Exrealista

La luz de Vela alumbra Estados Unidos

Carlos Vela, que es abrazado por Latif Blessing, se dispone a chocar su mano con la de Diego Rossi tras el gol del uruguayo. / LAFC
Carlos Vela, que es abrazado por Latif Blessing, se dispone a chocar su mano con la de Diego Rossi tras el gol del uruguayo. / LAFC

El exrealista asistió al joven Rossi en el gol del triunfo de Los Angeles FC en su debut en la MLSF

OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

Diez minutos y 21 segundos tardó la medianoche del domingo Carlos Vela en abrir el tarro de las esencias que llevaron al Los Angeles FC a fichar al mexicano para convertirlo en su buque insignia. El exrealista recibió de Kaye, y a la media vuelta dio un pase en profundidad con el interior de su zurda con caño incluido al panameño Torres para que el uruguayo Diego Rossi -que ayer cumplió 20 años- batiera desde la media luna del área a Frei, el portero del Seattle Sounders, actual subcampeón de liga.

0 SEATTLE

1 LAFC

Seattle Sounders:
Frei, Delem (Neagle, m.80), Torres (Eikrem, m.46), Alfaro, Tolo, Svensson, Roldan, Wingo, Lodeiro, Shipp (Bwana, m.64), Bruin.
Los Angeles FC:
Miller, Ciman, Jakovic, Beitashour, Moutinho, Feilhaber, Kaye, Blessing; Ureña (Blackmon, m.80), Vela, Rossi (Harvey, m. 90).
Gol:
0-1, m. 11: Rossi.
Árbitro:
José Carlos Rivero. Amonestó al local Tolo y al visitante Feilhaber. Expulsó (m. 84) por doble amarilla a Alfaro (Seattle).
Incidencias:
40.070 espectadores en el CenturyLink Field. Unos 500 hinchas del LAFC.

Con el '10' en la espalda, jugó de eso. Centrado como enganche y no tanto en banda como en la Real. «Carlos es atacante, pero miren todo lo que ha hecho en el partido», valoró su técnico, Bob Bradley, «persiguiendo, aguantando el balón y la presión y organizando a los demás a su alrededor». De diez. Ante 40.070 espectadores, de los que medio millar eran aficionados vestidos de arriba abajo con el merchandising del LAFC, a Vela aún se le vio falto de físico. Tuvo una ocasión, fue objeto de dos faltas y un penalti sin sancionar.

La estrella del partido, sin embargo, fue el portero angelino, Tyler Miller, ex de los Sounders, que con sus paradas permitió a LAFC convertirse en la quinta franquicia que debuta en la MLSF con victoria, y la primera desde Vancouver en 2011.

Con la mente en el Mundial

Vela, que jugó los 90 minutos, abandonó el campo sonriente agarrando del hombro a Beitashour. Ya camino del vestuario en el interior de las instalaciones, el entrenador buscó a su estrella y se unió a la charla. De pronto, mientras seguían andando, apareció el brasileño Feilhaber al grito de «¡Carlitooosss!». La acción denota que Vela también se ha ganado ya su nuevo vestuario.

Tras el partido, se mostró «contento por ayudar a mi equipo con una asistencia», aunque admitió que «me faltan partidos para encontrar mi mejor nivel». Su impresión es que «esto va a ser bonito porque la liga es muy física, y eso me va a ayudar a nuevos retos y a querer trabajar más para poder estar encima de todos aquí». Su deseo es «ganarme la convocatoria para el Mundial a base de goles y asistencias». Su próxima oportunidad será el sábado, en la visita del LAFC al Real Salt Lake.

El fin de semana, en una entrevista a ESPN, le preguntaron por qué no saltó a un grande europeo. «Esto es fútbol. Lo importante es que en mi vida yo sea feliz. Si decidí que en la Real Sociedad era feliz y me quería quedar ahí, no tenía por qué ir a otro lado. No tengo nada que demostrar a nadie ni hacer lo que los demás quieran. Es mi vida. Si yo quería quedarme en la Real y ahorita quiero quedarme en EE UU, es mi problema. Estoy muy contento de mi carrera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos