Segunda B

El Sanse no se baja de la ola

El Sanse no se baja de la ola
Urresti

El filial txuri-urdin iguala el mejor registro de puntos en su historia (65) y se mantiene en la tercera posición

AITOR ARTIÑANO GARCÍA

La Real Sociedad B fue este sábado superior en feudo del Gernika y consiguió una valiosa victoria por 0-4 en pos de los playoffs de ascenso a la Liga 123. Pese a ser dominado en la primera parte por un batallador equipo vizcaíno, los guipuzcoanos consiguieron un magnífico tanto de Celorrio, y en los primeros minutos de la reanudación, arrollaron sin piedad a los locales, que se quedan con el único objetivo de luchar por los puestos coperos.

El Gernika comenzó dominando el juego, pero las verdaderas ocasiones de gol llegaron por parte de la Real Sociedad B durante el primer cuarto de hora siendo la más clara la de Sangalli, que disparó flojo al centro de la portería tras fallo de Diego Carrió que tuvo la ayuda de Petxarroman que sacó bajo palos. La posesión correspondía a los de la Villa Foral pero se intuía en los contragolpes que los potrillos podían hacer sangre, como así lo hicieron.

Sin embargo, el Gernika gozaría de la aproximación más clara. Llegó en una falta lateral botada por Carracedo que a punto estuvo de introducirse en la portería realista. Hasta entonces, los de Zulaika se habían posicionado muy bien en el campo y no habían recibido ningún acercamiento. El punta local Pradera peleaba todas las acciones y, fruto de esa presión, propició otra falta cuyo remate se paseó por la portería blanquiazul, en Urbieta de rojo.

Fue una jugada clave, porque justo después cambió totalmente el decorado del choque. El Sanse arrancó con velocidad y llegó el valioso gol de Celorrio que abría el marcador en Urbieta. El encuentro ralentizó el ritmo hasta que el árbitro decretó el descanso. La Real B estaba contenta con un gol que fue más psicológico que nunca, y un Gernika al que le afectó el mazazo recibido.

El segundo tiempo comenzó con menos brío y sin dominador claro porque ninguno de los dos contendientes se atrevieron a dar un paso adelante. Tuvo que ser en una acción fortuita cuando se decantó todo para los realistas. La ventaja se dobló con un tiro aislado desde lejos de Sangalli (minuto 51). Era la puntilla al partido a no ser que los forales se volcaran a partir de entonces de ahí hasta la conclusión.

La desgracia de Murgoitio

No solo no ocurrió, sino que el filial txuri-urdin sentenció la contienda con un cabezazo de Lapeña tras falta sacada desde el centro del campo. El equipo visitante era un ciclón y, poco después, llegó la desgracia para los vizcaínos en un centro desde la derecha de los blanquiazules que finalizó con un despeje de Murgoitio, introduciendo el balón mansamente en su propia portería.

La media hora restante sobró, tanto para uno como para otro. Y así fue. No pasó prácticamente nada aparte de varios remates atajados por ambos porteros.

Undécima jornada consecutiva sin conocer la derrota

Tras este nuevo triunfo, los realistas encadenan su undécima jornada consecutiva sin perder (8 victorias y 3 empates) que le asientan en la zona noble de la clasificación a tan solo dos puntos del líder Sporting B, que hoy tiene que jugar su próximo partido en Mareo, lugar de la próxima visita de los donostiarras fuera de su feudo. Y es que el filial realista se jugará en jornadas venideras sus aspiraciones de ascenso ante rivales directos. En Zubieta ante Mirandés, que este sábado volvió a vencer por la mínima de la mano del exdelantero ovetense Diego cervero y Racing de Santander, y el citado encuentro en Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos