El triunfo de los inconformistas

El rendimiento de jugadores como Aritz y Juanmi eleva el nivel de un equipo que desarboló a su bestia negra particular en Anoeta, el Villarreal

Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

La pizarra a balón parado y Willian abren el partido. Los blanquiazules encontraron el camino de la victoria en dos jugadas a balón parado. Primero en un córner que Willian José –¿quién si no?– remachó en dos ocasiones para adelantar a los de Eusebio y, luego en otra acción de estrategia que finalizó Prieto. La Real está sabiendo sacar provecho de su variedad de recursos ofensivos.

  • 2

Illarra y Zuru, los metrónomos de la Real. La vida sigue igual cuando Illarramendi y Zurutuza forman en el centro del campo de la Real. Se adueñaron de esa zona y marcaron el ritmo que más interesó al equipo blanquiazul en cada momento. Uno de los retos para Eusebio esta temporada va a ser saber cuándo y cómo dosificar a sus dos metrónomos.

  • 3

Aritz y Juanmi aprovechan su momento. La temporada pasada no fue fácil para Aritz y Juanmi. El beasaindarra pasó el año casi en blanco y el malagueño, a pesar de sus dieciséis goles, no gozó del estatus de titular. Aritz se mostró fuerte por arriba, seguro al corte, supo jugar con la tarjeta amarilla que le sacó Bacca en la única acción en la que se impuso el colombiano y estuvo listo para dar una asistencia magistral en el tercer gol a Juanmi. El delantero malagueño gozó de dos ocasiones claras antes de marcar en la última jugada de la primera parte. Es el triunfo de los inconformistas, de los que quieren más.

  • 4

Agirretxe vuelve a jugar en Anoeta. Si uno de los secretos de este equipo es que jugadores como Aritz o Juanmi nunca han bajado los brazos, qué decir de Agirretxe. El usurbildarra disfrutó ayer de sus primeros minutos en Anoeta desde febrero de 2016. Su vuelta es un espaldarazo para el equipo y la afición.

  • 5

Un equipo al que hay que tomar en serio. El sorteo del calendario deparó un inicio de Liga complicado para la Real ante dos rivales que las últimas temporadas han luchado por estar en Europa. Los blanquiazules han solventado con nota los dos envites. En el primero demostraron fortaleza mental para remontar en dos ocaciones y en el segundo arrollaron a su bestia negra particular en Anoeta. Ahora llegan dos semanas de descanso que permitirán a Eusebio recuperar a efectivos como Iñigo y Januzaj, y seguir afinando la puesta a punto del equipo.

Fotos

Vídeos