Real Sociedad

La Real Sociedad no espera sorpresas

Rulli estira al acabar un entrenamiento en Zubieta. El portero seguirá en la Real esta temporada.
Rulli estira al acabar un entrenamiento en Zubieta. El portero seguirá en la Real esta temporada. / ARIZMENDI

No hay negociaciones abiertas con ningún club en el último día del mercado de fichajes y no habrá altas ni bajas

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Hoy se cierra definitivamente el mercado de verano. El hecho de que el aficionado de la Real afronte inquieto estas últimas horas que faltan hasta la medianoche es la mejor muestra de que el equipo ha hecho bien las cosas. En las últimas semanas muchos de los jugadores de la Real han sido situados en equipos lejos de Zubieta, pero, salvo sorpresa mayúscula que nadie espera en la planta noble de Anoeta, Eusebio seguirá teniendo mañana el mismo plantel.

La Real se quedará como está, es decir, con Rulli e Iñigo, los dos jugadores que en las últimas semanas han despertado el interés del Nápoles y el Barcelona, respectivamente. Ninguno hará las maletas. La de hoy será una jornada tranquila en los despachos. Ha sido la tónica de días anteriores y no se esperan sobresaltos ni imprevistos porque la Real no está en negociaciones con ningún club.

El agente de Rulli, Facundo Fraga, descartó ayer cualquier cambio de aires de su representado. «Se queda en la Real», sentenció en Radio Marca, por lo que el enésimo culebrón en torno al portero queda cerrado por esta vez. «Rulli es jugador de la Real y tiene contrato hasta 2022. No es verdad que haya firmado un contrato con el Nápoles -como se ha publicado en Italia- porque un jugador no puede firmar un contrato con otro club cuando tiene uno vigente».

Las claves

Rulli
La continuidad de Reina en el Nápoles ha frenado la posible salida de Rulli de la Real en dirección a Italia I
Iñigo
Su entorno apunta que el jugador solo piensa en recuperarse para jugar en Riazor la semana que viene
Plantilla
Eusebio cuenta con 23 jugadores en el primer equipo, más Guridi y los canteranos del Sanse

Confirmó, como ha contado este periódico, que el Nápoles trasladó a la Real su interés en hacerse con Rulli en el caso de que su portero Reina saliera al PSG, pero ese movimiento, cerrado ayer el mercado fuera de España, finalmente no se ha producido y no ha habido nada de qué hablar.

Rulli volverá a San Sebastián cuando termine la concentración con la selección de Argentina, seguirá defendiendo la portería de la Real en Europa y tratará de ganarse un puesto esta temporada para jugar el Mundial de Rusia el año que viene.

Algo similar ocurre con Iñigo. A medida que se ha acercado el cierre del mercado las posibilidades de que recalara en el Barcelona han ido menguando hasta el punto de que solo una carambola mayúscula, un efecto cascada de intercambio de jugadores en las últimas horas como no se recuerda en la Real, podría hacer que hoy acabara fuera. Ni él, ni el club lo esperan -«su único objetivo es superar las molestias que tiene y jugar en Riazor», apunta su entorno-, pero, insistimos en que solo los grandes como el Barcelona son los que tienen los millones y los que pueden afrontar operaciones a última hora como ésta. Hasta las 23:59 horas todo es posible.

A pesar de los problemas del Barcelona en las dos últimas temporadas, tanto en el eje de la zaga como en los laterales, Valverde arriesgará al afrontar el primer tramo de la temporada con tres centrales que ya superan la treintena: Piqué, Mascherano y Vermaelen. El cuarto es Samuel Umtiti. A Valverde le gusta Iñigo, lo normal es que si se mantiene en el banquillo azulgrana antes o después trate de incorporarlo a su plantilla, pero por ahora las apuestas del Barça se centran en la línea de ataque.

Tres fichajes

Lo mismo ocurre en la Real en dirección contraria, en lo relativo a las altas. El capítulo de incorporaciones está cerrado. La Real será de los pocos equipos de Primera que no moverá ficha, no le hará falta descolgar el teléfono porque ha hecho el trabajo con tiempo. En los dos últimos meses han llegado para el primer equipo Diego Llorente (Real Madrid), Adnan Januzaj (Manchester United) y Alberto de la Bella (Olympiacos), lo que unido a la conservación de los principales pilares de la plantilla, con la excepción de la salida de Yuri Berchiche al PSG, da como resultado un plantel con enormes posibilidades. La Real tiene un equipo joven y de gran talento, con un vestuario unido en base a un origen común: 14 de los 23 jugadores de la plantilla son canteranos.

Como era su deseo, tras las salidas de Gaztañaga (Nástic), Granero (Espanyol), Markel (Getafe), Zaldua (cedido al Leganés), Bardají (Huesca), Hervías (Eibar), Oyarzun (Zaragoza) y Mikel (Zaragoza), Eusebio se quedará con 23 jugadores: Rulli y Toño (porteros); Carlos Martínez, Llorente, Iñigo, Aritz, Kevin, Navas, De la Bella, Odriozola, (defensas); Illarramendi, Zubeldia, Pardo, Prieto, Zurutuza (mediocampistas) y Januzaj, Canales, Oyarzabal, Juanmi, Agirretxe, Vela, Willian José y Bautista (delanteros). A ellos se suman Guridi, que tendrá ficha federativa del Sanse pero que estará en la dinámica del primer equipo, y jugadores de la cantera como Guevara o Gorosabel que estarán cerca.

El técnico vallisoletano considera esta cifra ideal para mantener la tensión competitiva en los entrenamientos y que todos los jugadores se vean con opciones de jugar. Su apuesta por el balón dará lustre a figuras consagradas como Zurutuza, Illarramendi y Xabi Prieto que desplegarán sin ataduras el fútbol que atesoran. Es la nueva Real, la Real de Eusebio.

Más

Fotos

Vídeos