menos mal que no salió de pedro

Cinco penaltis

A la Real no le hace falta forzar la maquinaria para divertirse en Skopje ante un débil Vardar al que desvistió en una noche mágica

Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

De los errores se aprende y se demuestra

Los realistas demostraron que la lección de San Petersburgo no cayó en saco roto. ¿Ganas porque el rival no da la talla? ¿O el rival no da la talla porque no le dejas? La realidad es que los de Eusebio pasaron como una apisonadora por el Fillip II. Y lo hicieron con dos debutantes en Europa como Gorosabel y Zubeldia. Zubieta manda.

  • 2

El duende de Oyarzabal y el póker de Willian José

La vida es mucho más fácil cuando en tu equipo juegan Oyarzabal y Willian José. El eibarrés, que el próximo miércoles cumplirá dos años desde que debutó, ha marcado esta temporada cuatro goles en cinco partidos de Liga, y ayer se estrenó en Europa con el más difícil. El primero. El brasileño, por su parte, evidenció que es un delantero total tras anotar cuatro goles de todas las formas posibles.

  • 3

La portería a cero y la confianza de Rulli

La Real dejó a cero la portería por segundo partido consecutivo, un dato nada baladí después de haber encajado dieciséis goles en los cinco anteriores. Ayer Rulli evitó el empate en un mano a mano con Bersaghian, en la única ocasión peligrosa que tuvo el Vardar. El argentino falló en San Petersburgo y necesita ir recuperando sensaciones. Cada día que finaliza sin encajar es un grano más de confianza.

  • 4

Dos estilos similares y un dominador claro

Eusebio advirtió en la previa que el encuentro sería una lucha entre dos equipos a los que les gusta llevar el peso de los partidos y dominar el ritmo de juego, pero el choque discurrió por otros derroteros. La superioridad realista fue tal que durante todo el partido acumuló posesiones superiores al 70%, disparó 31 veces a gol y generó ocasiones de todos los colores.

  • 5

Con un ojo en Rusia y otro en la Liga

Con el partido resuelto, la atención se centraba en dos focos. El resultado en San Petersburgo entre el Zenit y el Rosenborg y el de la Real, que aclaran el camino hacia a los dieciseisavos de final. Tras el choque en Skopje toca cambiar de chip. El abultado resultado en el Fillip II permitió a Eusebio pensar en el partido del lunes ante el Espanyol en Anoeta y dar descanso a Oyarzabal, Illarramendi y Willian José, los que no jugaron de inicio en Rusia.

Fotos

Vídeos