Salzburgo: la cuna de Mozart rezuma cultura musical y cervecera

Salzburgo es uno de los destinos turísticos y culturales más atractivos de Europa, pese al frío propio de febrero. La ciudad austriaca, que no tiene vuelos directos de nuestros aeropuertos, tendrá temperaturas sobre los cero grados

Imagen de la ciudad de Salzburgo, a los pies de la fortaleza Festung Hohensalzburg. /Salzuburg Info
Imagen de la ciudad de Salzburgo, a los pies de la fortaleza Festung Hohensalzburg. / Salzuburg Info
O. O. G.

La afición txuri-urdin que desee acompañar a la Real Sociedad en su periplo por Europa tuvo motivos para sonreír ayer. Porque Salzburgo, la ciudad de Mozart y en la que Julie Andrews y Christopher Plummer rodaron la oscarizada 'Sonrisas y lágrimas', es un destino con gancho cultural, gastronómico, comercial... y cervecero. Sin olvidar el reclamo del esquí en los Alpes.

La ciudad en la que Wolfgang Amadeus Mozart nació y vivió sus primeros 25 años antes de instalarse en Viena es mucho más que eso. Rezuma música por cada uno de sus puntos cardinales y también es rica en actividad teatral. Pero la elegancia de sus calles y edificios evidencian que se puede disfrutar sin pisar un concierto o un teatro, pues tienen el poderío de trasladar a sus visitantes a otro siglo pretérito.

La ciudad

Población
150.000 habitantes. Es la cuarta más grande del país, tras Viena, Graz y Linz.
Idioma
Alemán.
Curiosidades
El compositor Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) nació y vivió 25 años.

Cómo llegar

En avión
Desde Bilbao o Madrid a Múnich, a 140 kilómetros de Salzburgo. Hay trenes (1h30) desde la ciudad bávara por 21,90 euros. La capital austriaca, Viena, queda a 300 kilómetros, y los trenes (2h15) cuestan desde 26,50 euros. El coche es otra opción. Londres es la escala más habitual para enlazar con Salzburgo. Con horarios poco apetecibles, el vuelo más barato costaba ayer 98 euros.

Dónde alojarse

Hoteles
Las habitaciones dobles para el día del partido más baratas ayer costaban 60 euros, pero la mayoría superaba los 80 euros.

La vida comercial y de ocio, se mueve en torno al río Salzach, que baña el centro histórico de la ciudad. La calle más popular es Getreidegasse, inconfundible por los letreros de estilo barroco de sus cafés y comercios. En el número 9 se encuentra la casa natal de Mozart.

Casi una sexta parte de las empresas en la región se vincula al turismo. Son tantos los viajeros que recibe, que muchas guías desaconsejan visitar la ciudad en verano si no es para acudir a alguno de sus festivales. Sin embargo, el viaje con la Real a Salzburgo tiene la inconveniencia del tiempo en febrero, pues hará frío. La temperatura media en esa época del año no llega a un grado sobre cero, aunque durante el día asciende casi a seis. El huso horario es el mismo que en Donostia.

Más de un aficionado templará el cuerpo en alguna de sus muchas cervecerías, influencia de Baviera. La Augustiner Braustubl es de visita obligada. Es un antiguo monasterio agustino y elabora cerveza con la receta de los monjes. La cervecera más popular es Stiegl, que ha levantado el museo más grande de Europa dedicado al oro líquido de cebada.

Salzburg Card

Dada su riqueza cultural, puede ser interesante adquirir la Salzburg Card, una tarjeta que permite el acceso gratuito a la mayoría de atracciones emblemáticas -incluidas iglesias, el funicular de la fortaleza, el teleférico de Untersberg y el barco panorámico-, el uso del transporte público y distintos descuentos en eventos. Cuesta entre 24 euros (24 horas) y 37 (72), y la mitad para niños y niñas. Se puede conseguir a través de esta página web.

Getreidegasse, la calle más popular
Getreidegasse, la calle más popular

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos