Real Sociedad

Así es el Salzburgo, rival de la Real Sociedad en la Europa League

Maxime Lopez, del Olympique de Marsella, disputa el balón con el israelí Munas Dabbur, jugador más relevante del Salzburgo, durante el duelo que mantuvieron en Marsella en la fase de grupos. /EFE
Maxime Lopez, del Olympique de Marsella, disputa el balón con el israelí Munas Dabbur, jugador más relevante del Salzburgo, durante el duelo que mantuvieron en Marsella en la fase de grupos. / EFE

Se trata de un equipo habituado a las competiciones europeas y que cuenta con el respaldo financiero de Red Bull

IKER MENDIASan Sebastián

El Red Bull Salzburgo será el rival de la Real Sociedad en dieciseisavos de la Europa League. Se trata de un adversario peligroso, si bien los txuri-urdin han evitado a los 'cocos' del sorteo como los célebres Arsenal y Milan, u otros con menos nombre pero igual de potentes como la Lazio, el Leipzig o el Dinamo de Kiev. Pero el Salzburgo es un clásico europeo de los últimos años, ya que viene participando en las diez últimas temporadas en Europa. Desde su estreno continental, en la campaña 1971-72, ha disputado en diez ocasiones la Champions League y en quince la Europa League o Copa de la UEFA.

Volviendo al presente, los austriacos fueron los campeones del Grupo I en la anterior fase de la competición con 12 puntos (los mismos que la Real) y por delante del Olympique de Marsella, que se quedó en 8. Su balance fue de tres victorias y tres empates, con un solo gol encajado. Los otros rivales fueron el Konyaspor turco y el Vitoria de Guimaraes portugués.

El Salzburgo es un equipo solvente, que sabe jugar y se maneja bien en las competiciones europeas. Respaldado por la multinacional de bebidas energéticas Red Bull, actualmente es segundo en la Bundesliga austriaca tras el Sturm Graz cuando se han disputado 19 jornadas. Quizá no tenga el nombre de los grandes conjuntos continentales pero lleva varios años haciendo las cosas bien, cuenta con respaldo financiero y en el campo atesora jugadores que pueden darte un disgusto si no juegas con la concentración y seriedad necesarias. Con todo, quizá su mayor mérito estribe en la capacidad de rehacer su plantilla cada verano ya que las piezas que más destacan se marchan a otros destinos más atractivos.

El equipo austriaco juega en el Red Bull Arena, inaugurado en 2003 y con capacidad para 31.895 espectadores, muy similar por tanto en capacidad al estadio de Anoeta.

El Red Bull Arena de Salzburgo.
El Red Bull Arena de Salzburgo.

Parón invernal

Un detalle curioso de esta eliminatoria llega desde el punto de vista de la preparación. La liga austriaca se disputa desde julio hasta mayo y sufre un parón invernal desde diciembre hasta febrero, con lo que se da la paradoja de que los austriacos apenas llevarán unos pocos entrenamientos antes de enfrentarse a la Real. Veremos si esta particularidad beneficia a los realistas, cuyo estado de forma entonces también es una incógnita, o si finalmente no influye en el devenir de la ronda.

En lo meramente deportivo el delantero israelí DaBbur Muanes, que militó en el Maccabi Tel Aviv, es uno de sus jugadores más destacados, con 12 de los 40 goles marcados en lo que va de temporada en la liga y con cinco de los once tantos que ha marcado el club en la Liga Europa.

El entrenador es el alemán Marco Rose, de 41 años, exjugador del Mainz 05, equipo en el que colgó las botas en 2012. Tiene la difícil tarea de hacer olvidar a un técnico que dejó una gran huella en el equipo austriaco, Roger Smith, que en 2015 hizo las maletas para dirigir al Bayer Leverkusen. Sus grandes figuras de aquella época también salieron, entre ellos Jonathan Soriano, que llegó desde el F.C. Barcelona y ahora milita en el Beijing Guoan de China. Más lejana en el tiempo queda otra etapa gloriosa de este club, cuando en 1994 logró ser subcampeón de la entonces llamada Copa de la UEFA.

El peligro viene de Oriente

Además del israelí Muanes, el Salzburgo cuenta con otros dos futbolistas peligrosos, que la Real deberá atar en corto. Hablamos del coreano Hee-Chan Hwang (21 años) y el japonés Takumi Minamino (22 años), jóvenes pero sobradamente preparados. Los tres suelen formar el tridente ofensivo.

Su mayor éxito en la Liga Europa ha sido hasta ahora los octavos de final en los que perdió en 2013 ante el Basilea suizo, aunque desde 2005 nunca se han conseguido meterse en la Liga de Campeones. La actual apuesta de los propietarios del Salzburgo es la cantera. Más aún tras ganar su equipo de juveniles la última edición de la Youth League.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos