Real Sociedad

La segunda Real Sociedad más goleada en medio siglo

Formación inicial del conjunto realista que encajó cinco goles el sábado en el Santiago Bernabéu. /ALTERPHOTOS
Formación inicial del conjunto realista que encajó cinco goles el sábado en el Santiago Bernabéu. / ALTERPHOTOS

El equipo que descendió a Segunda División con Lotina hace once años llevaba quince goles menos en contra a estas alturas. Solo en la 00/01 llevaba más tantos en contra que los 45 que ha encajado

MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

La Real es un coladero atrás. Que haya encajado 45 goles en 23 jornadas, a un ritmo de dos por partido, habla del desequilibrio que acusa su juego. Muchos han descendido con balances defensivos bastante mejores. Y es una sangría que no se detiene, como quedó demostrado en el Bernabéu. No solo por los tantos recibidos, sino por los que podían haber caído. Porque el Real Madrid estrelló dos balones en la madera, Asensio y Benzema fallaron dos goles cantados antes del descanso y el francés tuvo otras buenas opciones en la segunda mitad. Vamos, que no nos cayeron diez de milagro.

Lo único que le salva a los blanquiazules es su producción ofensiva, ya que con 43 dianas es el tercer conjunto más realizador ante la portería rival. Pero a nadie se le escapa que si atrás dejas la puerta abierta, es imposible ir muy lejos en el campeonato. Y esa debilidad sin balón es la que le está condenando a vivir en la segunda mitad de la tabla más tiempo del que preveía cuando arrancó la competición hace seis meses.

El pasado curso la Real ya fue el conjunto más goleado entre los diez primeros y eso que completó una gran temporada. Encajó 1,44 tantos de media -55 en 38 partidos- pero lo compensó con un fútbol ofensivo de alta escuela. Este año los rivales ya le conocen, por lo que marca menos diferencias en campo contrario con el agravante de que en defensa sus números son bastante peores. Los cambios que se han producido en la línea de atrás han provocado que la retaguardia se resienta.

El cuadro txuri-urdin no encadenaba siete salidas sin ganar desde la campaña 14/15 con Moyes

De hecho, la de esta temporada es la segunda Real más goleada en el último medio siglo desde el ascenso de Puertollano en 1967. Un dato para reflexionar. El peor balance defensivo en estos cinco últimos decenios es el de la campaña 00/01, cuando el cuadro blanquiazul era tercero por la cola consumidas las primeras 23 jornadas. Entonces llevaba 47 goles encajados y 26 a favor. Javier Clemente, que empezó la temporada en el banquillo, recibió 18 tantos en los seis partidos que estuvo hasta que fue destituido, a tres por encuentro, ya que el Celta y Rayo Vallecano le endosaron sendos 4-1 y el Barcelona se paseó por Anoeta con un 0-6 sonrojante. A estas alturas Periko Alonso ya había desfilado también por el banquillo y era John Toshack el que estaba al frente del equipo.

El bagaje defensivo es significativamente peor que el curso del descenso, el 06/07. A aquel equipo le faltaba talento e ideas en campo contrario, pero atrás no era de los que más encajaban. De hecho, llevaba 30 goles en 23 jornadas, quince menos que ahora. En ninguna había recibido más de tres tantos y en las visitas al Bernabéu y el Camp Nou perdió por 2-0 y 1-0, respectivamente.

Lo cierto es que la Real ha pasado problemas para mantener la categoría cuando ha sido tan vulnerable en defensa. Le ocurrió varias veces a comienzos de este siglo y, más recientemente, en la 10/11 con Lasarte, cuando llevaba 37 goles en contra a estas alturas -era el cuarto peor- y sufrió hasta la última jornada para mantenerse.

Estancado como visitante

La Real de Eusebio, además, ha visto frenada su trayectoria en los partidos a domicilio, donde había dado un paso adelante en las últimas temporada con el técnico lasecano. La pasada igualó el mejor registro histórico de triunfos fuera, con nueve, que hasta entonces compartían los equipos de Toshack de la 87/88 y el de Denoueix de la 02/03.

Este año empezó fuerte, con tres victorias en las cuatro primeras salidas a Balaídos, Riazor y Mendizorrotza. Pero desde entonces, un lejano 14 de ocubre, no ha vuelto a saborear las mieles del triunfo fuera. Entran dentro de lo razonable las derrotas en el Wanda y el Bernabéu -no así la paupérrima imagen ofrecida el sábado-, pero el resto ha sido una acumulación de frustraciones. En la anterior salida a Villarreal hace quince días hizo otro ridículo importante cuando ahora el Alavés ha sido capaz de ganar allí. Y anteriormente solo fue capaz de sumar un punto en las visitas al Getafe (2-1), Girona (1-1) y Leganés (1-0), tres ascendidos en los dos últimos años. En Bilbao empató sin goles.

Desde la campaña 14/15 con Moyes, la Real no estaba siete jornadas fuera sin ganar. En aquella ocasión se fue hasta la doce sin hacerlo, lo que le penalizó en la clasificación de forma importante. Y ahora la siguiente salida es a Mestalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos