Real Sociedad

Kako Sanz, Muguruza, Ugarte, Arrieta y Otaño, bajas en el Sanse

Joseba Muguruza, triste tras la eliminación del Sanse ante el Fuenlabrada./LUSA
Joseba Muguruza, triste tras la eliminación del Sanse ante el Fuenlabrada. / LUSA

La Real Sociedad «agradece el esfuerzo y el compromiso mostrados por estos futbolistas»

DV

La gran temporada completada por el Sanse, que logró clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda A, confirma el buen momento que atraviesa desde hace años la cantera de Zubieta. Algunos de los jóvenes jugadores que componen su plantilla llamarán en un breve plazo a las puertas del primer equipo. Sin embargo, otros, como es lógico, tendrán que buscarse la vida lejos de Zubieta.

Es el caso del hasta ahora capitán del Sanse Alejandro 'Kako' Sanz, Joseba Muguruza, Andoni Ugarte, Odei Arrieta e Ignacio Otaño (cedido esta temporada en el Real Unión), que según ha comunicado este jueves la Real Sociedad, causarán baja definitiva y se desvincularán del club txuri urdin.

En su nota, la Real Sociedad «quiere agradecer el esfuerzo y el compromiso mostrados por estos futbolistas, al tiempo que les desea lo mejor para su futuro personal y profesional».

Sanz (Tudela, 1993) ha sido el jugador más veterano del Sanse esta temporada, el portador del brazalete de capitán. Facultades tiene todas, técnicamente es un fenómeno, pero ha tenido la mala suerte de que en su puesto en el mediocampo han salido grandes jugadores en la Real en los últimos tiempos que han terminado por adelantarle. La rapidez y verticalidad con la que se maneja Joseba Muguruza (Deba, 1994) en las bandas tampoco le ha bastado para ganarse un hueco en el primer equipo. Ha estado cerca, pero no ha terminado de coger el tren. Su edad, 24 años, ha podido ser uno de los factores que ha llevado a la Real a prescindir de él. Andoni Ugarte (Oñati, 1995) tampoco ha terminado de derribar la puerta del primer equipo en el puesto de central. Esta temporada no ha tenido muchos minutos y su salida parecía clara. Un caso similar es el de Odei Arrieta (Tolosa, 1996). Ha terminado jugando los últimos partidos, pero Aihen Muñoz y Ekaitz Jiménez vienen pidiendo paso y el club ha decidido que lo mejor es abrirle la puerta. También sale el portero Ignacio Otaño (Azpeitia, 1995), titular en el Real Unión.

La dificultad de saltar al primer equipo

La clasificación para las eliminatorias de ascenso a Segunda por el Sanse recuerda al logrado en 2006 por aquel equipo que se quedó a las puertas de la división de plata tras caer en el tiempo de descuento ante el Las Palmas. Con el paso de los años aquellos chavales serían el germen del renacimiento de este club, al que subieron a Primera División y llevaron hasta la Champions. Fue el caso de los Carlos Martínez, Mikel González, Zurutuza, Estrada, Elustondo, Agirretxe y compañía. Porque de aquel grupo no todos hicieron carrera en la Real. Díaz de Cerio, Xabi Castillo y Aritz Borda ficharon por el Athletic en 2009, el portero Mikel Saizar se estrenaría en Primera División con el Córdoba en 2014 y Manu García es el actual capitán del Alavés. Toño Ramírez también pertenecía a aquel equipo, aunque regresó a Donostia hace dos veranos después de salir del club.

Ahora la situación no es la misma que entonces, cuando hasta 13 jugadores llegarían a debutar en Primera. En el curso 05/06 tres juveniles jugaban regularmente en el filial -Agirretxe, Estrada y Elustondo- y el promedio de edad era de 19 años. El Sanse actual es mayor, de hecho el once titular promedia 22 años. Como referencia, el capitán saliente Kako Sanz es de la misma generación (1993) que Llorente o Juanmi, para que se hagan una idea.

Algo comprensible cuando cinco jugadores del filial de la pasada campaña dieron el salto al primer equipo, casos de Odriozola, Kevin, Zubeldia, Bautista y Guridi. Y otro chaval como Oyarzabal, con 21 años recién cumplidos, acumula ya a sus espaldas dos campañas y media en la máxima categoría.

Conviene tener presente esta circunstancia a la hora de valorar cuántos de estos chavales que han luchado por subir a Segunda tienen posibilidades de hacer carrera en la Real. Porque la realidad ha dictaminado que varios de ellos tendrán que buscarse la vida lejos de Zubieta, al igual que Eneko Jauregi, máximo goleador del Sanse en la primera vuelta y que salió en invierno para jugar en el Córdoba de Segunda. Y eso que solo tiene 21 años. Llegar a Primera no es nada sencillo ni jugar en Segunda tampoco, porque el de Muxika solo ha podido jugar minutos sueltos en diez partidos, ninguno de titular. Y eso que vinieron a buscarle.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos