Real Sociedad

La UEFA abre expediente disciplinario por los incidentes de los ultras del Zenit

Los ultras del Zenit encendieron bengalas en Anoeta. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El caso se tratará en el Órgano de Control, Ética y Disciplina el próximo 22 de febrero

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESan Sebastián

La UEFA ha abierto un expediente disciplinario tras el partido que la Real Sociedad y el Zenit jugaron en Anoeta el pasado jueves día 4 correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Europa League.

Los cargos que llevan a hacerlo se explican por el disparo de fuegos artificiales, el lanzamiento de objetos al terreno y la falta de orden dentro del estadio por parte de los aficionados del Zenit.

El caso se tratará con el Órgano de Control, Ética y Disciplina de la UEFA el 22 de febrero de 2018, según detalla el organismo en una nota fechada esta misma semana.

Aperribay aseguró que sospechan que se introdujeron bengalas en Anoeta con ayuda del Zenit

La apertura del expediente llega después del tsunami que provocó un sector de aficionados del Zenit antes del partido, que llevó a la Ertzaintza a cargar en la zona de Ferrerías de Amara -hubo cinco radicales detenidos y dos de ellos ingresaron en prisión-, y en el transcurso del mismo cuando encendieron bengalas que llevaron a desalojar la aficionados de la Real situados en la zona contigua.

Estos incidentes se produjeron después de que la Real Sociedad tratara sin éxito, en los días previos al partido, de que el Zenit les informara del número de aficionados ultras que iban a viajar a San Sebastián. En la Real sospechaban que podía haber incidentes y por eso se reclamó esta información. Ante esta falta de colaboración, se concretó una reunión la víspera del partido, con la UEFA como testigo, entre representantes de los dos clubes.

En el marco de esta reunión, según ha podido saber este periódico, el Zenit sí confirmó que no se habían vendido entradas a 35 aficionados que tienen prohibida la entrada a estadios en Rusia, pero ni confirmaron ni desmintieron que pudieran dejarse caer por San Sebastián algunos ultras como así fue. Los representantes del Zenit, siempre según fuentes próximas a este reunión, llegaron a sentirse aludidos por ser convocados a esta cita y sí dejaron entrever que podían producirse incidentes fuera y dentro del estadio como así fue.

La Ertzaintza tuvo que cargar contra los ultras y detuvo a cinco, dos de los cuales fueron a prisión

Es en este escenario en el que se producen las declaraciones del presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, en el marco de la junta de accionistas, el pasado miércoles, cuando denunció que en el club tienen la sospecha de que fueron gentes ligadas al Zenit los que facilitaron las bengalas a sus seguidores en el interior de Anoeta ya que los cacheos que se les realizaron a la entrada a los aficionados fueron exhaustivos y se habrían detectado los artefactos.

En la Real Sociedad, ya desde hace semanas, vienen reclamado a la UEFA una mayor colaboración entre clubes, algo que como en este caso no siempre se cumple.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos