Real Sociedad

El Rosenborg saldrá a la defensiva pensando en puntuar

Rueda de prensa del Rosenborg
Rueda de prensa del Rosenborg / Twitter: Real Sociedad

Ingebrigtsen, técnico del Rosenborg, resta valor al buen inicio txuri-urdin y ve opciones de «sacar algo positivo»

A. V.

No esperen este jueves un Rosenborg volcado al ataque. Tiene pinta de que su entrenador Kare Ingebrigtsen (Trondheim, 1965) va a aparcar el autobús en su portería por lo que se desprende de sus primeras palabras este miércoles por la tarde en la rueda de prensa en Anoeta, minutos antes de que sus jugadores pisaran el césped. Su filosofía en esta fase de grupos, en el estreno ante la Real, lo ha resumido en una frase: «No se trata de meter goles sino de obtener puntos. No hay que olvidar que tenemos seis partidos por delante». Así que será un milagro que sus jugadores se manifiesten este jueves con la misma prepotencia con la que se mostró él en su comparecencia. Ingebritsen ha menospreciado el buen arranque de la Real en Liga -«quizás ha tenido suerte al ganar los tres partidos de Liga»- y para reafirmarse en esta idea no han dolido prendas al asegurar que después de 19 visitas a equipos de la Liga en competición europea con un raquítico balance de una victoria, la conseguida en Mestalla ante el Valencia en 2007, «en esta ocasión tenemos más esperanzas de sacar algo positivo que las que teníamos entonces».

Como casi siempre en ruedas de prensa como ésta, las traducciones han sido infinitamente más breves que la respuesta del protagonista en noruego. A la pregunta de qué jugador de la Real le preocupa más, el técnico del Rosenborg ha tirado de tópico. Si ha dicho algo más en su idioma lo desconocemos: «No hay uno en concreto sino que destaca más su colectivo».

Sí ha confesado que ha hablado con Kvarme de la Real. Poco más se ha explayado. Algo más ha dicho del papel que quiere tener el Rosenborg en esta Europa League: «Queremos ser un equipo difícil de batir en esta fase de grupos y ser un candidato a pasar».

Y se ha tomado a cachondeo que se le preguntara si pretende alinear de inicio a su jugador más en forma, el extremo nigeriano Adegbenro. «Sin comentarios», ha respondido. Para añadir después en noruego y entre risas que «es mejor que sea suplente...», en alusión a que siempre que ha sido así ha terminado siendo decisivo con sus goles.

Ingebrigtsen dirige al Rosenborg desde julio de 2014 con el que suma 143 partidos a una media de 2,16 puntos (ha ganado 95 y ha empatado 24). Su última victoria llegó en Liga el pasado fin de semana. «Estuvimos bien. Es cierto que llevamos muchos partidos a nuestras espaldas -Liga, Copa y las previas de la Europa League- pero afortunadamente hace poco tuvimos descanso por los compromisos de las selecciones y esperamos dar el mismo nivel de nuestro último partido. De los partidos ante el Celtic y el Ajax hemos aprendido que tenemos que jugar tanto arriba como abajo».

Habrá que esperar a este jueves para ver qué puede ofrecer su equipo. Si gana a la Real será uno de sus mayores logros en una carrera como entrenador que comenzó en noviembre de 2006 en el Ranheim de la Segunda de Noruega. Pasó luego por el banquillo del Rosenborg, en el que ejerció de segundo apenas 48 días; siguió en el el Bodø/Glimt, entre enero de 2008 y mayo de 2011 con el que sumó 91 partidos, y desde allí, en julio de 2012 se incorporó como asistente al Viking, en el que estuvo hasta julio de 2014. Fue jugador del Rosenborg en tres etapas y entre 1992 y 1994 estuvo en el Manchester City.

El capitán, respetuoso

El capitán Jensen sí ha mostrado respeto por la Real. Ha reconocido que para tratar de frenar a Illarramendi-Zurutuza y Prieto va a ser «importante» hacer una «muy buena labor defensiva» y no ha tenido ningún problema en reconocer que sus compañeros y él van a afrontar el partido con «tranquilidad» y «cuando tengamos alguna ocasión esperamos poder aprovecharla».

Cuando se le ha interrogado por los tres partidos que ha ganado la Real en Liga ha dicho que el Rosenborg no tiene que sentirse presionado porque «al fin y al cabo hemos hechos buenos resultados en Noruega».

Respecto a las opciones de su equipo para superar esta fase, el capitán se ha mostrado optimista en palabras que no en tono y gesto: «Creo que sí se puede pasar de fase. Vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible. Hay que tener respeto a los equipos, pero vamos a por todas porque ésta es una oportunidad que no se da siempre».

Ha negado que se hayan fijado en algún jugador en concreto de la Real. «Tienen jugadores muy buenos así que nos preocupamos más por el bloque».

Fotos

Vídeos