Segunda B

El Sanse corta ante el Gernika su buena racha

Los jugadores realistas lamentan el gol encajado, que acabó siendo el de la derrota./JOSÉ MARI LÓPEZ
Los jugadores realistas lamentan el gol encajado, que acabó siendo el de la derrota. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Los de Imanol Alguacil se muestran incapaces de remontar el gol de Madrazo en la primera mitad y caen en casa seis jornadas después

IMANOL LIZASOAINSan Sebastián

No iba a ser una tarea fácil y así fue. La Real vio cortada su racha de tres partidos consecutivos sin perder y sucumbió en Zubieta ante el Gernika por la mínima. Un gol en la primera mitad puso a los vizcaínos por delante. El marcador no volvió a moverse.

Los de Imanol Alguacil comenzaron el partido como nos tienen acostumbrados, mimando el balón y buscando trenzar jugadas con las que llegar al área defendida por Diego. Bien se le pudieron poner de cara las cosas a las donostiarras en el minuto siete, pero el colegiado anuló un gol de Muguruza por mano. Resaltar que mediada la segunda mitad el propio Muguruza acabó expulsado tras intentar un remate con la mano. El colegiado se percató de la pillería y dejó a los blanquiazules con uno menos. Previamente, en el 55, Berasaluze, delantero del Gernika, también dejó a su equipo con diez por doble amarilla.

0 Real Sociedad B

Zubiaurre, Gorosabel, Muñoz (Celorrio m.71), Le Normand, Lapeña, Guevara, Muguruza, Gorostidi (Olaizola m.76), Jauregui (Calvillo m.86), Capilla y Merquelanz.

1 Gernika

Diego, Calle, Iker Bilbao, Berasaluce, Carracedo, Otiñano, Madrazo (Larrucea m.84), Lander Olaetxea, Txema (Pradera m.66), Mikel Murgoitio y Enciondo (Barrón m.75).

GOLES:
0-1, Madrazo, min. 27.
árbitro:
Borja Martínez. Expulsó por doble amarilla al local Muguruza y al visitante Berasaluce. Expulsó con roja directa a Olaetxea en el 84.

El Sanse se hizo dueño y señor del esférico durante el primer cuarto de hora, pero en el 17, Berasaluce llevó el susto a la grada con un cabezazo que detuvo Zubiaurre. El partido se rompió con esta ocasión del Gernika. Vio posibilidades de anotar en Zubieta y se echó arriba. Robó un par de balones en la medular txuri-urdin que a la postre derivaron en diversas contras con cierto peligro. Los vizcaínos comenzaban a enseñar la patita.

Fruto de una de esas contras llegó el único tanto del partido. Enciondo realizó una gran conducción, se frenó en las inmediaciones del área blanquiazul y alzó la mirada. Vio como su compañero Madrazo rompía la línea de defensa txuri-urdin y filtraba un pase perfecto a su compañero, que en un escorzo lograba meter el balón en la portería de Zubiaurre. Tras el tanto del Gernika, el Sanse se volcó en ataque, buscando el tanto del empate. El Gernika, por su parte, bien pertrechado atrás, solventaba con facilidad los acercamientos locales. Además, Jauregui no tuvo su día y cayó en infinitos fueras de juego que le impidieron marcar en la fría tarde de ayer en Zubieta.

Con el 0-1 en el marcador y la sensación de que el Sanse se había merecido algo más por la insistencia en la búsqueda del gol se llegó al descanso en el José Luis Orbegozo.

Los cambios no funcionan

La segunda parte fue un monólogo del conjunto txuri-urdin.Lapeña tuvo el empate en un cabezazo al bote de un córner, pero se marchó por poco. Imanol Alguacil probó con sangre fresca y realizó los tres cambios. Celorrio, Olaizola y Calvillo probaron suerte, pero ayer el esférico no quiso entrar.

El Sanse se mantiene en la quinta posición y la semana que viene se medirán al líder, el Mirandés, que solo ha perdido un encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos