Real Sociedad

Las segundas partes, un lastre para la Real Sociedad

La plantilla blanquiazul se ejercita en el campo número dos de las instalaciones de Zubieta./LUSA
La plantilla blanquiazul se ejercita en el campo número dos de las instalaciones de Zubieta. / LUSA

La Real Sociedad estaría en zona europea con los resultados del primer tiempo, pero se hunde después con unas cifras negativas

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Una de las conclusiones más rotundas que se pueden extraer de la entrevista a Eusebio publicada ayer por este periódico es que la Real carece de continuidad en su juego a lo largo de los noventa minutos en esta temporada. El técnico llegó a afirmar que «cualquiera que haya visto la primera parte que hicimos ante el Barcelona sabe que podemos llegar muy lejos», pero la asignatura pendiente es extender esas fases de buen fútbol a un partido completo, algo que no ha sucedido hasta ahora. De ahí que haya concluido la primera vuelta en la decimoquinta posición, solo por delante de Levante, Alavés, Deportivo, Málaga y Las Palmas. Un pobre bagaje.

Esa sensación de ir hacia abajo en la segunda parte se ha repetido en los dos encuentros de 2018, tanto en Leganés como contra el Barcelona en Anoeta. En Butarque, después de un primer acto en el que la Real dominó a su rival y dispuso de dos buenas ocasiones para marcar por medio de Oyarzabal e Illarramendi, se vino abajo tras el descanso y cayó con todo merecimiento ante un rival que le superó en el juego y en el marcador.

El domingo pasado maravilló en un primer tiempo en el que logró ponerse con dos goles de ventaja ante el líder invicto del campeonato, que debieron ser tres de no mediar la lamentable actuación del inefable González González, que anuló un tanto claramente legal a Willian José. Sin embargo, después no pudo aguantar ni en ritmo ni en intensidad, y sucumbió con estrépito en el segundo parcial ante un Barcelona que ganó en Liga aquí por vez primera en los últimos ocho años.

Este bajón que experimenta el equipo txuri-urdin en las segundas partes es extensible a lo que llevamos de campeonato y es una de las razones para entender su mala posición en la tabla. Si los partidos durasen solo los primeros 45 minutos, la Real se encontraría en puestos europeos con 29 puntos, ya que al descanso ha firmado siete victorias y ocho empates, y solo cuatro veces ha ido perdiendo. El bagaje goleador también le es claramente favorable con 19 tantos marcados y 13 recibidos. Únicamente el Real Madrid (40), Barcelona (36), Valencia (36), Villarreal (34) y Atlético de Madrid (31) tendrían una puntuación más alta que los blanquiazules.

Clasificación primeras partes

EquipoPtos.GEPGFGC
1. Real Madrid401170236
2. Barcelona361063175
3. Valencia36991155
4. Villarreal348101105
5. At. Madrid31710293
6. Celta298562115
7. Real Sociedad297841913
8. Girona277661311
9. Athletic276941010
10. Getafe2459585
11. Espanyol235861010
12. Sevilla182125714
13. Eibar18469716
14. Levante172116611
15. Betis173881120
16. Las Palmas17388514
17. Málaga162107510
18. Deportivo16379919
19. Alavés153610412
20. Leganés1529738

Ventajas desperdiciadas

El conjunto de Eusebio se ha retirado en ventaja a los vestuarios en siete ocasiones. En Anoeta contra el Villarreal (3-0), Eibar (2-0) y Barcelona (2-1) y fuera en las salidas a Riazor (1-2), Getafe (0-1), Girona (0-1) y el Wanda Metropolitano (0-1). En casa sujetó las dos primeras ventajas ante el submarino amarillo y el conjunto armero, de tres y dos goles respectivamente, mientras que se vio remontado por el cuadro azulgrana.

Fuera ha tenido más problemas para hacerlo, hasta el punto de que solo ha ganado uno de los cuatro partidos en los que se marchó por delante al descanso. Ocurrió en Riazor, en un final de partido trepidante con los goles de Llorente e Illarramendi después de que el Deportivo le igualase en el marcador en los primeros compases de la reanudación. Menos acierto demostró en las otras tres salidas en las que se marchó a los vestuarios en ventaja, porque se vio remontado en Getafe y en el Wanda Metropolitano y empatado por el Girona en Montilivi. Unos puntos importantes que volaron y que ahora le condenan a penar en la parte baja de la tabla.

Además de esos siete triunfos virtuales, en la mitad de los partidos registra ocho empates. En Anoeta frente al Valencia (1-1), Betis (2-2), Las Palmas (1-1) y Sevilla (1-1), cuatro encuentros de los que solo ganó el último, ya que perdió ante los chés e igualó con bastante fortuna a béticos y canarios. Otra buena oportunidad de llenar el zurrón que se fue al limbo, sobre todo ante estos dos últimos rivales.

Clasificación segundas partes

EquipoPtos.GEPGFGC
1. Barcelona491540344
2. At. Madrid371072195
3. Sevilla318741713
4. Valencia307932614
5. Betis308652218
6. Eibar287751715
7. Getafe256761513
8. Athletic2551041110
9. Leganés245103129
10. Villarreal236581617
11. Real Madrid23585911
12. Girona225771717
13. Celta2241051213
14. Levante214961015
15. R. Sociedad205591521
16. Espanyol20487613
17. Alavés19478916
18. Deportivo184691319
19. Málaga143511924
20. Las Palmas1334121032

A domicilio firmaba tablas en Balaídos (1-1), Mendizorroza (0-0), Bilbao (0-0) y Leganés (0-0). Aquí no le fueron tan mal las cosas, ya que terminó sumando siete puntos de doce gracias a los triunfos ante el Celta y el Alavés y el empate contra el Athletic. No sucedió así hace dos semanas frente a un Leganés que parece atravesar por un buen momento de forma a pesar de la acumulación de partidos que está soportando por su éxito en la Copa.

Solo ha ido perdiendo al descanso en cuatro ocasiones, y es curioso que tres de ellas hayan sido en Anoeta, frente a Real Madrid (1-2), Espanyol (0-1) y Málaga (0-1), duelos en los que solo rescató un punto al empatar contra el conjunto periquito. Fuera iba por detrás en el Ciutat de Levante y, lejos de remontar, sufrió un goleada en una mala noche.

Curva descendente

Estos datos demuestran que la Real dibuja un curva descendente muy acusada en las segundas partes, donde su rendimiento decae de forma alarmante. En este parcial entre los minutos 46 y 90 solo obtendría 20 puntos, con un balance de cinco victorias, cinco empates y nueve derrotas. El dato más elocuente es el que se refiere al saldo goleador, claramente negativo en este caso, con 15 tantos a favor y 21 en contra.

Al descanso firma siete triunfos y ocho empates, mientras que ha ido perdiendo cuatro veces

De las cuatro veces que iba por detrás, únicamente ha podido recuperar un punto ante el Espanyol en Anoeta

Fuera de casa se retiró en ventaja en Riazor, Getafe, Girona y el Wanda pero solo logró retener 4 puntos

En este segundo acto de los partidos sus números solo estarían por delante de los del Alavés, Deportivo, Málaga y Las Palmas, equipos inmersos en la lucha por evitar el descenso de categoría. Si se echa la vista atrás, es preocupante que solo se haya producido un resultado positivo en estos segundos periodos en las diez últimas jornadas, el del triunfo en casa ante el Sevilla (3-1), cuando fue capaz de ganar tras llegar empate al descanso la víspera de Santo Tomás. El resto se ha saldado con seis resultados adversos y tres empates.

Para tratar de encontrar una explicación a esta tendencia, habría que acudir al estilo de juego que práctica. El técnico quiere que sus jugadores realicen una presión alta e intensa en campo contrario con referencias individuales en lugar de zonales y eso supone un enorme desgaste físico que hasta ahora no ha sido capaz de soportar. Más en una temporada tan cargada de partidos, en los que ha tenido que doblar compromiso en la misma semana. Y ojo, porque en febrero le esperan ocho partidos, ya que además de la eliminatoria europea ante el Salzburgo, hay jornada liguera entre semana en la que visitará al Betis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos