Real Sociedad

Los socios de la grada norte de Anoeta no pagarán más al ser reubicados por las obras

La grada norte, que será derribada en septiembre. / ARIZMENDI
La grada norte, que será derribada en septiembre. / ARIZMENDI

Al abonado que mejore su asiento en otra parte del estadio no se le aumentará la cuota y al que lo empeore se le devolverá la diferencia

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

En plena vorágine del proceso de elección de asiento para el nuevo Anoeta, la Real Sociedad trabaja de forma paralela en la reubicación temporal de los socios afectados por las obras mientras duran los trabajos de remodelación. Es el caso de aquellos que ocupan hoy la tribuna norte, que deberán ser trasladados en el momento que ésta sea derribada, a partir de septiembre-octubre.

Como ya se hiciera con los abonados de la tribuna sur, el club, según el presidente Jokin Aperribay, hará lo posible para que quienes tengan que salir de la grada norte no se vean penalizados cuando sean reubicados en otras zonas del estadio la próxima temporada, momento en que se actuará en el fondo norte, el de la avenida de Madrid.

La Real Sociedad avanza que al socio de la tribuna norte que mejore su asiento por la reubicación no se le cobrará la diferencia al alza, mientras que al que empeore su visión del campo se le devolverá la diferencia entre septiembre y diciembre. «Vamos a intentar que no haya perjuicio para ninguna persona», apunta Aperribay. En ningún caso se pagará más por el carné de abonado, aun siendo situado en una localidad mejor que la que se tenga ahora.

El club tratará de ubicar a los socios en su lugar provisional junto a la compañía con la que acuden a Anoeta, aunque obviamente asume que no será posible en todos los casos. Elegirán asiento en un orden que estará determinado por una puntuación individual según la antigüedad, la condición de accionista y su asistencia al campo.

La previsión, según el cronograma de la obra de Anoeta, es que el derribo de la tribuna norte no se iniciará hasta que la tribuna sur esté levantada y se haya llevado adelante la fase más delicada de la reforma, la bajada de la cota del terreno de juego, que deberá estar acabada en agosto-septiembre.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos