El soñador que ha encontrado el sueño en Vigo

Juan Carlos Unzué da órdenes ante la Roma. / EFE
Juan Carlos Unzué da órdenes ante la Roma. / EFE

Juan Carlos Unzué regresa al Celta donde fue ayudante de Luis Enrique, pero ahora lo hace como primer entrenador

J.T. SAN SEBASTIÁN.

Nació en Pamplona hace 50 años y es hermano de Eusebio Unzué, el factotum de Movistar que acaba de fichar a Mikel Landa, la última figura del ciclismo vasco. Juan Carlos fue portero de Osasuna durante dos temporadas y dio el salto al Barcelona, aunque como suplente de Zubizarreta. En la 90/91 firmó por el Sevilla donde se asentó. De allí se fue al Tenerife, Oviedo y de nuevo Osasuna donde colgó los guantes. Fue entrenador de porteros del Barça, primer técnico del Numancia, ayudante de Luis Enrique en el Celta y en el Barcelona y ahora regresa a Vigo, pero como primer entrenador.

«No tengáis miedo; me veo capacitado para entrenar al Celta», dijo Unzué el día de su presentación. «Cuando inicio un rol tengo sensación de novato, pero me veo más preparado», dijo convencido el técnico navarro. «Siempre he pensado en acumular experiencias para dar el paso como primer entrenador», añadió, aunque en realidad se sintió durante sus cuatro años con Luis Enrique, uno en el Celta y los tres últimos en el Barcelona como tal «porque él siempre me trató como un primer entrenador». Además, le gusta recordar una frase de Berizzo: «Dijo un día aquello de que el soñador y el sueño se encuentran y me siento identificado con ella».

Unzué es el cuarto entrenador con pasado azulgrana que ficha el Celta desde que Carlos Mouriño es su presidente. Hristo Stoichkov, Eusebio Sacristán y Luis Enrique también tenían el sello. La estancia del búlgaro fue muy breve y con el último descenso a Segunda por medio, pero a Eusebio se le considera el 'ideólogo' del estilo con el que se identifica últimamente el Celta -a Eusebio le siguió Luis Enrique- un fútbol propio de la escuela barcelonista, construido desde la zaga y con extremos abiertos-. Berizzo le dio su impronta con un estilo también personal, 'made in Bielsa', y ahora Unzué tratará de que el cuadro celtiña vuelva a Europa y tenga protagonismo en la Liga. «Hay un continuismo en el que estamos cómodos, con conceptos ya instaurados en muchos futbolistas y una gran herencia de Berizzo», admite Unzue, que presentará esta tarde frente a la Real un equipo casi idéntico que el de la temporada pasada, aunque con un estilo de juego algo diferente ya que el técnico navarro regresa a la defensa zonal y quiere que el juego se inicie siempre desde atrás.

Sin Guidetti

La lesión del delantero sueco John Guidetti en el último amistoso de la pretemporada ha despejado el panorama a Unzué. El uruguayo Maxi Gómez, uno de los fichajes, será su sustituto. Formará el tridente ofensivo junto a Iago Aspas, que arrancará desde la banda derecha, y Pione Sisto, quien atraviesa un gran momento de forma, jugará por la izquierda. Tampoco se esperan sorpresas en el centro del campo ya que Jozabed Sánchez y Daniel Wass respaldarán al serbio Nemanja Radoja.

Más

Fotos

Vídeos