo. Habré cometido errores como cualquier persona pero he sido fiel a mí mismo».

Pese a la felicidad de la despedida, tampoco se podía obviar su desaparición (hasta ayer) esta temporada. «Desde el principio sabía que no iba a tener el mismo rol y yo lo acepté. Estoy contento de haber podido despedirme como lo he hecho. Han sido pocos minutos pero bien aprovechados».

Y se va agradecido: «No suelo seguir mucho las redes, ni mirar lo que pasa, pero esta vez sí tenía ganas porque sabía que había mensajes bonitos. Es difícil agradecer uno por uno pero desde aquí les agradezco que se hayan tomado esa molestia. Siempre les llevaré en la memoria y en el corazón». Y extendió su agradecimiento al club: «Si algo sobresale de la Real es el cariño que muestran en el trabajo».

A la pregunta de por qué no ha dado más entrevistas, confiesa que hasta él mismo se lo pregunta. «A veces pienso ‘qué payaso, podía haber mostrado mis sentimientos’. Pero va conmigo, no me nace. A mi madre tampoco le digo te quiero tantas veces como debería».

Y dejó la frase de la noche. Carlos, ¿hoy toca fiesta?: «Hoy toca dormir al niño (ríe). Ya cambié». Ese es Vela.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos