Real Sociedad

Fiesta total en Zubieta con el playoff del Sanse

La plantilla del Sanse celebra con Imanol Alguacil, uno de los grandes artifices de este playoff, la victoria de ayer en el José Luis Orbegozo. /PEDRO MARTÍNEZ
La plantilla del Sanse celebra con Imanol Alguacil, uno de los grandes artifices de este playoff, la victoria de ayer en el José Luis Orbegozo. / PEDRO MARTÍNEZ

Dos goles de Celorrio y un magnífico tanto de Sangalli llevan a un Zubieta abarrotado al éxtasis en una tarde para la historia txuri-urdin

IMANOL LIZASOAIN

Han tenido que pasar más de doce años para volver a ver al Sanse luchando por ascender a Segunda División. Por aquel entonces, Gonzalo Arconada -ahora a los mandos del equipo femenino- dirigía al filial txuri-urdin y a sus órdenes estaban Imanol Agirretxe, Jon Ansotegi y David Zurutuza entre otros. Ahora, los protagonistas son otros. Desde Eneko Capilla hasta Marco Sangalli pasando por Alejandro Sanz o Robin Le Normand.

El Sanse logró ayer en un Zubieta hasta los topes la clasificación para disputar la fase de ascenso a la división de plata. Lo hizo sin miramientos. que se trajo consigo desde Cantabria a más de 500 aficionados.

3 Sanse

Zubiaurre, Gorosabel, Le Normand, Lapeña, Arrieta, Guevara, Sanz (Gorostidi, min. 75), Sangalli (Sola, min. 75), Capilla, Olaizola, Celorrio (Dávila, min. 66).

0 Racing

Iván Crespo, Miguel, De la Fuente, Juan, Casteñeda, Granero (Kike Rivero, min. 46), Jerin, Óscar (Heber, min. 46), Aquino, Acosta, César Díaz (Pau, min. 72).

Goles:
1-0: Celorrio, min. 6; 2-0: Celorrio, min. 13; 3-0: Sangalli, min. 51.
ÁRBITRO:
Herrero Arenas. Amonestó a los locales Lapeña y Arrieta.
inCIDENCIAS:
Lleno absoluto con más de 500 aficionados visitantes. Xabi Prieto, Roberto López Ufarte, Gorka Larrea o Alberto López estuvieron en Zubieta apoyando al filial realista.

Los de Aitor Zulaika fueron una apisonadora desde el minuto uno de partido y tardaron bien poco en ponerse por delante y dejar muy encarrilado el encuentro. El técnico azpeitiarra apenas introdujo cambios respecto al último partido que los potrillos disputaron en Mareo, donde lograron derrotar al entonces líder de la categoría por la mínima, el Sporting B. Zubiaurre fue el encargado de defender la portería. Le Normand y Lapeña formaron en la zaga junto a Gorosabel y Arrieta. Guevara, Sanz, Capilla y Sangalli se ocuparon del centro del campo y Celorrio y Olaizola buscaron los goles.

Fue precisamente el delantero realista quien abrió el marcador cuando todavía no se había cumplido el minuto diez. Los locales, volcados al ataque desde el comienzo del encuentro, hilvanaron una serie de pases cortos hasta que el esférico recayó en las botas de Capilla. El '10' txuri-urdin vio la subida de Sangalli por la banda derecha y filtró un magnífico pase entre líneas para que el extremo realista pusiese el balón de primeras entre el punto de penalti y el guardameta visitante. Ahí donde nadie puede llegar. Celorrio solo tuvo que tirarse de segada para batir a Crespo y firmar el primero del partido.

Más

El Sanse embotelló al Racing en su área y silenció a la ruidosa afición cántabra con el tanto de Celorrio. Juan Carlos Pouso daba órdenes a su jugadores, pero estos eran meros espectadores sobre el siempre bien cuidado césped del José Luis Orbegozo. Cuando los verdiblancos todavía no se habían levantado del sopapo inicial llegó el segundo tanto realista, otra vez con el delantero riojano como principal protagonista y con la banda derecha de nuevo en acción. Una acción por este lado terminó con un gran centro al segundo palo. Por allí se encontraba Kako Sanz, que no se lo pensó dos veces y conectó el esférico con un potente cabezazo que se estrelló en el cuerpo del portero racinguista. Por suerte para el Sanse, el rechace llegó a los pies de Celorrio, que no tuvo más que empujar el esférico al fondo de la red. Gran olfato goleador del delantero realista, que tras la salida de Jauregi al Córdoba se ha erigido como el ariete titular de los realistas. Si el primer gol cayó como un jarro de agua fría sobre el Racing, el segundo gol del Sanse en poco más de quince minutos terminó por hundir del todo a los visitantes.

Aquino y Acosta cerca del gol

El Racing se aprovechó de dos malas salidas de balón de Guevara para llevar el peligro a la meta de Zubiaurre. Primero fue Franco Acosta con un tiro que lamió el poste izquierdo y después una falta lanzada por Aquino se marchó pegada a la cepa del poste derecho. Fueron las dos ocasiones más claras de los cántabros en la primera mitad.

Los pupilos de Juan Carlos Pouso saltaron al césped en la segunda mitad con el convencimiento de acortar distancias en el luminoso, pero volvieron a llevarse una nueva bofetada de los locales cuando no habían pasado ni cinco minutos de la reanudación. Sangalli recogió un balón dividido en la media luna y dejó atrás a su par con un tremendo tunel. La parroquia txuri-urdin se levantó de sus asientos ante el atrevimiento del extremo realista que, ante la salida de Crespo, optó por la mejor opción, cruzar el esférico. El balón entró pegado al poste y el tercer gol blanquiazul subía al marcador. El Racing trató de buscar el tanto de la honra en los minutos finales, pero la zaga donostiarra no dejó ni un solo hueco y completó un partido realmente serio.

El Sanse logra así el objetivo por el que ha luchado toda la temporada, el playoff de ascenso a Segunda B. Además, los de Aitor Zulaika todavía pueden terminar primeros si ganan en la última jornada al Peña Sport y Mirandés y Sporting B pinchan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos